Archivo de la etiqueta: humano

Poder Popular de Contramaestre venciendo retos de 2021

En dos mil veinte con la llegada de la pandemia por Covid-19, el Poder Popular en Contramaestre convocó a sus fuerzas y movilizó sus mejores recursos para hacerle frente a este virus mortal.

Desde entonces y por espacio de 19 meses este municipio del centro sur de Cuba ha puesto en práctica todos los protocolos actualizados, sus instituciones medicas, personal sanitario, personal de servicios y transportistas junto a voluntarios, han entregado sus mejores esfuerzos en el enfrentamiento al SARS-CoV-2.

Dos mil 21, el año en el que celebramos el aniversario 45 de los Órganos del Poder Popular, Contramaestre vivió un rebrote de la enfermedad que puso en máxima alerta a sus autoridades locales entre las que se destacaron sus delegados de circunscripción y presidentes de consejos populares.

Una labor meritoria desarrollaron mensajeros, trabajadores sociales, voluntarios, productores de alimentos, todos vinculados a la atención a las poblaciones en aislamiento y familias y personas vulnerables.

Una vez más el gobierno en la base coordinó las acciones de sectores como el de la educación que no dejó desprotegidos a sus alumnos y estudiantes, al tiempo que cultura buscó alternativas para mantener vivos programas de reanimación comunitarios y otros a través de las redes sociales.

Los contramaestrenses protagonizaron hermosas páginas de solidaridad y surgieron iniciativas en las que se puso el corazón para que la obra socialista creciera mucho más cuando los tiempos más difíciles eran.

Oportunistas los enemigos de la revolución decidieron romper la paz que tanta sangre costó a los cubanos. Entonces no se hizo esperar la reacción popular con la respuesta firme en las calles, movilizaciones a programas de producción de alimentos, la reafirmación gloriosa de “Patria o muerte”.

Mientras, las formulaciones anti-Covid-19 cubanas demostraban su eficacia y la vacunación masiva alcanzó a los ancianos, los mayores de 19 años, las edades pediátricas, los convalecientes de la enfermedad.

Decisivo el papel de las direcciones administrativas y los dirigentes en la base para que ningún Contramaestrense con disposición y con requisitos clínicos dejara de recibir el inmunógeno cubano en una campaña masiva de vacunación.

Gracias a ello en estos momentos la inmensa mayoría de los habitantes de Contramaestre ya completó el esquema de inmunización y se inserta progresivamente a las actividades sociales y económicas.

Haber avanzado en medio de graves dificultades impuestas por la pandemia y el recrudecimiento de la guerra económica, comercial y financiera proveniente de los Estados Unidos, es una heroicidad, un logro solo posible con un gobierno socialista donde el ser humano es el centro de la preocupación y ocupación del estado.

El Poder Popular en Contramaestre es la expresión del pueblo. Los anhelos y victorias del pueblo están en cada opinión y acción del delegado, un líder de la comunidad elegido entre los vecinos para representarlos.

El año que casi termina en medio de la batalla contra la Covid-19 ha sido y será, otra prueba de la fuerza de una nación coronada por el poder del pueblo a 45 años de la fundación de sus órganos locales.

Díaz-Canel en la Asamblea General de la ONU: Construir el mundo que soñamos es una tarea descomunal, pero posible (+Video)

Intervención de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, en el Segundo Momento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible celebrado durante el Debate General del 76 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, desde el Palacio de la Revolución,  el 20 de septiembre de 2021, “Año 63 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)

Señor Secretario General;

Señor Presidente:

Hace seis años, convocados por Naciones Unidas, prácticamente todos los líderes del mundo nos comprometimos a “no dejar a nadie atrás”, en el común propósito de cumplir para el 2030 con los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La verdad sea dicha: millones de seres humanos siguen quedando atrás.  Para una mayoría de naciones, los Objetivos no parecen alcanzables en menos de una década.

Un orden internacional injusto y antidemocrático es la causa de las desigualdades y la exclusión que hoy enfrentan las grandes mayorías en un escenario agravado por los devastadores efectos de la pandemia de COVID-19. Mientras prevalezca ese orden mundial, las metas más nobles seguirán siendo una quimera.

Lo afirmo con conocimiento de causa, desde Cuba, que asumió los 17 compromisos, seria y responsablemente, pero también consciente de los grandes desafíos que nos impone la condición de Pequeño Estado Insular en Desarrollo, y el impacto del férreo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos.

Como hemos denunciado tantas veces ante la Asamblea General, esa política de bloqueo, recrudecida de modo deliberado y oportunista en el contexto de la pandemia, constituye el principal freno a los esfuerzos del país por avanzar en su desarrollo económico y social y en la implementación de la Agenda 2030.

Son enormes las dificultades, pero lo es también nuestra voluntad de construir una Nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible; por eso, reiteramos aquí nuestro compromiso con la Agenda 2030, tal como puede confirmarse en la apreciable coherencia entre los objetivos y metas del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El pasado 13 de julio, Cuba presentó su Informe Nacional Voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030 ante el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible. Como puede apreciarse en ese documento, nuestras prioridades se centran en impulsar el desarrollo integral y pleno de los seres humanos, lograr un desarrollo económico con equidad y mayores niveles y calidad de vida de la población.

Continuaremos avanzando Con Paso 2030 por el camino del desarrollo sostenible, fortaleciendo la planificación y la coordinación a los diferentes niveles de gobierno, promoviendo la innovación, la investigación científica y la construcción de alianzas entre los diversos actores de la sociedad, como herramientas imprescindibles para la recuperación y el progreso.

Cuba también continuará compartiendo sus experiencias con otras naciones mediante la Cooperación Sur-Sur, y apostando por un multilateralismo renovado y fortalecido, por la cooperación solidaria y la búsqueda de soluciones globales a los problemas comunes.

Los revolucionarios somos optimistas incorregibles y, en el peor de los escenarios, buscamos y encontramos salidas porque creemos en el ser humano y creemos en el futuro.

Construir el mundo que soñamos es una tarea descomunal, pero posible, si renunciamos al egoísmo y trabajamos en conjunto por transformar el injusto orden internacional actual, en uno más justo, democrático y equitativo, en el que, por fin, ¡nadie quede atrás!

Muchas gracias.

(Tomado de Granma)

Intervención del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de septiembre de 2021

Derechos humanos y su distorsión norteamericana

El 10 de diciembre de 1948, concluida la II Guerra Mundial, se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, la ONU escogió ese día para señalarlo en el calendario de celebraciones.

Si hacemos una investigación medianamente responsable de la realidad posterior al parto de la fecha, sale a relucir, de manera inmediata, que el país potencia, Estados Unidos, se apropió de esas dos palabras –derechos y humanos– y las convirtió en instrumentos políticos, lo mismo para imponer sanciones que para lanzar agresiones militares, y así ha sido hasta hoy.

Sin embargo, no es nada difícil desnudar tal concepción, pues el estandarte tejido en estos 72 años no ha sido otra cosa que una fachada llena de lentejuelas baratas, colgadas con alfileres que se quiebran con el más mínimo empuje de la verdad.

Derecho humanos ahora mismo en EE.UU.

Confieso que no conozco si aquella Declaración Universal de 1948 puede justificar lo que ocurre hoy mismo en el poderoso imperio del Norte. ¿En qué párrafo podría encontrarse que cuando Donald Trump creó jaulas y centros de detención para menores inmigrantes en la frontera con México, estaba defendiendo un derecho humano? ¿Dónde poner las cifras de afronorteamericanos asesinados por la policía de ese país sin que sus actores sean castigados? ¿Cómo entender que en EE. UU. mueren alrededor de 11 000 personas anualmente por armas de fuego?

Según cifras del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), en 2016 se usaron armas en un 73,3 % de los asesinatos, en un 47 % de los robos y en un 31,8 % de las agresiones graves. En ese país son muy comunes los tiroteos en lugares públicos como universidades, cines, plazas, hospitales…, debido, entre otras cosas, a la facilidad del acceso a los armamentos.

¿Quién garantiza entonces los derechos humanos, o mejor dicho, la vida de los niños que mueren en una escuela por el uso autorizado de un arma de fuego en manos de cualquier persona, incluso de menores? ¿Quién debe ejercer el control –y no lo hace– de la adquisición de un arma y el uso de ella? ¿Qué interpretación dar al concepto derechos humanos, cuando la víspera, precisamente de este 10 de diciembre, Estados Unidos tenía casi 15 millones de contagios por la COVID-19, y registra más de 280 000 fallecidos, según la OMS?

Y hay que relacionar el tema con los derechos humanos, por cuanto una gran responsabilidad –o mejor dicho, irresponsabilidad– por la falta de control de la pandemia y por haber ignorado su gravedad, la tiene el Presidente de ese país.

La violación de los derechos humanos por parte de Estados Unidos no solo ha tenido como escenario su territorio. Ha ido más allá de sus fronteras.

Cuando en 2001 invadieron Afganistán, lo hacían sabiendo que ese país asiático ocupaba uno de los primeros lugares entre los más pobres del planeta. Años después, aún hay contingentes militares del Pentágono en esa nación, mientras la cifra de civiles muertos por ataques aéreos liderados por EE. UU. aumenta casi un 330 % entre 2016 y 2019, según un estudio elaborado por el Proyecto de Costos de Guerra de la Universidad de Brown, publicado el pasado lunes.

Además, la agresión ha dejado un saldo de casi 5 000 soldados muertos, de los cuales 3 356 son estadounidenses, así como decenas de miles de civiles asesinados y más de 50 536 heridos desde que la ONU empezara a recopilar datos estadísticos sobre el asunto.

Cuando Estados Unidos invadió Irak bajo la sombrilla de una burda mentira sobre armas de destrucción masiva que nunca existieron, lo hizo, según el entonces inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, para hacer respetar los derechos humanos en esa nación.

En estos 17 años han sido más de 600 000 los muertos, la mayoría de ellos civiles, víctimas de las bombas, cohetes, y el uso del uranio empobrecido, de acuerdo con la revista británica The Lancet.

Ha sucedido otro tanto en Libia y en Siria, donde todavía hoy, además de matar civiles y luego decir que son «daños colaterales», se roban públicamente el petróleo y entorpecen la lucha antiterrorista que emprenden las fuerzas locales.

Otra guerra que encabeza Estados Unidos, tan cruel como la militar, es el uso de las sanciones económicas, financieras y comerciales contra países cuyos gobiernos no se alinean a la política imperial y optan por defender su independencia y soberanía.

Así pasa con Cuba, por más de 60 años bloqueada, la Venezuela bolivariana y la Nicaragua sandinista. También usan sanciones contra la República Islámica de Irán, Corea del Norte, Siria y la empobrecida Yemén, entre otros países.

Han agregado a esta vergonzosa lista, las sanciones contra Rusia y China, en lo que constituye un desafío al equilibrio y a la paz mundial.

Ese es Estados Unidos, el país cuyo gobierno alega ser el modelo de garantía de los derechos humanos. ¿Cómo puede permitirse que se presente como el abanderado de su defensa? Sobran los ejemplos de semejante absurdo e hipocresía.

(Tomado de Granma)

Contramaestre en el Día de la Medicina Latinoamericana

Este 3 de diciembre, Día de la Medicina Latinoamericana, aunque la celebración parezca igual, a la vez se torna diferente. Diferente porque no solo la región, sino el mundo ha sido invadido por una nueva pandemia, la Covid -19 y el contingente de batas blancas de Cuba a ido a sanar heridas y hasta a sanar el alma a los lugares más recónditos de la geografía mundial.

En honor a Carlos Juan Finlay y Barrés gran sabio de Camaguey, quien realizó el mayor descubrimiento científico de la medicina tropical: la transmisión de enfermedades por medio de un vector biológico (el mosquito), con lo que salvó a la humanidad del azote de la fiebre amarilla, la fecha de su natalicio quedó instituida como el Día de la Medicina Latinoamericana, su ejemplo constituye estímulo para quienes como él, hoy, y en medio de una epidemia mundial, consagran su vida a la ciencia, a las investigaciones, a combatir las enfermedades, y a hacer de la atención médica un derecho cotidiano de la humanidad.

Medicina y Contramaestre

En el actual panorama higiénico epidemiológico, el personal de la salud pública de Contramaestre, en el oriente cubano, se convierte en un ente excepcional en el combate contra virus, plagas y enfermedades poniendo en alto la práctica del internacionalismo en digno compromiso por la vida humana.

En esta ocasión, y por primera vez, el Ministerio de Salud Pública y el Sindicato de Trabajadores de la Salud entregará el sello “Mérito al humanismo, sensibilidad y solidaridad”, a profesionales del sector y de otros organismos que se han destacado en el enfrentamiento a la COVID-19.

Resaltar la labor de los estudiantes de las Ciencias Médicas en las pesquisas, la capacidad altruista de los médicos y enfermeros que integran el Contingente Henry Reeve y la colaboración médica cubana y el aporte de los científicos de la Isla al tratamiento de la COVID-19 no faltará este 3 de Diciembre Día de la Medicina Latinoamericana.

El arte de brindar atención a la salud y prevenir enfermedades requiere de amor y respeto por el ser humano, solidaridad y vocación internacionalista.

Hacemos llegar a todos nuestros profesionales de la salud, portadores de estos valores en su quehacer diario, una sentida felicitación por la noble labor que realizan dando lo mejor de sí, en nuestro país y en cualquier rincón del mundo.

Tres de diciembre, Día de la Medicina Latinoamericana: honor y respeto a nuestros médicos.

Aguas Turquino Contramaestre garantiza derecho al agua

Aguas Turquino de Contramaestre, municipio de la provincia Santiago de Cuba, trabajó durante el 2019 en la creación de una infraestructura que tiene como propósito fundamental, garantizar el servicio las 24 horas.

En la nueva Constitución de la República de Cuba, artículo 76, se consigna el derecho humano al agua, como algo vital. Para convertirlo en una práctica sociocultural, el Estado crea las condiciones que aseguren su debida retribución y uso racional.

Sobre todo lo realizado en 2019, conversamos para nuestro portal web con Yordanis Rodríguez Cos, Director de Contramaestre, Aguas Turquino.

Cuba, donde lo humano se convierte en divino

Cuba es la mayor de la Antillas. En este pedazo de tierra que se mece en las aguas del mar Caribe, lo humano de su gente se convierte en divino.

No se trata de un sentimiento que se paga con millones de dólares, de esos que circulan libremente en los paraísos fiscales del planeta: lo humano en Cuba brota gratis, a cada paso que puede dar por sus calles el ciudadano libre.

Una de las más excelsas expresiones de lo humano, se puede encontrar en una pequeña pero confortable habitación del Hospital General Orlando Pantoja Tamayo de Contramaestre, en el Sur Oriente de Cuba.

En esta instalación que sobrepasa los 30 años de servicios médicos se ubica el Laboratorio Clínico que evalúa las muestras de fluidos de los pacientes ingresados y otros remitidos por personal especializado.

Pero esta inmensa carga de amor y humanidad que expresan los especialistas y técnicos de laboratorio se ve obstaculizada por la persecución financiera y tecnológica que indica el gobierno de los Estados Unidos a sus trasnacionales, para evitar que se adquieran los reactivos necesarios para los análisis clínicos.

Juan Carlos Roque Alonso, periodista de los Servicios Informativos de Radio Grito de Baire, facilita esta denuncia al bloqueo yanqui.

Agricultura urbana, una necesidad

La agricultura urbana y su fomento en la ciudad de Contramaestre, provincia de Santiago de Cuba, Cuba; es una tarea priorizada para el pueblo y sus dirigentes, pues la venta de productos agropecuarios no cubre la demanda popular y sus elevados precios hace que falten en ocasiones en la mesa de los habitantes del territorio.

La siembra de especies, vegetales, hortalizas y otros productos en patios y jardines, garantizará un nivel de alimentos que no tendrán que adquirirse en las Ferias Agropecuarias Urbanas y mercados de diversos tipos.

En esta modalidad de producción, se utilizan mayoritariamente abonos no industriales, lo que garantiza una calidad óptima que no causa efectos adversos al organismo humano.

Para el presente 2019, se continúan buscando alternativas en la venta de semillas y posturas, para que el pueblo incursione con sistematicidad en la agricultura urbana y se abran otras posibilidades para la compra de productos que no pueden ser cosechados en casa.

La doctora de las plantas, Karina Valdéz

Karina Valdéz González se siente doctora de las plantas. Cuenta con emoción que tal como un médico debe dominar todo sobre el cuerpo humano, un ingeniero agrónomo debe saber desde la raíz hasta las hojas, las enfermedades y síntomas de plantas y cultivos.

Con 22 años se prepara para cursar el último período docente de la carrera de Ingeniería Agrónoma en la Universidad de Oriente y aspira a concluir los estudios universitarios con título de oro.

Esta joven del municipio de Contramaestre no ve impedimentos para aprovechar las bondades de la tierra y ser mujer; por eso experimenta cuan provechoso puede ser el yogur de la yuca Y4 como alimento animal, específicamente en fincas de productores porcinos de Contramaestre con más de mil animales.

Karina está agradecida por tener derecho a estudiar esta importante carrera sin distinción de sexo, sin mediar conceptos patriarcales y por el contrario, sentirse empoderada; confía en que desde la aplicación de la ciencia y la técnica podrá superarse como profesional, ser útil a la sociedad y cuidar como toda una doctora a las plantas.

Máxima sacerdotisa de Minerva en Contramaestre

Nelly Camping Crespo es considera la mejor discípula de Minerva en Contramaestre. Una persona totalmente convencida del valor de los libros para el mejoramiento humano y la utilidad de la virtud.

Contramaestre tiene una filial de base de la Asociación de Bibliotecarios de Cuba. En ella solamente Nelly ha recibido el sello Antonio Bachiller y Morales, la más importante condecoración que se otorga a trabajadores con resultados extraordinarios en el desempeño de su labor.

Para la máxima sacerdotisa de Minerva en Contramaestre y com0 parte de la jornada de reconocimiento a sus miembros, van estas letras.

https://www.ivoox.com/maxima-sacerdotisa-minerva-contramaestre_md_37033954_wp_1.mp3?_=1

Ir a descargar

 

Capturan en Contramaestre langostas para exportar

Las primeras langostas de agua dulce para la exportación fueron capturadas en Contramaestre. La producción ya fue trasladada a la industria pesquera de Santiago de Cuba para su beneficio.

El crustáceo es cultivado en la estación de alevinaje Carlos Manuel de Céspedes de este municipio. Yordan Volpara, jefe de la referida estación, señaló que el logro productivo representa unos 500 kilogramos, equivalentes a 6 mil 400 animales con una talla promedio de 80 gramos.

La biomasa capturada, destinada al mercado externo, procede de 11 piscinas en ambiente natural de 200 metros cuadrados. En esa unidad se realizan las operaciones para el manejo de la pesquería de esta langosta.

Es prioridad del capital humano especializado continuar con el perfeccionamiento de la producción del crustáceo. De ahí que el ciclo reproductivo de la especie se le presta esmerada atención.

Para ese colectivo obrero sobrepasar la tonelada pactada para el año 2019 es tarea de primer orden. Aprovechando que el hábitat de la población de langosta de agua dulce es muy favorable en Contramaestre.