Archivo de la etiqueta: onu

OMS declara emergencia sanitaria en América Latina

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró “emergencia” para toda América Latina, luego de hallarse una nueva variante de Covid-19 en Brasil, cuya presencia en todo el territorio saltó las alarmas.

Según el jefe de la agencia de la ONU para temas sanitarios, “la situación es muy seria y estamos muy preocupados. Las medidas sanitarias que Brasil tome deberían ser agresivas, al mismo tiempo que avanza en la vacunación”.

Además, señaló que “la preocupación no gira tan solo en torno a Brasil, sino también en torno a los vecinos de Brasil. Es casi América Latina en su conjunto”.

“Si Brasil no se lo toma en serio, afectará a todos los vecinos y más allá” afirmó la autoridad del organismo mundial.

Por estas razones, desde el ministerio de Salud (Minsal) de Chile, indicaron reforzar restricciones para los viajeros que arriben al territorio desde ese país.

América Latina registró este lunes 700.000 muertes desde el inicio de la crisis sanitaria. En medio del aumento de casos y las olas de infección los esfuerzos por abastecerse de vacunas no decaen, como es el caso de la Unión Europea que podría bloquear más exportaciones para inmunizar a su población.

Según el conteo de este martes a las 01H00 GMT, los países de Latinoamérica y el Caribe tienen 700.022 muertes y 22.140.444 infectados, detrás de Europa, que es el continente con mayor cantidad de fallecimientos con un saldo de 876.511 personas.

Dos tercios de las muertes a causa de la Covid-19 en Latinoamérica se concentran en México y Brasil. Este último se convirtió en preocupación mundial, al contar 266.398 muertos en más de 11 millones de infecciones, siendo el segundo país en número de víctimas fatales.

Tomado de RHC

Desde ONU nuevos llamados a la solidaridad frente a pandemia

Nuevos llamados a la solidaridad vuelven a alzarse hoy desde la ONU, justo cuando a nivel global se registran unos 100 millones de casos de Covid-19 y existen rebrotes en numerosos países.

El mundo ha alcanzado el hito desgarrador de 100 millones de casos, mientras el virus continúa expandiéndose, escribió el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en su cuenta oficial en Twitter.

Solo hay una manera de adelantarnos a esta pandemia: en solidaridad, subrayó.

Ahora es el momento de asegurar que ningún país ni nadie se quede atrás, añadió.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU en su 75 período de sesiones, Volkan Bozkir, recalcó en Twitter que el enemigo común es el virus, no los unos o los otros.

Volcarnos hacia adentro y dejar que nuestros vecinos se las arreglen por sí mismos solamente prolongará la crisis, dijo en referencia a la necesidad de lograr una distribución equitativa de las vacunas contra la Covid-19.

Cuando países de todo el mundo concentran ahora esfuerzos para inmunizar a su población, las autoridades de ONU insisten en que debe asegurarse una distribución equitativa de las vacunas y acelerar los esfuerzos globales para apoyar esos tratamientos que se desarrollan actualmente.

Tomado de PL

Derechos humanos y su distorsión norteamericana

El 10 de diciembre de 1948, concluida la II Guerra Mundial, se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, la ONU escogió ese día para señalarlo en el calendario de celebraciones.

Si hacemos una investigación medianamente responsable de la realidad posterior al parto de la fecha, sale a relucir, de manera inmediata, que el país potencia, Estados Unidos, se apropió de esas dos palabras –derechos y humanos– y las convirtió en instrumentos políticos, lo mismo para imponer sanciones que para lanzar agresiones militares, y así ha sido hasta hoy.

Sin embargo, no es nada difícil desnudar tal concepción, pues el estandarte tejido en estos 72 años no ha sido otra cosa que una fachada llena de lentejuelas baratas, colgadas con alfileres que se quiebran con el más mínimo empuje de la verdad.

Derecho humanos ahora mismo en EE.UU.

Confieso que no conozco si aquella Declaración Universal de 1948 puede justificar lo que ocurre hoy mismo en el poderoso imperio del Norte. ¿En qué párrafo podría encontrarse que cuando Donald Trump creó jaulas y centros de detención para menores inmigrantes en la frontera con México, estaba defendiendo un derecho humano? ¿Dónde poner las cifras de afronorteamericanos asesinados por la policía de ese país sin que sus actores sean castigados? ¿Cómo entender que en EE. UU. mueren alrededor de 11 000 personas anualmente por armas de fuego?

Según cifras del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), en 2016 se usaron armas en un 73,3 % de los asesinatos, en un 47 % de los robos y en un 31,8 % de las agresiones graves. En ese país son muy comunes los tiroteos en lugares públicos como universidades, cines, plazas, hospitales…, debido, entre otras cosas, a la facilidad del acceso a los armamentos.

¿Quién garantiza entonces los derechos humanos, o mejor dicho, la vida de los niños que mueren en una escuela por el uso autorizado de un arma de fuego en manos de cualquier persona, incluso de menores? ¿Quién debe ejercer el control –y no lo hace– de la adquisición de un arma y el uso de ella? ¿Qué interpretación dar al concepto derechos humanos, cuando la víspera, precisamente de este 10 de diciembre, Estados Unidos tenía casi 15 millones de contagios por la COVID-19, y registra más de 280 000 fallecidos, según la OMS?

Y hay que relacionar el tema con los derechos humanos, por cuanto una gran responsabilidad –o mejor dicho, irresponsabilidad– por la falta de control de la pandemia y por haber ignorado su gravedad, la tiene el Presidente de ese país.

La violación de los derechos humanos por parte de Estados Unidos no solo ha tenido como escenario su territorio. Ha ido más allá de sus fronteras.

Cuando en 2001 invadieron Afganistán, lo hacían sabiendo que ese país asiático ocupaba uno de los primeros lugares entre los más pobres del planeta. Años después, aún hay contingentes militares del Pentágono en esa nación, mientras la cifra de civiles muertos por ataques aéreos liderados por EE. UU. aumenta casi un 330 % entre 2016 y 2019, según un estudio elaborado por el Proyecto de Costos de Guerra de la Universidad de Brown, publicado el pasado lunes.

Además, la agresión ha dejado un saldo de casi 5 000 soldados muertos, de los cuales 3 356 son estadounidenses, así como decenas de miles de civiles asesinados y más de 50 536 heridos desde que la ONU empezara a recopilar datos estadísticos sobre el asunto.

Cuando Estados Unidos invadió Irak bajo la sombrilla de una burda mentira sobre armas de destrucción masiva que nunca existieron, lo hizo, según el entonces inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, para hacer respetar los derechos humanos en esa nación.

En estos 17 años han sido más de 600 000 los muertos, la mayoría de ellos civiles, víctimas de las bombas, cohetes, y el uso del uranio empobrecido, de acuerdo con la revista británica The Lancet.

Ha sucedido otro tanto en Libia y en Siria, donde todavía hoy, además de matar civiles y luego decir que son «daños colaterales», se roban públicamente el petróleo y entorpecen la lucha antiterrorista que emprenden las fuerzas locales.

Otra guerra que encabeza Estados Unidos, tan cruel como la militar, es el uso de las sanciones económicas, financieras y comerciales contra países cuyos gobiernos no se alinean a la política imperial y optan por defender su independencia y soberanía.

Así pasa con Cuba, por más de 60 años bloqueada, la Venezuela bolivariana y la Nicaragua sandinista. También usan sanciones contra la República Islámica de Irán, Corea del Norte, Siria y la empobrecida Yemén, entre otros países.

Han agregado a esta vergonzosa lista, las sanciones contra Rusia y China, en lo que constituye un desafío al equilibrio y a la paz mundial.

Ese es Estados Unidos, el país cuyo gobierno alega ser el modelo de garantía de los derechos humanos. ¿Cómo puede permitirse que se presente como el abanderado de su defensa? Sobran los ejemplos de semejante absurdo e hipocresía.

(Tomado de Granma)

Pueblo de Contramaestre contra el injusto bloqueo

El pueblo de Contramaestre apoya la victoria de Cuba en Naciones Unidas. La aprobación del proyecto de Resolución contra el injusto bloqueo de Estados Unidos a la Isla, deviene en respaldo popular.

Tres países en contra con la inclusión de Brasil y dos abstenciones es el resultado que trasciende en este municipio, al igual que en toda la nación.

Una vez más los hombres y mujeres de Contramaestre, avezados en temas de política, expresan su satisfacción sobre la contundente victoria de Cuba en la ONU. La abrumadora mayoría de la comunidad internacional a favor de la mayor de la Antillas del Caribe y en contra del injusto bloqueo es denominador común en la politización del tema.

Con esta sólida victoria por 28 años consecutivos, Cuba demuestra que no está sola en el mundo.

Victoria de Cuba en ONU: 187 a favor, 3 en contra y 2 abstenciones

Una contundente victoria logró hoy la mayor de las Antillas en la Asamblea General de las Naciones Unidas, que por 187 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones aprobó la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

El mundo vuelve a rechazar el bloqueo. En las pizarras del Salón de la Asamblea General se evidenció la abrumadora mayoría de la comunidad internacional a favor de Cuba y en contra del bloqueo del gobierno de EE.UU. contra nuestro pueblo.

Estados Unidos e Israel repitieron este año como los países en oponerse a la resolución, dúo al que se incorporó Brasil. Se abstuvieron Colombia y Ucrania. Moldova no ejerció su derecho al voto.

Desde hace 28 años consecutivos, a partir de 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado con creciente mayoría la resolución cubana y exigido así el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero que EE.UU. impone hace 60 años a la Isla.

Tomado de Cubadebate

Jóvenes protagonistas del homenaje a José Martí

Un grupo de jóvenes de la filial de Ciencias Médicas de Contramaestre llegó al cementerio Remanganaguas, sin sacudirse el polvo del camino, como llegara José Martí hasta la estatua de Bolívar. Un recorrido durante dos kilómetros desde Guaninao, al que se unieron estudiantes del centro mixto Francisco Bello.

Jóvenes de la Unión de Jóvenes Comunistas de Contramaestre en caminata hacia Remanganagua

¿El motivo? Rendir homenaje a Martí en el sitio sagrado donde por vez primera descansó su cuerpo inerte. Allí los esperaba el historiador de la ciudad Andrés Nunez Lora, para acercarse a hechos poco conocidos que vinculan al héroe cubano con la localidad de Remanganaguas.

Luego de colocar una ofrenda floral a título de la juventud contramaestrense, fueron entregados 12 carnet de militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) a estudiantes de la escuela Francisco Bello.

Como ya es tradición, los jóvenes iluminaron la avenida Camilo Cienfuegos en la marcha de las antorchas encabezada por dirigentes juveniles, autoridades políticas y gubernamentales. Desde el Seminternado Orlando Pantoja Tamayo hasta la plaza de igual nombre llegaron portando la gigante bandera cubana, agitando carteles y alzando sus voces de recordación a Martí y a Fidel.

Marcha de las antorchas en el centro de Contramaestre, Cuba

En el acto político cultural celebrado allí, se patentizó el apoyo de las jóvenes al gobierno legítimo de Nicolás Maduro, el rechazo a las calumnias sobre Cuba expuestas en la ONU y el llamado al sí por la Constitución cubana el próximo 24 de febrero.

Al filo de las 10 y media de la noche, esperando el día 28 de enero, cuando se cumplieran 166 años del natalicio de Martí, los futuros médicos de Contramaestre celebraron una velada cultural y cena martiana. La misma dio inicio con tres toques de campana, similar a la celebración que hacían en el pasado siglo los miembros del casino Hispano Cubano (hoy Casa de la Cultura Isidro Iglesias del Rey). Allí en las inmediaciones del lugar expusieron los platos que degustó el héroe nacional, entre ellos casabe, carnes en salsas, dulces y bebidas.

Así de amplia fue la jornada martiana que protagonizaron los jóvenes de Contramaestre durante el fin de semana. En ella se confirmó que la historia no se olvida, por el contrario continúa ganando seguidores, sobre todo en el sector juvenil.

 

El mundo rechazó el bloqueo a Cuba

El mundo rechazó de nuevo el bloqueo a Cuba. Solo dos países no ejercieron su derecho al voto en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Moldavia y Ucrania. Estados Unidos se quedó solo,  acompañado por Israel en su escaño de tozudez tras la aprobación de la resolución cubana sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba.

Durante la discusión del proyecto, 31 delegaciones intervinieron ante la Asamblea General de Naciones Unidas para expresar su rechazo al bloqueo contra Cuba y pedir el fin de una política genocida, que viola los derechos humanos de los cubanos.

El ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, elevó la voz del pueblo de Cuba en la ONU, para denunciar las criminales intenciones del gobierno de los Estados Unidos.

La política de bloqueo provoca muertes, daños físicos y mentales y el dolor en cientos de familias cubanas, que no encuentran cura para enfermedades malignas porque los medicamentos están en poder de monopolios de los Estados Unidos.

También condena la política de bloqueo a Cuba, el artista plástico de Contramaestre Andrés Batista Valdés (Andy), quien ofrece trazos e imágenes  sobre las maneras diversas en que el pueblo cubano sufre los daños de más casi seis décadas de décadas de genocidio contra una nación soberana.

Batista Valdés es un destacado caricaturista y diseñador gráfico que reside en la ciudad de Contramaestre desde el 19 de Julio de 1976. Es miembro de la Asociación Hermanos Saiz y participa sistemáticamente en las Bienales del Humor Gráfico de San Antonio de los Baños, Cuba.