Archivo de la etiqueta: vacuna

Intensifican vacunación anti-Covid-19 en Contramaestre

En medio de un entorno favorable para avanzar de manera más acelerada en el proceso de vacunación contra la Covid-19, el santiaguero municipio de Contramaestre acciona hacia ese empeño, poniendo énfasis en la recuperación de personas que aun no habían iniciado o completado el esquema de inmunización por una u otra razón. Al mismo tiempo prosigue la inoculación de vacunas cubanas a la población pediátrica y a los convalecientes de la enfermedad.

Con el objetivo de completar la vacunación con al menos una dosis a toda la población de Contramaestre, se ha trabajado de manera intensiva en las tres áreas de salud de este territorio santiaguero.

A este municipio oriental se le garantizó las dosis necesarias para asumir la inoculación de todos los grupos poblacionales. Las personas que padecieron la enfermedad antes del 26 de julio recibieron el preparado Soberana-Plus.

Alternativas anti-Covid-19

A aquellos a los que no se les había administrado ninguna dosis se les inoculó el inmunógeno Abdala, mientras que en la población pediátrica fueron vacunados con soberana 02 los niños y adolescentes comprendidos en las edades de dos a once y de doce a 18 años.

Para los pacientes alérgicos al tiomersal también se garantizó la vacuna y se mantuvieron activados los sitios clínicos necesarios para el avance de manera escalonada en el proceso de vacunación.

Gracias a la labor de los profesionales de la salud pública, así como cientos de voluntarios y personal administrativo, en estos momentos la inmensa mayoría de la población de Contramaestre ha sido vacunada con al menos una dosis de las formulaciones cubanas contra la Covid-19.

Agradece Liz Gabriela la vacuna de la esperanza

Con sueños y alegrías Liz Gabriela Brizuela Cabrera, acudió al vacunatorio a inmunizarse contra la Covid-19.  No asistió sola; su abuela la llevaba de mano con la certeza de que su nieta recibiría la vacuna de la esperanza.

En el local aguardaban otros niños en espera de la primera dosis del amor y la salvación. El llanto era apenas perceptible, porque médicos y enfermeras con su inteligencia y manos prodigiosas, calmaban el temor haciendo del pinchazo un dolor nada intenso.

Luego de vacunarse con Soberana 02, la niña de seis años dice gracias, mientras que con rostro tierno se pone de pie junto a su abuela en expectativa de la observación indicada por hora.

Guardando prudente distancia y con su nasobuco puesto como protección, Liz Gabriela juega con su muñeca Pilar, con quien sostiene una amigable conversación diciéndole que está feliz porque no enfermará de un virus y que muy pronto va para su escuela.

Otros niños son chequeados con detenimiento en el vacunatorio para comprobar la reacción, donde instructores de arte disfrazados de payasos hacen reir a los pequeños con sus cuentos de fantasías y música infantil.

¿Abuela, quedan otros pinchazos?- pregunta Liz Gabriela. Por hoy no-, le responde la abuela; luego tenemos que venir a este lugar para matar ese coronavirus que mucho tiempo te ha resguardado en casa.

¿Y Pilar se puede vacunar? insiste la infante. No, le responde la Doctora; Pilar es tu muñeca de compañía que alivia tu vacuna. ¿Muy pronto iré a la escuela? Sí, en noviembre próximo será la arrancada para que estés en tu grupo con pioneros alegres, para aprender a leer, a contar, escribir; aprender a decir poesías e interpretar canciones; a ver brillar el sol.

Transcurrida la hora, se retiran del vacunatario Liz Gabriela y su abuela para regresar a casa y esperar 28 días tras la inmunización con Soberana 02. Brazos diminutos vacunados por vez primera contra la Covid-19 ya conquistan sueños y auguran un mañana promisorio.

CECMED: Soberana Plus recibe autorizo de uso en emergencia para convalecientes de COVID-19 mayores de 19 años

El Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) aprobó este jueves 23 de septiembre la Autorización de Uso en Emergencia (AUE) a la vacuna cubana Soberana Plus, cuyo titular es el Instituto Finlay de Vacunas (IFV).

Con este autorizo se amplía su indicación en la población convaleciente de COVID-19 mayor de 19 años de edad,  con dos meses o más de su alta médica hospitalaria o domiciliaria, conforme a lo dispuesto en las regulaciones y disposiciones vigentes, una vez que se ha demostrado que cumple con los requisitos exigidos en cuanto a calidad, seguridad e inmunogenicidad para este grupo poblacional.

El equipo de inspectores del CECMED se encuentra esta semana realizando las inspecciones a los sitios clínicos en Cienfuegos y desde allá culminaron el proceso de evaluación de esta vacuna, con vistas a agilizar el proceso de vacunación de todos los convalecientes en el país, informó la autoridad reguladora cubana.

El ensayo clínico Fase I de Soberana Plus, abierto, incluyó 30 hombres y mujeres en edades desde 22 hasta 57 años, convalecientes de COVID-19, que habían sido diagnosticados como leves, y asintomáticos o subclínicos. Los participantes se incorporaron al estudio como promedio ocho meses después del alta hospitalaria o del diagnóstico serológico de infección por SARS-CoV-2.

Además de su seguridad y tolerancia, los resultados más notables dieron cuenta de la fuerte respuesta inmune desarrollada, lo que también fue confirmado en un ensayo Fase II con un mayor número de participantes. La vacuna produjo un gran aumento en los niveles de anticuerpos el día 28 post-vacunación con valores medios 21 veces superiores que los niveles pre-vacunación de los sujetos estudiados.

 

El pasado 20 de agosto, y después de concluido el riguroso proceso de evaluación de los candidatos vacunales Soberana 02 y Soberana Plus, el CECMED decidió otorgarles el Autorizo de Uso en Emergencias (AUE) a estas vacunas conforme a lo dispuesto en las regulaciones y disposiciones vigentes, para su esquema combinado de dos dosis de Soberana 02 más una dosis de refuerzo de Soberana Plus, en personas mayores de 19 años de edad.

Dicho esquema alcanzó una eficacia del 91.2%, en la prevención de la enfermedad sintomática, en su ensayo clínico fase III.

En días recientes la prestigiosa revista internacional The Lancet Regional Health-Americas, de la serie Lancet, inclutó en sus páginas la primera publicación de un ensayo clínico diseñado específicamente para estudiar el impacto de una vacuna en personas que ya padecieron COVID-19 y están en riesgo de reinfección. La protagonista del texto es justamenta la vacuna cubana Soberana Plus.

Dicha publicación en esta revista de alto impacto y revisión por pares (peer review) avala los resultados del inmunógeno cubano, en especial su rol en la prevención de reinfecciones por nuevas variantes del SARS-CoV-2, como la delta, en personas convalecientes.También, y no menos significativo, su potencial como dosis de refuerzo para otras vacunas, independientemente de la plataforma tecnológica en la que se hayan desarrollado.

Con información Cubadebate

Comprará Vietnam 10 millones de dosis de vacuna cubana antiCovid-19

Hanoi, 20 sep (Prensa Latina) Vietnam decidió hoy comprar a Cuba 10 millones de dosis de la vacuna anti-Covid-19 Abdala para administrarla en situaciones de emergencia, coincidiendo con la visita a la isla del presidente Nguyen Xuan Phuc.

 

Una resolución del Gobierno vietnamita encomendó a su Ministerio de Salud consumar la transacción y, en coordinación con las agencias especializadas locales, hacer las pruebas de rigor para validar la calidad del inmunizante, producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en La Habana.

Cuba también confirmó ayer que transferirá a la nación indochina la tecnología para producir la Abdala, una de las tres vacunas de fabricación propia empleadas en su campaña de inmunización.

Vietnam se convertirá así en el primer país fuera de Cuba en producir ese fármaco, cuyo uso de emergencia aprobó el sábado.

‘Muchas gracias, Cuba (…) por la disposición de cooperar para la producción de Abdala en Vietnam’, dijo el domingo el presidente Xuan Phuc durante un encuentro con el primer ministro Manuel Marrero.

Ayer, también en La Habana, el Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba y la compañía vietnamita Sovico sellaron un memorando de entendimiento para establecer alianzas en el campo de los inmunógenos antiCovid-19 y el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles.

Como parte de los planes bilaterales de fortalecer la cooperación en el sector biotecnológico, el CIGB y el Centro de Investigación y Producción de Vacunas y Productos Biológicos Médicos de Vietnam suscribieron un documento similar.

Cuba, único país latinoamericano con tres vacunas propias contra la Covid-19 (Abdala, Soberana 02, Soberana Plus), también dispone de los candidatos vacunales Soberana 01 y Mambisa, una de las pocas en el mundo que se administra por vía nasal.

Desde el jueves, expertos cubanos y de la Organización Mundial de la Salud están en contacto para validar a las dos primeras, cuya eficacia contra la aparición de síntomas de la enfermedad es superior al 90 por ciento.

Contramaestre agradece vacunación pediátrica antiCovid-19

Giesy Yisel Ríos Rosales, llegó muy temprano con sus padres al Consultorio médico ubicado muy cerca del seminternado Juan Fajardo Vega, en Contramaestre, donde recibió la primera dosis de la vacuna Soberana, asistió de manera voluntaria, como todos los niños que estaban allí. En su cuerpo ya tiene un inmunógeno antiCovid-19, de probada eficacia.

Su madre Igleidi Rosales Ortega, quien labora como maestra primaria y apoya la vacunación pediátrica contra la Covid-19, expresó también su agradecimiento y confianza en la Revolución cubana.

Escuchar audio

Júbilo y confianza en vacunación de estudiantes en Contramaestre

Con la vacunación a los estudiantes de grados terminales en la enseñanza media, técnica profesional y los de formación pedagógica de tercero y cuarto años, comenzó en el santiaguero municipio de Contramaestre el proceso de vacunación a los menores de 19 años.

Para la vacunación de este sector poblacional en este territorio oriental se habilitaron tres puntos uno ubicado en el palacio de los matrimonios en el centro de la ciudad de Contramaestre, otro en la sala de rehabilitación del reparto Patricio Lumumba y un tercero en el poblado de Baire.

Con el objetivo de desconcentrar todo lo posible a los estudiantes, la inmunización se ha organizado por consejos populares comenzando por los de mayor índice poblacional como son Frank País, Patricio Lumumba, Baire, Pueblo Nuevo y Los Negros.

Según el máster en ciencias Emmanuel Mustelier Rosales, Jefe de Departamento de Preuniversitario en la Dirección Municipal de Educación del municipio Contramaestre, en un primer momento han sido inoculados con la vacuna Abdala, 381 estudiantes de Preuniversitario, 270 de la Enseñanza Técnica Profesional y 16 de formación pedagógica.

En Contramaestre se desarrolla la vacunación con total normalidad y se aprecia entre los jóvenes y sus familiares júbilo y confianza por la inmunización, a lo cual se suma la alegría por un cercano regreso a las aulas una vez cumplan el esquema corto de 0-14 y 28 días.

Las imágenes comunes en los centros de vacunación son las de padres acompañando a sus hijos a este momento trascendental en la batalla que se libra en Contramaestre contra la pandemia.

Como se ha anunciado el plan de vacunación de Cuba para los niños, adolescentes y jóvenes contempla 3 grupos. Primero estarán los alumnos de Preuniversitario y educación pedagógica, posteriormente se continuará la inmunización con los de secundaria básica y finalizarán con los de la enseñanza primaria.

En la actualidad, Cuba es la única nación latinoamericana y una de las pocas en el mundo que llevan a cabo una vacunación masiva haciendo uso de fórmulas anti-Covid creadas y producidas en sus propios laboratorios.

Administra Cuba más de nueve millones de dosis de candidatos anti-COVID-19

La Habana, 30 jul (ACN) Nueve millones 169 mil 319 dosis han sido administradas con los candidatos vacunales anti-COVID-19 cubanos hasta el 28 de julio, informó hoy el Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap).

De acuerdo con el reporte, hasta la fecha tres millones 504 mil 781 personas han recibido al menos una dosis de uno de los candidatos vacunales cubanos; de ellas ya tienen segunda dosis tres millones 104 mil 365 personas y tercera dosis dos millones 560 mil 173.

Sobre la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo, señala la autoridad sanitaria que desde mayo de 2021 participan trabajadores de la salud, de BioCubaFarma, estudiantes de Ciencias Médicas y otros grupos de riesgo; así como la población de territorios seleccionados por etapas.

Se han administrado en este grupo un total de ocho millones 572 mil 21 dosis.

💉 El Minsap informa al cierre del 28 de julio, 9 169 319 dosis han sido administradas con los candidatos vacunales cubanos anti-COVID-19.
👉Primera dosis 3 504 781
👉Segunda dosis 3 104 365
👉Tercera dosis 2 560 173 pic.twitter.com/elI1UcQkGd

Como parte de las investigaciones asociadas a los candidatos vacunales cubanos anti-COVID-19 Soberana 02 y Abdala (ya es vacuna), fue realizado un estudio de intervención dirigido a sujetos en grupos de riesgo y que podían aportar datos relevantes.

En dicho estudio, aplicado en las provincias de La Habana, Santiago de Cuba, Granma y Guantánamo, se han administrado 447 mil 934 dosis.

Refiere el Minsap que desde el pasado mes de marzo se desarrollan ensayos clínicos con los candidatos vacunales cubanos Soberana 02, Abdala y Soberana Plus (para convalecientes), cuyos participantes son sujetos voluntarios seleccionados por los investigadores.

Se administraron en estos 149 mil 364 dosis, excluyendo de esta cifra los placebos administrados durante los Ensayos Clínicos; del total recibieron una primera dosis 55 mil 707, una segunda 54 mil 286 y una tercera 39 mil 371.

Tomado de Cubadebate

Vacunación con Abdala concluye con éxito en poblado de Baire

La Licenciada en enfermería Dailys Zulueta Valdéz, coordinadora en el área de salud de Baire ofrece pormenores a Radio Grito de Baire de cómo cerró en este demarcación de Contramaestre la intervención sanitaria con la vacuna Abdala en su tercera dosis.

Con un plan de 16 mil 110 sujetos a vacunar recibieron el inmunógeno un 98 por ciento lo que define, en esta tercera dosis, anticuerpos para combatir la enfermedad y en caso de ser infectados evita sus síntomas graves.

A su vez desde este martes se inició la recuperación según esquema de vacunación con primera dosis para aquellos pacientes que por diversas razones no pudieron hacerlo en la primera vuelta de la intervención sanitaria.

Redactado por Adyanis Castillo.

CIGB, uno de los proyectos descomunales de Fidel (+ Fotos y Video)

Que en 1976, en California, Estados Unidos, se creara la primera empresa biotecnológica en el mundo, la Genetic Engineering Tech, Inc. (Genentech, Inc.), seguramente no sorprendió. Pero que en 1981, Cuba emprendiera el desarrollo de la industria de la biotecnología, cuando no había similares en la región, ni siquiera en Europa, sí fue noticia.

En su capacidad visionaria, Fidel sabía que el futuro de Cuba tenía que ser, necesariamente, de hombres de ciencia. Lo expresó en 1960, cuando un 25 por ciento de la población cubana era analfabeta y otro tanto de personas funcionaban como tal, aunque sabían leer y escribir. Vino entonces la Campaña de Alfabetización, la construcción de escuelas y centros asistenciales de salud, la preparación de los científicos.

Un acontecimiento importante en la historia de la biotecnología cubana fue la creación el 1ro de julio de 1965 del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), conocido como el padre de las ciencias en la Mayor de las Antillas. Le sucederían otros igual de respetables, entre ellos, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

En la gesta del CIGB: estadounidenses, finlandeses y mucho Fidel
George Thomas Leland, un congresista norteamericano de Texas, venía a Cuba con cierta frecuencia, dada su vocación social. En una ocasión Fidel le habla de su preocupación con el tema del cáncer. George le comenta sobre el uso del interferón en instituciones médicas ubicadas en su estado y más adelante trae a la Isla, a Randolph Lee Clark, uno de los oncólogos más destacados de la época y estudioso de la novedosa terapia.

En noviembre de 1980, Fidel conoce personalmente a Clark.

En el acto de inauguración del CIGB, el primero de julio de 1986, Fidel rememoró el encuentro.

“(…) fue la primera vez que él me habló de las investigaciones que estaban haciendo con el interferón. Pidió que le enviáramos un médico, para que conociera las investigaciones que se hacían. Yo por precaución envié dos, porque en el Derecho, lo que abunda no daña. Y allí los recibió el doctor Clark y les explicó todas las investigaciones que estaban haciendo. Los compañeros regresaron muy entusiasmados.

Gracias a la visita hicieron contacto con el centro que estaba produciendo interferón en Finlandia. Gracias a esa visita se hizo contacto con otra persona, que fue el doctor  Kary Cantell, de Finlandia (…) le dijimos que queríamos conocer las técnicas de producción del interferón, y también invitó que enviáramos dos investigadores. Y siguiendo el mismo principio, le enviamos seis (RISAS).

Los recibió a los seis, estaba encantado porque vio que los compañeros fueron con mucho interés. En menos de dos semanas, le enseñaron los principios esenciales de la técnica”.

A menos de seis meses de aquel encuentro, en una casa de apenas unos 180 metros cuadrados, exactamente en la número 149, del reparto Atabey, en La Habana; los científicos que habían recibido entrenamiento en Texas (Manuel Limonta y Victoria Ramírez) y en Helsinki (Manuel Limonta, Victoria Ramírez, Ángel Aguilera, Eduardo Pentón, Silvio Barcelona y Pedro López), junto a una colaboradora de Cantell; produjeron un interferón a partir de glóbulos blancos en menos de 45 días, el primero que se desarrolló en el país, el 28 de mayo de 1981.

Un mes después ocurre un brote de dengue hemorrágico en la Isla, y precisamente los primeros lotes del novedoso medicamento se destinaron a los pacientes contagiados con dengue. En jornadas posteriores el interferón se utilizaría como terapia para combatir una epidemia de conjuntivitis, también hemorrágica. En ambos casos los resultados fueron muy favorables.

Con la finalidad principal de producir el interferón, -que abría nuevas perspectivas en el tratamiento de diversas enfermedades, incluido algunos tipos de cáncer-, el 20 de enero de 1982, Fidel funda el primer centro biotecnológico en el país, el Centro de Investigaciones Biológicas, germen del actual CIGB, pues en él se formó gran parte de los primeros profesionales que trabajarían en el gran complejo investigativo-productivo.

“Y después, más a adelante, a consecuencia de todo este proceso, surge la idea de este Centro. Tampoco fue absolutamente casual, estimulado por los resultados obtenidos en el Centro de investigaciones Biológicas, surgió la idea de hacer un esfuerzo mayor. Y en esto contribuyó mucho una idea de la ONUDI, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial. Ellos tenían el proyecto de hacer un Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

A nosotros llegó la noticia de la idea de hacer este Centro. Naturalmente, aspirábamos de ser posible que nos asignaran ese Centro. En vista de aquella situación y de la diversidad de aspiraciones, y para no entrar en conflicto con nadie, es que decidimos renunciar a aquel Centro y desarrollar el Centro por nuestra cuenta, cuando apenas han pasado cinco años y medio de la conversación con el doctor Clark, que hayamos podido inaugurar este Centro…”

El CIGB y el despunte impetuoso de la ciencia cubana

Pese al bloqueo económico con el que desde 1961 Estados Unidos hostigaba a Cuba y los indicios de un posible desplome del campo socialista, el gobierno revolucionario invirtió numerosos recursos materiales y humanos para la creación del CIGB. En el  acto de apertura de la nueva institución, dijo Fidel: “El centro es grande, pero yo espero que sean grandes también los resultados científicos que se obtengan”.

Desde el principio, el Comandante apostó por la ciencia y cuando llegó el duro período, el Especial, mantuvo el criterio de que la supervivencia de la Revolución y el socialismo, y la preservación de la independencia, dependían fundamentalmente de la ciencia y la técnica.

Cuando los enemigos y escépticos de la Cuba socialista en el nuevo mundo capitalista, celebraban de antemano la asfixia del pueblo cubano, Fidel hizo lo que nadie imaginó: crear más centros científicos, entre ellos, los centros biotecnológicos de Camagüey (1989) y Sancti Spíritus (1990), y el Centro de Inmunología Molecular (1994).

Probablemente, muchos lo dieron por loco, pero por “esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas”, afirmó en 1993 con absoluta convicción:

“La ciencia y las producciones de la ciencia, deben ocupar algún día el primer lugar de la economía nacional, que partiendo de los escasos recursos, sobre todo de los recursos energéticos que tenemos en nuestro país, tenemos que desarrollar las producciones de la inteligencia, y ese es nuestro lugar en el mundo, no habrá otro (…)”.
Igualmente, al inaugurar el Centro de Inmunología Mo­lecular el 5 de diciembre de 1994, el líder enfatizó:

“Es un orgullo en pleno Periodo Especial inaugurar este Centro que no es un lujo, es una promesa de salud para nuestro pueblo y es una promesa de ingresos para nuestra economía”.
Confiaba en la ciencia y en los científicos cubanos. En su apretada agenda de trabajo, hacía un tiempo para ocuparse de este sector y sus hacedores. Seguía los avances relacionados con dicha especialidad en el mundo, intercambiaba con los investigadores, preguntaba hasta el más mínimo detalle de cualquier estudio, les sugería ideas, los desafiaba a desarrollar proyectos colosales.

Bendita “locura”
Quienes pensaron que Fidel se había vuelto “loco”, al apostar por la industria médico-biotecnológica en momentos en que esta última disciplina apenas comenzaba a surgir en los países más industrializados, recibieron la primera bofetada de realidad el 28 de mayo de 1981, con la producción del primer interferón en Cuba.

A ese logro, la comunidad científica de la Isla sumaría muchos otros que contribuirían al mejoramiento de la salud de las personas, al fomento de planes agropecuarios, de la veterinaria y del medio ambiente. Numerosas alegrías regalarían los investigadores del CIGB al Comandante, al pueblo de Cuba y también al mundo.

Entre las creaciones prominentes del Centro está el Heberprot-P, promotor de la cicatrización de las úlceras del pie diabético, de eficacia no vista antes y con el cual se han beneficiado más de 250 mil pacientes en diversas latitudes, según datos publicados recientemente por la Agencia Cubana de Noticias.

También fármacos como la estreptoquinasa recombinante cubana, que contribuye a restablecer el flujo sanguíneo en pacientes con infarto del miocardio y previene la necrosis isquémica del corazón. Su uso se generalizó en 1993 y salva de 200 a 400 vidas cada año.

De igual modo, la vacuna contra la infección por el virus de la hepatitis B, capaz de reducir la evolución de dicha patología a los estados agudos y crónicos, la cirrosis hepática y el hepatocarcinoma primario. Gracias a su aplicación masiva, desde 1999, nuestro país no reporta casos de he­patitis B aguda en niños por debajo de cinco años; condición que a partir del 2006 también se extendió a los menores de 15.

Porque está destinado a la salud de nuestros infantes, no puede faltar la referencia a la vacuna pen­tavalente líquida (Heberpenta), contra la difteria, el tétano, la tosferina, la he­patitis B y la Haemophilus influenzae tipo B. Desde el 2009, parte del programa de vacunación infantil del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

El equipo de científicos del CIGB destaca además por proyectos como el CIGB-500, medicamento con un significativo efecto cardioprotector; el CIGB-300, péptido antitumoral con buenos resultados a nivel de laboratorio y clínicos; y el Heber­ferón, una combinación del interferón-alfa 2b y gamma recombinante, para tratar enfermedades oncológicas, además de constituir una terapia alternativa de procederes quirúrgicos o no; actualmente incluido en el protocolo de tratamiento de la Covid-19.

Los inmunizantes contra la meningitis B y C, y los métodos para el diagnóstico de VIH, Síndrome de Down, dengue, embarazo, cáncer y defectos del tubo neural resultan otras conquistas de este colectivo. Del mismo modo, el producto ecológico HerberNem, destinado al control de plagas en varios cultivos, y el Acuabio 1, estimulador del crecimiento y el sistema inmune en organismos marinos.

Hoy 1ro de julio, el CIGB llega a su aniversario 35, exhibiendo una de sus creaciones más promisoria: Abdala, candidato vacunal contra la Covid-19, que se prevé sea validado como vacuna, pues posee una eficacia del 92,28 por ciento, de acuerdo con exámenes del ente avalador de la calidad y seguridad del producto.

“Es un regalo que le debíamos al Comandante en Jefe Fidel Castro, dijo ante la prensa nacional la directora de la institución, Marta Ayala, al evocar en primera instancia la figura del fundador del CIGB, un visionario y soñador que desde fines de los 70 y con más fuerza en los años 80 impulsó la formación científica y el trabajo investigativo de la pujante rama por vía de la creación de interferones, hasta ese momento solo al alcance de países desarrollados”.

Y es que con la creación del CIGB, sumaba el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, otro plan descomunal a su hoja de vida. Un proyecto colosal como él mismo, con el que se ha beneficiado, no solo el pueblo cubano, sino millones y millones de personas en todo el orbe. Beneficios por los que debemos eterno agradecimiento a los profesionales del Centro y al Comandante, principal artífice del gran complejo investigativo-productivo.

Quizás el Gabo tuvo en cuenta este detalle de Fidel, cuando de él dijo: “No hay un proyecto colosal o milimétrico, en el que no se empeñe con una pasión encarnizada (…) Esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas (…) Este es el Fidel Castro que creo conocer: un hombre de ilusiones insaciable, incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal (…) Sueña con que sus científicos encuentren la medicina final contra el cáncer”.

Tomado de Cubadebate

Cuba ha aplicado más de dos millones de dosis de sus candidatos vacunales (+ Video)

Desde inicios de mayo, el ministro de Salud Pública, respaldado en el Artículo 64 de la Ley 41, Ley de la Salud Pública, del 13 de julio de 1983, aprobó una intervención sanitaria con los candidatos vacunales cubanos Abdala y Soberana 02 en grupos y territorios de riesgo.

Directivos de Salud Pública, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y del Instituto Finlay de Vacunas comparecen este jueves en la Mesa Redonda para actualizar sobre los avances y la aplicación de los candidatos vacunales cubanos.

Más de 2 millones 223 mil dosis suministradas

El Dr. Miguel Emilio García Rodríguez, director del Hospital Universitario Calixto García, dijo que la realización del estudio de intervención en personal de la salud y, posteriormente de la intervención sanitaria, está justificada por la Ley 41 del Ministerio de Salud Pública, puntualizó.

Los datos preliminares generales de todos los procesos de vacunación hasta la fecha indican que más de 1 346 000 personas se han vacunado con al menos una dosis de los candidatos vacunales cubanos. En tanto, 770 390 han recibido la segunda dosis y 148 738, la tercera.

Se han administrado en total 2 223 826 dosis en el país.

La experiencia del hospital Calixto García

Al iniciar su intervención en el programa televisivo, el Dr. Miguel Emilio García Rodríguez, director del Hospital Universitario Calixto García, explicó que, como parte de las acciones impulsadas en Cuba para combatir la pandemia de la COVID-19, el Centro para el Control Estatal de Me­di­ca­mentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) aprobó un estudio de intervención con los candidatos vacunales en el personal de salud y el de BioCubaFarma.

“El hospital Calixto García, por el nivel de actividad que tiene, ha estado expuesto durante todo este periodo. Aunque no se atiende directamente a los enfermos de COVID-19, siempre existe riesgo por la cantidad de pacientes que se recibe, que podrían ser asintomáticos con el virus. Por tanto, estuvo entre los seleccionados para llevar a cabo el estudio de intervención con personal de la salud”, explicó.
Señaló que es importante distinguir entre ensayos clínicos, estudios de intervención e intervención sanitaria. El proceso de los candidatos vacunales comenzó con los ensayos clínicos, diseñados y aprobados según las leyes regulatorias, que luego dieron paso a los estudios de intervención sanitaria en cuatro provincias de Cuba.

Después se fueron incorporando más personas a la muestra, según la disponibilidad de vacunas y otros factores. En La Habana, el estudio comenzó con los candidatos vacunales Soberana 02 y Abdala, recordó el director del hospital Calixto García.

En el caso del estudio de intervención en el Calixto García, se aplica Soberana 02. “Para llevarlo a cabo se tuvo en cuenta la organización del estudio, el cumplimiento ético y regulatorio, la logística, el clima, el cumplimiento de los cronogramas y algunos impactos iniciales”.

Refiriéndose al proceso de vacunación en el hospital Calixto García, el directivo explicó que sobre todo primó la calidad. “El Instituto de Medicina Mundial define la calidad como todo el proceso realizado para satisfacer los niveles de salud de una población. Para nosotros, siendo un país bloqueado, del Tercer Mundo, agredido constantemente, el hecho de que hayamos llegado a este punto significa muchísimo”.
El hospital tiene una plantilla aprobada de 3 078 trabajadores. En estos momentos, 2 546 están activos y en el estudio de intervención se escogió una muestra de 2 187 personas.

“En la aplicación de la primera dosis a esa muestra de 2 187 personas, se cumplió a un 104%. ¿Cómo es eso posible? El estudio permitía incluir a más personas que cumplieran con los criterios de selección y fueran trabajadores del centro”, precisó.

Por tanto, durante la aplicación de la primera dosis, desarrollada del 22 al 29 de marzo, se vacunaron 2 275 personas. Luego, del 19 al 26 de abril, 1 995 trabajadores recibieron la segunda dosis. Finalmente, del 17 al 24 de mayo, 1 759 recibieron la tercera. “Quedaron pendientes algunos, pero ya está planificado su rescate para que la totalidad de la población del Calixto García reciba el esquema completo de vacunación”.

En el hospital −explicó− existió una experiencia previa desde que comenzó la pandemia con algunos productos naturales. La primera fue con el producto natural Curmeric, a base de Curcuma longa, que fue aplicado en los meses de marzo y abril 2020 a 91 profesionales de las áreas más expuestas a riesgos,sin que hubiera casos positivos.

Luego se realizó en los meses de abril y mayo de 202 la campaña con el producto natural homeopático y de terapia floral PREVENGHO-VIR, elaborado por Laboratorios AICA, y también se hizo en los meses dediciembre 2020 y enero 2021 con el producto biotecnológico Nasalferón, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Por tanto −comentó−, “de cierto modo, ya estaba organizada la vacunación. Se escogió el pabellón de consulta externa del hospital para realizar de manera dinámica todo el proceso y cumplir con el flujo epidemiológico necesario para ser certificado por el Minsap, la Dirección Provincial de Salud, el Cecmed y el Comité de Ética de la Investigación del Hospital, de la Facultad Calixto y del Instituto Finlay de Vacunas.
“Se crearon cinco consultas de evaluación inicial  y toma de signos vitales, tres vacunatorios con dos enfermeras capacitadas en cada uno, un salón de Observación de una hora con médicos y enfermeras, una sala para cuidados emergentes con un médico de emergencias y una enfermera intensivista.

“Además, se conformó un equipo de 45 compañeros, cada uno con responsabilidad asignada, entre ellos 15 médicos, 15 enfermeras y otros 15 como personal de apoyo en la logística y otras áreas.

“El proceso se convirtió en una verdadera fiesta. La aceptación fue total por parte de todos los trabajadores. Y los resultados están”, destacó.

Durante el periodo de enfrentamiento a la pandemia, 81 trabajadores del Calixto García −que recibe entre 1 000 y 1 500 pacientes diarios en el cuerpo de guardia− han resultado positivos al nuevo coronavirus. De ellos, 51 fueron diagnosticados antes de la vacunación por Epidemiología del Hospital (36 en el 2020 y 15 en 2021),  representando el 2% del total de trabajadores.

Después de la aplicación de la primera dosis, enfermaron 15 trabajadores. Luego de la segunda, resultaron positivos tres, y tras la última dosis, no ha habido ninguno, dijo el director del hospital.

“La Dra. Yuliet Massip, bioestadística, ha dirigido el proceso de control de datos durante la vacunación. Ayuda a introducir los datos en una base de datos central, informando detalles al Cecmed como entidad regulatoria y a instancias superiores de Salud Pública.

“Los eventos adversos relacionados con la vacunación han sido mínimos, solo se presentaron en 56 de los trabajadores, representando el 1.7% del total vacunado. Fundamentalmente, han sido dolor local o enrojecimiento en el lugar de la inyección, cefalea, somnolencia, malestar general y tensión arterial elevada, Todas leves, que no requirieron ingreso.
“Con respecto a las reacciones de hipertensión arterial, durante el proceso de vacunación pudo actualizarse la dispensarización del hospital. Había una gran cantidad de trabajadores hipertensos, que no lo sabían, y esta es una herramienta valiosa para diseñar acciones de atención especializada y garantizar la salud de los trabajadores, y para que pudieran completar el esquema de vacunación sin dificultad”, añadió.

Realmente −consideró el director del Calixto García−, aplicando todas las medidas de bioseguridad, en un hospital sometido a una gran presión asistencial, ha sido muy efectivo este proceso de vacunación.

“Ahora está sucediendo un fenómeno que se infiere del comportamiento diario: el número de pacientes en el cuerpo de guardia ha disminuido, el número de pacientes con enfermedades respiratorias ha disminuido, tenemos más disponibilidad de camas. Aún no podemos decir que sea resultado de la vacuna ni mucho menos, pero es una inferencia”, señaló.

La vacunación −resumió García Rodríguez− supone un compromiso. “Se vacunó a un total de 1 759 trabajadores, para un 88.6%. Ese porcentaje se incrementará cuando concluya la vacunación de los trabajadores, el 2 de julio de 2021.

“Esto está dado por la voluntad política del Estado para llevar esta vacuna al pueblo en general, y nosotros somos parte del pueblo. No porque seamos médicos, enfermeros o trabajadores de la salud somos independientes.

“Haber entrado en el estudio de intervención para protegernos y mantenernos, después de un año de trabajo intenso, asegurando los servicios de salud, es todo”, declaró.

Añadió que ya se hizo el levantamiento de todos los trabajadores convalecientes de COVID-19 para su vacunación con el candidato vacunal Soberana Plus y, próximamente, también se inmunizará a los pacientes con dificultades renales que se hemodializan en el hospital, parte de la población de riesgo, para lo cual se están creando las condiciones necesarias.

Avanza intervención sanitaria en La Habana con más de 481 mil dosis administradas

La Dra. Gisele Naranjo Bravo, directora de Salud del municipio Boyeros, informó sobre el inicio en su territorio de la intervención sanitaria con el candidato vacunal Abdala, el pasado sábado 29 de mayo.

Señaló que desde el 5 de abril se realizó una primera reunión con los actores  que iban a participar en la preparación de la intervención en el municipio, quienes se unieron a los consultorios médicos de la familia.

“Se creó un grupo de trabajo integrado por los directores de los policlínicos nuestros, los presidentes de los consejos populares, miembros del Consejo de la Administración Municipal y funcionarios del Partido, que nos estuvieron acompañando en un chequeo diario para la estratificación y buscando el cumplimiento de lo que se necesitaba para certificar nuestros sitios de vacunación en cada consultorio”.
Asimismo, se incorporaron al proceso un grupo de médicos, enfermeras, estomatólogos, tecnólogos de la salud y estudiantes de Ciencias Médicas, quienes fueron certificados en varias ocasiones, con el objetivo de que cumplieran el proceso ético y regulatorio que requiere la intervención sanitaria y el procedimiento metodológico para ello.

Naranjo Bravo agregó que se certificaron 1 856 trabajadores de la salud incorporados a la tarea en cada uno de los sitios de vacunación. Además, se incorporaron los delegados de la comunidad, federadas, cederistas y militantes del Partido en los núcleos zonales, a pesar de ser vulnerables a la enfermedad. “Todos nos estuvieron apoyando en este intenso mes de trabajo”, afirmó.

La directora de Salud del municipio Boyeros destacó como un reto del proceso el aseguramiento de la cadena de frío: “Nuestro municipio iba a tener 192 vacunatorios a certificar, y lógicamente había que incorporar 192 cadenas de frío en cada consultorio médico de la familia, para tener el adecuado aseguramiento del candidato vacunal Abdala. Y se logró en un periodo corto de tiempo”.

De los 192 sitios certificados −señaló−, 25 corresponden a centros educacionales del municipio y nueve a centros laborales. “Lo que más estábamos buscando era que reunieran las condiciones adecuadas, así como el acercamiento a la población, como principal objetivo”.

Naranjo Bravo recordó que la población conocía qué día se realizaría la certificación de los consultorios y muchos acudieron. “Cuando la comisión nos decía que el vacunatorio estaba certificado, el pueblo aplaudía”.

El sábado 29 de mayo se abrieron los 192 puntos de vacunación en el municipio de Boyeros y se inició el proceso con la citación de todos los pacientes mayores de 60 años, como grupo vulnerable y de riesgo, de manera que se pudiera vacunar de 80 a 100 pacientes diarios por cada sitio de vacunación.

“Hasta hoy, hemos cumplido todos los días. Llevamos cinco jornadas de aplicación del candidato vacunal Abdala, y el pueblo está acudiendo de manera voluntaria, con el correspondiente consentimiento informado”, apuntó.
La directora de Salud en el municipio habanero de Boyeros destacó que cuentan con la digitalización de todas las planillas de inclusión de cada paciente, de manera que estas se incorporan en un sistema en el que quedan registrados todos los datos generales del proceso.

Precisó que el proceso se inició con los mayores de 60 años, y que en este grupo se les da prioridad a los pacientes encamados que no pueden llegar a los vacunatorios.

En sentido general en la Capital del país se percibe una total organización del proceso, desde el inicio en los primeros cuatro municipios (Regla, San Miguel del Padrón, Guanabacoa y Habana del Este), y destacó que existe confianza de la población en los candidatos vacunales.

“Estos primeros cuatro municipios ya están en la aplicación de la segunda dosis de Abdala, y el 29 de mayo se incorporaron Cotorro, Arroyo Naranjo y Boyeros, con la primera dosis”.
Hasta el momento −informó−, se han aplicado 481 000 vacunas en esta intervención sanitaria en La Habana, “con una aceptación adecuada, teniendo en cuenta todos los criterios y la voluntariedad del paciente”.

Soberana 02: No se reportan eventos adversos graves asociados a la vacunación

De acuerdo a la Dra. Dagmar García Rivera, directora de Investigaciones del Instituto Finlay de Vacunas, el esquema de vacunación con dos dosis de Soberana 02 y una de Soberana Plus, con un intervalo de 28 días, busca madurar la respuesta inmune y la inducción de la memoria inmunológica en el organismo. Aunque confirmó que el esquema de tres dosis es la apuesta definitiva, también analizan qué sucede luego de las dos primeras.

La especialista ratificó que a los voluntarios que tomaron parte en ese esquema se le pondrá la dosis restante con Soberana Plus. De igual manera, confirmó la seguridad de las plataformas tecnológicas que soportan a estos candidatos, tanto las relacionadas con las vacunas conjugadas como la de la hepatitis B recombinante.

“En ambas plataformas tenemos una larga experiencia, incluso en lactantes. Por eso tenemos asociada una garantía de seguridad, aunque por supuesto la demostramos con los estudios actuales”, agregó.
Sobre los eventos adversos, señaló que el dolor en la zona de la inyección sigue como el más frecuente, tanto en los grupos placebos como en quienes sí recibieron el candidato vacunal. Otros eventos son el aumento de volumen en la zona del pinchazo y el calor local, aunque ambos aparecen más en los vacunados con la dosis activa. Respecto a la hipertensión arterial, comentó que se reportan más casos en los placebos.

“No se reportan eventos adversos graves asociados a la vacunación. Sí han ocurrido eventos, porque la vacunación es un proceso largo y dentro de ella es normal que aparezcan situaciones de salud, pero se ha demostrado que con coincidentales con la vacunación y no tienen una relación directa con los candidatos vacunales”, explicó.

En el caso del ensayo clínico en fase 2, la investigadora dijo que los candidatos se dividieron en dos grupos: entre 19 y 59 años, y entre 60 y 80 años. Al respecto, mencionó que en el grupo de mayor edad también se ha visto un incremento significativo de los anticuerpos luego de la segunda dosis, el cual es aun mayor tras la tercera. En el caso de las personas entre 19 y 59 años, catalogó la respuesta inmune como “muy buena”.

Mientras tanto, sobre el ensayo de fase 3 comentó que todos los voluntarios recibieron la primera dosis. A su vez, el 98.2 % recibió la segunda y el 96.2 % obtuvo la tercera. “Cada uno de los sujetos está siendo vigilado para captar todos los datos posibles. La eficacia de la vacuna pasa por demostrar qué efecto tiene en los síntomas, la severidad, la transmisión y la infección”.
La directora de Investigaciones del Instituto Finlay de Vacunas aseguró que la institución se encuentra cerca de realizar el primer análisis intermedio para buscar datos sobre la eficacia. Para ello se comparará la incidencia de casos sintomáticos del grupo placebo respeto a los sujetos vacunados. “El gran reto está en integrar la información de las bases de datos de vacunados, positivos, hospitalizados y graves”.

En tal sentido, Dagmar García agradeció el apoyo de diversas instituciones cubanas. De igual modo, anunció que la próxima semana iniciará la vacunación para los voluntarios que recibieron el placebo durante los estudios. En la semana del 14 al 20 de junio recibirán Soberana Plus los sujetos que formaron parte del estudio que solo incluyó dos dosis, así como aquellos que por alguna causa interrumpieron el tratamiento.

En otro momento de su intervención, la científica se refirió a la seguridad de estos candidatos vacunales. Al respecto, dijo que no existen diferencias en los efectos adversos vistos en voluntarios mayores de 65 años y en menores de 65 tanto con riesgos o sin riesgos.

“Cuando esté listo el corte parcial de todos los datos, y si se cumple el supuesto estadístico que plantea la existencia de una diferencia estadística entre los vacunados y quienes recibieron placebo, podremos avanzar con la entidad regulatoria a una fase superior. No obstante, sí podemos decir que hemos visto una tendencia a la disminución de los casos globales de PCR positivos luego de la segunda y tercera dosis”, aseguró.
Como elemento necesario para el reconocimiento de la vacuna por las entidades regulatorias, dijo que es necesario demostrar un 50 % o más de eficacia.

Específicamente en el caso de Soberana Plus enfocada a los convalecientes, agregó que el objetivo es amplificar la respuesta inmune en aquellos linfocitos que son capaces de neutralizar mejor el virus.

Sobre estos ensayos clínicos, anunció que apenas un 20 % de los sujetos reportan afectos adversos locales, ninguno severo ni grave. Además, en los voluntarios los niveles de anticuerpos se incrementan 26 veces después de la dosis. Por su parte, la calidad de esos anticuerpos aumenta hasta 77 veces. “Luego de la aprobación del CECMED, en los próximos días iniciará una intervención sanitaria para vacunar con este candidato a los trabajadores de la salud que fueron positivos a la COVID-19”.

Finalmente, la Dra. Dagmar García comentó que avanza el diseño del protocolo para un estudio clínico en 350 pacientes entre 3 y 18 años. Asimismo, también se diseñan estudios para determinados grupos vulnerables, los cuales serán anunciados oportunamente.

Mientras tanto, la Dra. Verena Muzio González, directora de Investigaciones Clínicas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), reafirmó que los primeros ensayos con el candidato vacunal Abdala demostraron seguridad e inmunogenicidad.

Asimismo, el ensayo clínico en fase 3, multicéntrico, controlado con placebo, aleatorizado, a doble ciegas y con más de 48 mil voluntarios, concluyó luego de seis semanas tras la aplicación de tres dosis.

En él, el 97.7 % de los sujetos recibieron todas las dosis. A ellos se les realizó extracción de sangre antes y después del ensayo, para ser analizadas por el Centro de Inmunoensayos y contribuir a la obtención de datos importantes.

“Hasta el día de hoy no se reportan eventos adversos graves relacionados con la administración del candidato vacunal. Hemos realizado un manejo de datos muy amplio, sobre todo gracias al apoyo del equipo multidisciplinario que labora en los 18 sitios clínicos distribuidos en Bayamo, Santiago de Cuba y Guantánamo”, explicó.
Sobre la eficacia, dijo que se prevé su evaluación tras 14 días desde la última dosis. No obstante, también se realizan estudios intermedios. De igual manera, progresan las conversaciones con la entidad regulatoria para ejecutar ensayos clínicos en pacientes en edades pediátricas, los cuales se encuentran en la fase de evaluación definitiva para su aprobación.

Tomado de Cubadebate