Archivo de la etiqueta: marti

Periodismo: una profesión para emerger las letras

¿ Cómo describir el camino de quienes escogimos el periodismo como profesión, de quienes elegimos la senda, los trillos que te llevan tierra adentro?

Tras los hechos siempre vamos para hacer emerger las letras; desde la evocación construimos los diversos géneros periodísticos, aunque se defiende la teoría que son tiempos de híbridos.

Se trabaja a sabiendas que para aprehender el exterior, es preciso tener un alma sensible y transparente, donde prevalezca la síntesis o palabra exacta para el texto oportuno.

La mente siempre debe estar alerta, ágil, inconfundible para que la verdad se abra paso y las razones convenzan. El arte del periodismo debe quedar impregnado en la piel para que las ideas siempre brillen y la dignidad nunca muera.

Hoy cuando las tendencias neofacistas asoman en la era de la Internet, el legado de Julius Fucik y su estremecedor reportaje: “Al pie de la horca”, avivan la senda.

Si para el encumbrado escritor y periodista su despedida no era un juego, sino la vida donde no había espectadores; él reconocía también que una nueva etapa comenzaba; de ahí que su frase previsora: “El talón se levanta. Hombre: os he amado. ¡ Estad alerta!

Y como en los tiempos actuales los títeres se mueven por detrás del telón para manipular las marionetas, le corresponde a la prensa cubana pelear por nuestro destino, siendo más creativos en la difusión de nuestras verdades.

Nos corresponde también aprender a emplear más y mejor las posibilidades de las tecnologías para inundar de realidades los infinitos espacios de la plataforma virtual donde reina la mentira.

Nos corresponde al gremio de la prensa cubana, mantener los reclamos de justicia, amor, de apego a la verdad, a la ética, al honor y al decoro.

Los hombres y mujeres identificados con el periodismo, seguimos haciendo Revolución recordando a Martí, fundador del periódico “Patria” cuando expresó: “El periodista debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público. La prensa debe ser coqueta para seducir, catedrático para explicar, filósofo para mejorar, pilluelo para penetrar, guerrero para combatir.

Un comienzo diferente para María Carla

Este 6 de septiembre, María Carla no podrá asistir a su escuela como es tradición en el calendario nacional.

Esta vez el uniforme y la mochila escolar, aún esperan por la arrancada, como también aguarda Martí en cada plaza para recibir a sus niños, que son la esperanza del mundo.

María Carla, niña del poblado de Maffo, con sueños por cumplir, conoce de un virus en forma de corona, como el causante de la parada lectiva, porque Cuba salva vida.

Conoce también la infante de 6 años de edad, que tanto ella como sus semejantes, se someterán a una vacunación para proteger a pioneros de esta letal pandemia.

Mientras tanto, resguardada en casa, espera un poco inquieta el próximo 6 de septiembre para comenzar a nutrirse de saberes a través de teleclases que le enseñarán a leer, a escribir, a contar; a ver la vida con matices diferentes.

Esperanzada que el infortunio es transitorio, María Carla hace saber a sus padres que espera por el día y la hora exacta para asistir a su escuela, tras una cartilla de aprendizaje y un mundo lleno de colores y fantasías.

Aun cuando no sabe la fecha para la bienvenida del período docente-educativo, su uniforme, calzado, mochila y útiles escolares, están casi listos para regresar a su aula donde también se velará por la protección infantil colectiva.

Aunque María Carla Rodriguez Fernández comprende que esta vez faltarán los abrazos y besos, porque los tiempos actuales lo precisan, sí sabe que no habrá barreras para reír, cantar, declamar una poesía; simplemente ser feliz.

A Cuba se le sobra la dignidad

A los cubanos la dignidad nos ha salvado siempre. Desde los tiempos de la manigua redentora hasta los días del presente de resistencia y transformación nos distingue ese escudo protector e invencible.

La dignidad para Cuba jamás se ha perdido; por el contrario, se forja, se cultiva. Con ese concepto irrenunciable Céspedes se alzó en La Demajagua por la libertad de una raza sedienta de justicia; Martí incitó al Reinicio de la Guerra por la independencia; Maceo empuño su machete por el decoro de los hombres y Fidel nos regaló el triunfo definitivo.

Por dignidad se refunde el decoro, el respeto a los símbolos sagrados de la Nación y a los hijos de la Patria. Tras esa cualidad que atraviesa el pensamiento, el pueblo cubano defiende sus raíces y conquistas. Por dignidad la Revolución con sus artistas crean canciones y poesías; plasman sobre un óleo la pintura dedicada a sus héroes, al tiempo que innumerables cuartillas se escriben para regalarle el libro a la más grande Isla caribeña.

Por dignidad Cuba prepara sus deportistas y no compra atletas por el mundo para obtener títulos olímpicos como lo exhibimos hoy en Tokio 2020, gracias al empeño de hombres y mujeres que escogieron el deporte sujeto a determinadas normas y principios.

Por dignidad los científicos cubanos se han crecido para combatir un virus que pone en riesgo la humanidad del planeta. Cinco candidatos vacunales es el trofeo de la esperanza que la Ciencia cubana coloca en el pedestal de la Patria.

Por esa dignidad aprendida desde la niñez se ha podido enfrentar durante décadas el norte revuelto y brutal, sin ponernos de rodillas, para no padecer de nostalgias coloniales injerencistas, que pretender disolver nuestra independencia y soberanía.

Como en aquel maleconazo el 5 de agosto de 1994, donde se expresó la indignación sin tregua por la maldad del imperio, con Fidel al frente, hoy el legado dignamente está presente para aniquilar el caos alentado por el obsesivo gigante de siete leguas. Porque a los cubanos, la dignidad se nos sobra.

La verdadera ruta funeraria de José Martí (2)

Aproximadamente a las 2 y 55 de la tarde llegó el cadáver de José Martí al Cementerio de Remanganagua.
Minutos después recibió sepultura directamente en la tierra, con el cadáver de un sargento del ejército español encima.
Había sido despojado Martí de sus pertenencias, las que fueron cambiadas por bebidas en un bar de las cercanías.
En este lugar recibió Martí los servicios del médico forense Pablo Valencia para la primera autopsia. Allí mismo se encargó la primera y precaria caja donde descansarían sus restos.
El 23 de mayo de 1895, el propio Valencia se encargó de dejar enterradas en el sitial de Remanganagua, el corazón y las vísceras del Apóstol.
De esta manera se convertía Remanganagua en tierra sagrada de Cuba.

Remanganagua: La verdadera ruta funeraria de José Martí

La verdadera ruta funeraria que siguió el cadáver de Martí ha sido objeto de cientos de investigaciones, hipótesis y hasta leyendas dentro y fuera de Cuba.

Radio Grito de Baire, a través del seriado audiovisual de 12 capítulos, Remanganagua: La verdadera ruta funeraria de José Martí, expone los resultados de una seria investigación local.

En este seriado, inspirado en el libro de los autores Antonio Isaac Hechavarría y Arnoldo Fernández Verdecia, se aporta una nueva visión historiográfica, apoyada en imágenes y testimoniantes claves, sobre la verdadera Ruta Funeraria de José Martí.

Radio Grito de Baire, órgano de prensa de Contramaestre, reedita este producto audiovisual con la conducción del propio Fernández Verdecia, la filmación, edición, dirección general del también periodista Juan Carlos Roque Alonso, y el valioso aporte de colaboradores cercanos e instituciones de Contramaestre, en el aniversario 125 de la caída en combate de José Martí.

Situación energética refuerza patriotismo popular

Una vez más Contramaestre demuestra su valía ante el llamado del presidente cubano Miguel Díaz Canel. La actual situación energética pone a prueba la respuesta de los habitantes locales para garantizar la continuidad del socialismo.

Pensar Cuba de una forma mas creativa y con cultura de ahorro, es la respuesta del pueblo de Contramaestre. Ser mas eficientes y solidarios son premisas comunes en este municipio de la provincia de Santiago de Cuba, que proclama no rendirse jamás ante la actual situación energética.

El empeño de ser libres y soberanos es el imperativo de hoy. Demostrar que son tiempos de Patria o Muerte, es la fortaleza que estremece a distintas generaciones para seguir haciendo Revolución.

Las nuevas oportunidades son de tangible interpretación en escenarios diversos. No retroceder en la producción y la prestación de servicios, es denominador común en todos los colectivos laborales.

No perder el sueño ni la voluntad se seguir construyendo el futuro, en presencia de esta situación energética, es la impronta palpable en diversos escenarios.

Como en tiempos pretéritos, las actuales medidas excepcionales aprobadas por el Estado cubano, encuentran su total respaldo en Contramaestre, porque salvar la Patria que soñó Martí, es defender la Revolución hecha por Fidel y el pueblo.

José Martí y el partido de almas magnánimas y limpias

El 10 de abril de 1892 José Martí inspirado en el ejemplo de aquel hecho fundador del constitucionalismo en Cuba, -acontecido 23 años antes-, proclamó la creación del Partido Revolucionario Cubano unido a las asociaciones de Puerto Rico y de la isla en la emigración.

En un editorial publicado en el periódico Patria, con fecha 16 de abril de 1892, Martí escribió: “Bello es ver a un partido de la revolución, que quiere seguir la obra radical de los padres y criar raíces nuevas…”

Queda muy claro que se trataba de un hecho de continuidad, de respeto a la historia pasada, a la obra emancipadora iniciada el 10 de octubre de 1868. Suceso que tuvo en la Asamblea de Guáimaro la cristalización de la nación cubana en términos de derechos ante el mundo.

Martí argumentó profundamente cual era la obra del Partido Revolucionario Cubano: “(…) alcanzar por métodos republicanos de alma democrática y por el acuerdo afectuoso y continuo de las islas, la independencia de Cuba y Puerto Rico…”

“(…) los Estatutos son la guía necesaria, para evitar los futuros caudillismos, y la invasión personal y estéril que puede fomentar la horda…”

“(…) concertar con las islas la acción que se dispone con el ánimo de su libertad y beneficio…”

“(…) se funda para las almas magnánimas y limpias…”

“(…) ordenar bien, con todos los factores honrados y las fuerzas necesarias para acelerar la independencia de Cuba y Puerto Rico, en acuerdo con los principios de las Bases, y los métodos de los Estatutos del Partido Revolucionario Cubano”.

El Partido Revolucionario Cubano fue traicionado por Tomás Estrada Palma que en actitud entreguista prefirió disolverlo antes que seguir los objetivos por los que fue creado el mismo.  El 21 de diciembre de 1898, el periódico Patria publicó una circular en la cual anunció “dar por terminados los trabajos del Partido, por no ser ya necesario en el extranjero después de haber conseguido el fin a que estos se encaminaban”.

La Revolución de José Martí era pospuesta según el historiador Ramón de Armas, en un libro sustancial publicado con ese mismo título. Décadas de vida republicana vividas entre 1902-1958 tomaron a Martí como paradigma mayor. En el año del centenario de su natalicio, 28 de enero de 1953, salieron a las calles con antorchas prendidas anunciando el nacimiento de la Generación del Centenario, la de Fidel Castro, el hombre que haría la Revolución olvidada de Martí.

Remanganaguas: La verdadera Ruta Funeraria (Hoy presentamos “La historia del Club de Veteranos de Remanganaguas”)

Terminada en Cuba la Guerra por la Independencia de 1895, los patriotas se reúnen en clubes y asociaciones de veteranos para darle continuidad al legado de José Martí.

 En Remanganaguas los patriotas y descendientes logran la construcción de un obelisco digno al Apóstol de todos los cubanos en la tierra donde fue depositado su cuerpo por vez primera. Historiadores que han estudiado el tema en profundidad nos ponen al tanto de los detalles ocurridos allí. Ver aquí el capítulo: La historia del Club de Veteranos de Remanganaguas

La verdadera Ruta funeraria (Orgullo martiano en Jobo Martí)

El Jobo de Martí está a cuatro horas a caballo desde el Barrio de Remanganaguas, perteneciente al municipio Contramaestre, en la oriental provincia Santiago de Cuba. Hasta allí se llega por lo que fuera el Camino real de la isla.

Muchos pueblitos hay que pasar en el recorrido. Algunos tienen nombres encantadores como El Sitio de la Virgen de La Caridad, porque hay un pequeño lugar de adoración de la Patrona de Cuba, encerrado en una urna, donde los vecinos colocan ofrendas; también está La Sociedad, donde puede verse un parque, un bar, una tienda; en verdad parece encantador, porque la vida ocurre en torno a aquel espacio de descanso y recreo.

Un poco más allá, a la derecha, por un camino a veces inundado con las aguas de un canal, está El Jobo Martí. Al frente, una escuela primaria nombrada José Martí; al lado del Obelisco, un campo de béisbol. Las personas del Jobo viven de la agricultura y la ganadería; sienten orgullo de pertenecer  a un lugar tan histórico para los cubanos. Los detalles, usted puede verlos en el siguiente video: Orgullo martiano en el Jobo de Martí

La verdadera Ruta Funeraria de José Martí Apóstol (El sabio yanqui del Jobo Martí)

Estamos en el Camino real de la Isla de Cuba. A la derecha, la escuela José Martí sobre una pequeña loma; a la izquierda, el “Obelisco” donde está el tronco del Jobo legendario que diera sombra al cadáver de José Martí en la noche del 19 para el 20 de mayo de 1895. Allí, el cuerpo ensangrentado del Apóstol  descansó por varias horas.

Dicen los lugareños que su sangre abona el lugar. Tomamos en nuestras manos pequeñas porciones de tierra sagrada e imaginamos a la columna española bajo la lluvia, en aquellas horas luctuosas para la Cuba insurrecta. Muy cerca, un grupo de hombres conversaban entre nostálgicos y alegres. Vamos a ellos. Saludamos. Un señor moreno, muy alto, dice haber aprendido mucho de Historia de Cuba con aquella gente humilde.

Lo creemos un santiaguero más, de esos cubaniches tremendos que creen tener al toro cogido por los cuernos y se burlan de los guajiros por hablar cantando. Grata sorpresa, después de tomar varias imágenes, dice que en Estados Unidos lo llaman Al Marino;  tiene un doctorado, siete bachilleratos y varias maestrías. Habla siete idiomas, diserta en Caló (zincaló), francés, inglés, ruso, alemán, latín y griego.

Al Marino razonó sobre el simbolismo del Jobo Martí, ese que millones de cubanos ignoran. Asoman las emociones. Lo entrevistamos porque era todo un suceso encontrar, en campos de la Cuba profunda, a un enciclopedista tan ilustrado, pero además, “revolucionario de conciencia”, no de esos que llevan levita y no tienen conocimientos para juzgar con lucidez la obra de los hombres en cualquier latitud del planeta.

Ver video aquí: El sabio yanqui del Jobo Martí