Archivo de la etiqueta: pandemia

A Bahamas, la 58 brigada médica cubana que parte a enfrentar la pandemia (+Video)

A solicitud del Gobierno de Bahamas, 50 colaboradores del Contingente internacional de médicos especializados en el enfrentamiento a desastres y graves epidemias Henry Reeve partieron, este viernes, a ese hermano país para, junto a los profesionales que ya se encuentran allí, combatir la pandemia.

Esta brigada –la número 58 que sale de la Mayor de las Antillas desde que inició la pandemia– está integrada por 42 mujeres y ocho hombres. Todos son licenciados en Enfermería con más de diez años de experiencia laboral, y el 86 % de ellos ha cumplido misiones internacionalistas y provienen de 12 provincias.

Bahameses y cubanos, juntos, contra la pandemia

En la despedida, la viceministra de Salud Pública, Regla Angulo Pardo, dijo a los cooperantes que el sistema sanitario de Bahamas está ansioso por recibir esta ayuda, para contribuir a disminuir la transmisión del SARS-COV-2 allí; una misión que, al decir de la jefa de la brigada, Lic. Glenda González Cuesta, asumen desde el compromiso con la Patria, de manera voluntaria, sin presiones de nadie, y con el respaldo de sus familias y del Estado cubano.

En contraposición a la campaña difamatoria contra la cooperación médica cubana, que se promueve desde Estados Unidos, González Cuesta reafirmó que «los colaboradores de la Salud no somos esclavos, y si de algo lo somos, es del servicio de salvar vidas».

En nombre de sus compañeros, juró que no descansarán mientras un bahamés requiera atención médica, y que continuarán defendiendo los valores que sustentan la medicina revolucionaria.

 

(Tomado de Granma)

Salud Pública de Contramaestre, el reto es mantener el control de la pandemia

El sector de la Salud Pública en el municipio Contramaestre enfrentó como el resto del país un difícil año 2021. Sin embargo los trabajadores sanitarios supieron resistir la embestida de la pandemia y lograron control de la circulación del virus en ese territorio santiaguero. A pesar del permanente y criminal impacto del bloqueo que provoca limitaciones y carencias de insumos médicos, se mantiene la voluntad de preservar la salud del pueblo.

El sistema de Salud Pública en Contramaestre ofrece cobertura a los 105 mil 370 habitantes de este territorio de la provincia Santiago de Cuba, una responsabilidad que en 2021 se complejizó a niveles nunca antes vistos, ante la situación epidemiológica causada por la Covid-19.

Durante meses el sistema sanitario de Contramaestre intensificó las acciones de pesquisa activa, diagnóstico, aislamiento y atención a pacientes. El desarrollo de una campaña de vacunación involucró a las tres áreas de salud manera unísona y junto al incremento de la disciplina popular se logró control de la enfermedad.

Después del impacto negativo del tercer rebrote de la pandemia los trabajadores sanitarios se empeñan en lograr estabilizar sus programas priorizados.

Con más del 98 por ciento de los habitantes de Contramaestre vacunados contra el Sars-Cov2 y el inicio de la aplicación de una dosis de refuerzo, el reto es mantener a raya la pandemia y continuar trabajando por la elevación de la salud del pueblo.

Industria alimentaria: creatividad, esfuerzo y productividad

El 2021 se traduce para los trabajadores de la Industria Alimentaria de Contramaestre en un año de constantes desafíos, en el que la pandemia y el recrudecido bloqueo pusieron a pruebas las fuerzas productivas del sector.

Voluntad, inteligencia y creatividad fueron las claves del éxito para exhibir un significativo cumplimiento de sus indicadores económicos -productivos. El aporte de los más de 440 trabajadores vinculados en unas 26 unidades del sector avalan el esfuerzo y la entrega de la Industria Alimentaria en el año que concluye.

En curso rendición de cuenta del poder popular en Contramaestre

El proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores en Contramaestre ha comenzado con un marcado contenido patriótico y revolucionario. En ese municipio de Santiago de Cuba deberán realizarse 683 encuentro delegado-pueblo, como parte de un singular ejercicio de control y participación popular el cual solamente puede verse en nuestro sistema de gobierno.

Por la circunscripción número 48 La Pista de la delegada Eloida Hidalgo Gutiérrez comenzó el proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores en el consejo popular Baire.

Esta fue una de las primeras asambleas de este tipo que desarrolla el santiaguero municipio de Contramaestre, como parte del encuentro del delegado con sus electores para resumir su trabajo en el periodo y debatir los acuciantes problemas que afectan a la comunidad.

A la cita acudió una numerosa representación de los vecinos de la demarcación y estuvieron presentes las máximas autoridades del municipio, así como el miembro del Buró del Partido en la provincia Santiago de Cuba Jorge Luis Díaz Velásquez, el Vice-Gobernador Manuel Falcón Hernández y William Hernández Morales, Coordinador de Programas y Objetivos del Gobierno Provincial.

Diálogo franco en Contramaestre

Un diálogo directo, sin cortapisas y un sólido contenido de unidad matizó el encuentro. Los vecinos reconocieron la labor de la delegada en un contexto muy complejo de pandemia y crisis económica.

Hablaron de los resultados en la atención a quienes padecieron de Covid-19, la protección de personas y familias vulnerables y del desvelo de su delegada ante los problemas que aquejan su comunidad.

Los electores de “La Pista” en Baire ratificaron el carácter socialista de la sociedad cubana, lo imperioso de defender las conquistas de la Revolución (cubana) en medio de campañas y agresiones y sobre todo consolidad la unidad de los cubanos.

Acto provincial por el día del estudiante en Contramaestre

Gracias al amplio movimiento estudiantil en el enfrentamiento a la pandemia en dos mil 21 y el fortalecimiento de los planteles en todo el territorio, el municipio Contramaestre fue la sede este 17 de noviembre del acto provincial por el día del estudiante. En el evento fueron reconocidos colectivos y estudiantes destacados en labores de pesquisas, apoyo a centros de aislamiento, organización de colas y labores productivas.

El politécnico Ramón Ricardo Méndez Cabezón en el municipio Contramaestre fue la sede de las actividades provinciales con motivo del día del estudiante.

Con la presencia de la primera secretaria del Comité Provincial de la UJC en Santiago de Cuba, Gladis Geydis García Vaillán y el primer secretario en el territorio Juan José Torres Rosales, así como la Directora de Educación Municipal Marisel Echavarría Gé, fueron entregados reconocimientos a colectivos, planteles y estudiantes destacados en el periodo.

Del mismo modo le fue entregado a varios estudiantes la condición de Jóvenes Por la Vida, un reconocimiento que aceptaron más comprometidos con la construcción de la obra socialista.

La jornada fue matizada además por la entrega de esta condición que otorga el Comité Nacional de la UJC a la Filial de Ciencias Médicas de Contramaestre, centro educativo con sobresalientes resultados en la batalla contra la Covid-19.

Este 17 de noviembre fue un día de compromiso de los más jóvenes con las tareas vitales y estratégicas que enfrenta la revolución en tiempos en los que los estudiantes no fallarán.

Rendición de cuentas en Contramaestre es igual a más libertad

El pueblo de Contramaestre dará inicio este miércoles 10 de noviembre al Tercer Proceso de Rendición de Cuenta del delegado a sus electores en el XVII Período de Mandato de la Asamblea Municipal del Poder Popular. En medio de una difícil coyuntura económica y productiva, la ciudadanía multiplicará sus facultades y libertad para exponer cómo mejorar el sistema socialista en esta nación del Caribe.

Alba Marina Fajardo González, secretaria de la Asamblea Municipal del Poder Popular ratifica el sustento legal y constitucional del citado proceso de Rendición de Cuenta, como una forma de control popular de la ciudadanía sobre los procesos y decisiones gubernamentales:

“Los delegados del Poder Popular están en la obligación de rendirle cuentas al pueblo sobre la gestión que han hecho ante las direcciones administrativas municipales, provinciales y nacionales, en la búsqueda de soluciones o respuestas a problemas que afectan en la comunidad o a ciudadanos en particular.

Las circunstancias penosas de la pandemia de la COVID-19, había impedido que la rendición de cuenta se produjera desde hace dos años. Pero ante la mejoría de los indicadores de la epidemia, de nuevo el pueblo recibe respuestas a sus inquietudes en los barrios de todo el territorio de Contramaestre”.

Fajardo González aborda ejemplos sobre como la actividad de los delegados electos por el pueblo, se transformó en múltiples tareas de apoyo a las urgencias provocadas por la pandemia, lo que sin dudas enalteció la importancia de esta figura democrática:

“Durante todo el período de pandemia, el delegado del Poder Popular tuvo que multiplicar su actividad, que transformarse en emisario de las orientaciones del gobierno municipal, en mensajero, en colaborador de las autoridades de salud, en organizador del acceso y la limitación de barrios aislados como medidas preventivas, en coordinador del reparto y venta de alimentos, así como de la entrega de medicamentos en las la viviendas de personas que residen solas sin amparo familiar”.

El intercambio gobierno – pueblo en Cuba y en particular en Contramaestre, muestra matices originales sin precedentes ni similares en ninguna parte del planeta. La secretaria del órgano de gobierno en Contramaestre lo caracteriza de la siguiente forma:

“En Cuba es el pueblo quien dirige y gobierna. Tenemos que buscar que el pueblo sea protagonista de las gestiones y soluciones a través de la participación popular. En Contramaestre particularmente hay que solucionar a partir del concurso del pueblo, los problemas de indisciplina social que persisten en algunas comunidades. Por ejemplo la eliminación de microbasurales, la buena comunicación con los vecinos para evitar molestias, la aplicación de fórmulas para realzar la producción de alimentos, para atender mejor a las personas aisladas, sin familiares o vulnerables, el cultivo popular en huertos de la agricultura urbana y otras acciones que pueden resolver necesidades sin acudir a grandes gastos presupuestarios”.

El tercer proceso de rendición de cuenta del delegado a los electores se desarrollará en Contramaestre entre el 10 de noviembre y el 13 de diciembre, como una oportunidad excepcional para estrechar los vínculos entre el pueblo y el gobierno local. Fajardo González abunda:

“Las asambleas de rendición de cuenta, resultarán momentos especiales para realzar el papel de maestros y trabajadores de la educación en general, que atendieron a los habitantes enfermos de la COVID-19 en los barrios, a los de los sectores del deporte y la cultura, a los jóvenes y estudiantes que fungieron como mensajeros, a los médicos y enfermeras que forman parte del ejército de llamado ejército de batas blancas, que sigue en su trinchera por la salud de la población. También a las entidades administrativas que ofrecieron voluntariamente recursos materiales de todo tipo para resolver problemas de una personas o de colectivos de personas”.

Poder Popular de Contramaestre venciendo retos de 2021

En dos mil veinte con la llegada de la pandemia por Covid-19, el Poder Popular en Contramaestre convocó a sus fuerzas y movilizó sus mejores recursos para hacerle frente a este virus mortal.

Desde entonces y por espacio de 19 meses este municipio del centro sur de Cuba ha puesto en práctica todos los protocolos actualizados, sus instituciones medicas, personal sanitario, personal de servicios y transportistas junto a voluntarios, han entregado sus mejores esfuerzos en el enfrentamiento al SARS-CoV-2.

Dos mil 21, el año en el que celebramos el aniversario 45 de los Órganos del Poder Popular, Contramaestre vivió un rebrote de la enfermedad que puso en máxima alerta a sus autoridades locales entre las que se destacaron sus delegados de circunscripción y presidentes de consejos populares.

Una labor meritoria desarrollaron mensajeros, trabajadores sociales, voluntarios, productores de alimentos, todos vinculados a la atención a las poblaciones en aislamiento y familias y personas vulnerables.

Una vez más el gobierno en la base coordinó las acciones de sectores como el de la educación que no dejó desprotegidos a sus alumnos y estudiantes, al tiempo que cultura buscó alternativas para mantener vivos programas de reanimación comunitarios y otros a través de las redes sociales.

Los contramaestrenses protagonizaron hermosas páginas de solidaridad y surgieron iniciativas en las que se puso el corazón para que la obra socialista creciera mucho más cuando los tiempos más difíciles eran.

Oportunistas los enemigos de la revolución decidieron romper la paz que tanta sangre costó a los cubanos. Entonces no se hizo esperar la reacción popular con la respuesta firme en las calles, movilizaciones a programas de producción de alimentos, la reafirmación gloriosa de “Patria o muerte”.

Mientras, las formulaciones anti-Covid-19 cubanas demostraban su eficacia y la vacunación masiva alcanzó a los ancianos, los mayores de 19 años, las edades pediátricas, los convalecientes de la enfermedad.

Decisivo el papel de las direcciones administrativas y los dirigentes en la base para que ningún Contramaestrense con disposición y con requisitos clínicos dejara de recibir el inmunógeno cubano en una campaña masiva de vacunación.

Gracias a ello en estos momentos la inmensa mayoría de los habitantes de Contramaestre ya completó el esquema de inmunización y se inserta progresivamente a las actividades sociales y económicas.

Haber avanzado en medio de graves dificultades impuestas por la pandemia y el recrudecimiento de la guerra económica, comercial y financiera proveniente de los Estados Unidos, es una heroicidad, un logro solo posible con un gobierno socialista donde el ser humano es el centro de la preocupación y ocupación del estado.

El Poder Popular en Contramaestre es la expresión del pueblo. Los anhelos y victorias del pueblo están en cada opinión y acción del delegado, un líder de la comunidad elegido entre los vecinos para representarlos.

El año que casi termina en medio de la batalla contra la Covid-19 ha sido y será, otra prueba de la fuerza de una nación coronada por el poder del pueblo a 45 años de la fundación de sus órganos locales.

Patria o Muerte por la vida

“Tenemos Patria y defendemos la vida y seguimos siendo de Patria o Muerte“. Con esta frase expresada por nuestro Presidente Miguel Díaz Canel, concluyó el Séptimo Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, frase que según consideraciones periodísticas merece una atinada reflexión en los nuevos tiempos.

La construcción simbólica, ratifica el sentimiento de cubanas y cubanos con las raíces históricas de la nación, apegada a ese amor imperecedero por la vida, en que la Patria es esencia, fundada en una acumulación de valores.

De ahí que la justicia, la dignidad y la libertad son virtudes que engrandecen a la Patria revolucionaria, defendida desde Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868; otros héroes, hasta el enero victorioso, etapa donde comienza un gigantesco proceso a favor de la verdadera existencia de todo el pueblo.

La campaña de Alfabetización fue vida para miles de analfabetos sumidos en la ignorancia. En Girón se combatió por conservar la vida con más educación, cultura e independencia.

La edificación de Consultorios médicos de la familia en todo el país, devino en más calidad de vida para niños, embarazadas, adultos mayores, personas vulnerables.

Por derecho a la vida, se construyeron universidades para hacer hombres y mujeres verdaderamente cultos en defensa del progreso social; se ejecutaron grandes fábricas e industrias para garantizar producción de bienes y servicios.

Por derecho a la vida en un modelo socialista inclusivo, la familia cubana goza de tranquilidad, de paz, de seguridad, de respeto; ingredientes que nos hacen más felices, pese a las adversidades y tropiezos.

Por derecho a la vida, científicos y personal de la salud, desafían una pandemia inesperada para salvar a los hijos del terruño, para ofrecer ayuda solidaria a otras naciones del planeta necesitadas de una urgencia sanitaria.

Por esa Patria soñada y conquistada, de amor a la vida, Cuba rechaza la intención de estrangular la economía nacional; la subversión; la creación de campañas política-comunicacionales en redes sociales con el interés de provocar desestabilización e imponer un cambio de sistema.

Por esa Patria soñada por Martí y conquistada por Fidel, Cuba defiende el ejercicio de la soberanía y de la Ley. Por tanto esas agresiones que se proponen para socavar nuestra independencia y destruir el orden Constitucional, la Revolución y el Socialismo, nunca tendrán respaldo alguno.

Por tal razón, es venerable nuestro “Patria o Muerte por la vida”, que significa morir por la dignidad de la nación, con la certeza de que venceremos.

Paramédico en Contramaestre por la salud y la vida

Aun cuando los niveles de contagio han disminuido significativamente, la Covid-19 continúa siendo un grave peligro. Mientras algunos han bajado la guardia, el personal médico y paramédico continúa en la compleja labor de la atención al paciente. Desde el municipio Contramaestre nos llega el testimonio de un joven que se ha mantenido todo este tiempo de pandemia tras el timón de una ambulancia y llama a la responsabilidad individual para preservar la salud y la vida.

Un grupo de pacientes del centro de aislamiento Pepito Tey en Contramaestre van a ser trasladados a una institución de la salud en Santiago de Cuba. Su viaje será en esta ambulancia en la que el paramédico Luvy Leyva Maceo ha trabajado durante toda la pandemia.

de una niña de tres meses y su madre a las que ayudó más allá de su traslado, le ha marcado profundamente.

Luvy y su compañero ultiman detalles, coordinan con el hospital de destino y finalmente salen a cumplir la tarea que durante 19 meses han asumido. Ellos han contribuido para que ahora vivamos una desescalada pandémica que demanda de mucha precaución pues el virus aun está entre nosotros.

El retorno a las aulas en Cuba, seguro y duradero

Para el venidero 8 de noviembre está fechado el inicio del curso escolar en Cuba, un país que pese al gran número de personas contagiadas con la Covid-19, mantuvo como es su costumbre, la protección de sus menores y dentro de ellos los estudiantes.

La acertada medida de suspender los encuentros presenciales, tomada al inicio de la pandemia por la dirección del Sector de Educación en Cuba, permitió se garantizara la salud de los educandos, afectada ésta en solo un bajo porciento, la mayoría aunque duela decirlo por incumplimiento de las mediadas higiénico-sanitarias establecidas.

Aún así se garantizó la hospitalización y cuidados especiales para todos los menores de edad afectados, una realidad que no podemos obviar cuando algunos pretenden opacar el brillo de nuestros triunfos.

Cuba vencerá los obstáculos del nuevo curso

La apertura general de los centros docentes abrirá también una nueva etapa de la educación en nuestro país y viene sin dudas, plagada de problemas que debemos enfrentar como de costumbre, pues las restricciones económicas impuestas por el Imperio del Norte no han cesado y por tanto los recursos serán limitados y exigirán el doble del esfuerzo y la creatividad que nos caracterizan para poder llevar adelante el desarrollo del proceso docente educativo.

Recordemos que Cuba es víctima de un bloqueo que nos asfixia y es el principal responsable de nuestras carencias, sin dejar de reconocer fisuras internas que debemos continuar limando en este camino hacia el bien y la justicia social.

El inicio del curso escolar es casi una realidad que exige una dosis múltiple de preocupación y ocupación, pues en primer lugar se deben crear todas las condiciones necesarias para un retorno exitoso, la familia tiene la obligación de confeccionar la cantidad establecida de nasobucos para los estudiantes en las escuelas.

Las direcciones y el claustro de profesores deberá conversar de manera abierta y clara sobre las conductas que deben mantener los educandos en las escuelas a través del ejemplo, y nunca como medidas impuestas, convencer, explicar y lograr que los menores adopten con conciencia todas las medidas higiénico-sanitarias para su protección y cuidado.