Archivo de la etiqueta: guerra

El 30 de noviembre sigue iluminando a la juventud de Contramaestre

A 65 años del Levantamiento Armado en Santiago de Cuba, su epopeya sigue iluminando a la juventud de Contramaestre, segura y consciente de que el socialismo en Cuba es irrevocable ante cualquier desafío de los enemigos de la Revolución.

Basta con pensar y saber que en esa jornada, del 30 de noviembre de 1956, un grupo de jóvenes armados y vestidos de verde olivo, se lanzó a las calles de la siempre heroica ciudad de Santiago de Cuba para distraer a las fuerzas represivas de la tiranía ante el esperado desembarco del Granma, y para dar curso mayor a la insurrección armada contra la dictadura batistiana.

Con acciones audaces, ese día , Santiago de Cuba amaneció en pie de guerra y el pueblo, entre asombrado y solidario, vio a decenas de jóvenes atacar puntos claves de la ciudad y evidenciar el coraje de los mambises del siglo pasado.

Pepito Tey, Tony Alomá y Otto Parellada eran los intrépidos jóvenes que desde distintas posiciones cumplían las órdenes de su máximo líder y combatiente clandestino Frank País García.

¨Santiago ardía de fuego y metralla. La población entera ,enardecida y aliada de los revolucionarios, cooperó unánimemente con nosotros¨, dijo Frank.

La ciudad oriental volvió a ser la capital del heroísmo en Cuba al vestir por vez primera el uniforme verde olivo y el brazalete rojo y negro del Movimiento 26 de Julio, símbolos de las luchas en la Sierra y en el llano.

Ese día, Pepito Tey, Tony Alomá y Otto Parellada perdieron sus vidas en el ataque a la estación de la policía batistiana, en la Loma del Intendente.

Por estos días en que el gobierno norteamericano no cesa en sus intenciones por asfixiar a la Revolución cubana, con campañas difamatorias, y restricciones económicas, el 30 de Noviembre de 1956 sigue siendo un aliento al espíritu, de valentía y firmeza de la juventud de Contramaestre y de Cuba frente a las maniobras de los enemigos de esta Patria libre y soberana.

Artículo relacionado

Claro amanecer del 30 de noviembre en la memoria de Santiago de Cuba

Poder Popular de Contramaestre venciendo retos de 2021

En dos mil veinte con la llegada de la pandemia por Covid-19, el Poder Popular en Contramaestre convocó a sus fuerzas y movilizó sus mejores recursos para hacerle frente a este virus mortal.

Desde entonces y por espacio de 19 meses este municipio del centro sur de Cuba ha puesto en práctica todos los protocolos actualizados, sus instituciones medicas, personal sanitario, personal de servicios y transportistas junto a voluntarios, han entregado sus mejores esfuerzos en el enfrentamiento al SARS-CoV-2.

Dos mil 21, el año en el que celebramos el aniversario 45 de los Órganos del Poder Popular, Contramaestre vivió un rebrote de la enfermedad que puso en máxima alerta a sus autoridades locales entre las que se destacaron sus delegados de circunscripción y presidentes de consejos populares.

Una labor meritoria desarrollaron mensajeros, trabajadores sociales, voluntarios, productores de alimentos, todos vinculados a la atención a las poblaciones en aislamiento y familias y personas vulnerables.

Una vez más el gobierno en la base coordinó las acciones de sectores como el de la educación que no dejó desprotegidos a sus alumnos y estudiantes, al tiempo que cultura buscó alternativas para mantener vivos programas de reanimación comunitarios y otros a través de las redes sociales.

Los contramaestrenses protagonizaron hermosas páginas de solidaridad y surgieron iniciativas en las que se puso el corazón para que la obra socialista creciera mucho más cuando los tiempos más difíciles eran.

Oportunistas los enemigos de la revolución decidieron romper la paz que tanta sangre costó a los cubanos. Entonces no se hizo esperar la reacción popular con la respuesta firme en las calles, movilizaciones a programas de producción de alimentos, la reafirmación gloriosa de “Patria o muerte”.

Mientras, las formulaciones anti-Covid-19 cubanas demostraban su eficacia y la vacunación masiva alcanzó a los ancianos, los mayores de 19 años, las edades pediátricas, los convalecientes de la enfermedad.

Decisivo el papel de las direcciones administrativas y los dirigentes en la base para que ningún Contramaestrense con disposición y con requisitos clínicos dejara de recibir el inmunógeno cubano en una campaña masiva de vacunación.

Gracias a ello en estos momentos la inmensa mayoría de los habitantes de Contramaestre ya completó el esquema de inmunización y se inserta progresivamente a las actividades sociales y económicas.

Haber avanzado en medio de graves dificultades impuestas por la pandemia y el recrudecimiento de la guerra económica, comercial y financiera proveniente de los Estados Unidos, es una heroicidad, un logro solo posible con un gobierno socialista donde el ser humano es el centro de la preocupación y ocupación del estado.

El Poder Popular en Contramaestre es la expresión del pueblo. Los anhelos y victorias del pueblo están en cada opinión y acción del delegado, un líder de la comunidad elegido entre los vecinos para representarlos.

El año que casi termina en medio de la batalla contra la Covid-19 ha sido y será, otra prueba de la fuerza de una nación coronada por el poder del pueblo a 45 años de la fundación de sus órganos locales.

Jóvenes en Contramaestre hasta la victoria siempre

Los jóvenes han sido la vanguardia en la construcción de la sociedad socialista cubana. En el municipio Contramaestre los dos últimos años las nuevas generaciones se han impuesto a los rigores de la pandemia, y las carencias de la guerra económica, para demostrar que esta también es una generación que sabe conducirse “Hasta la victoria siempre”.

Los jóvenes de Contramaestre se han encontrado a sí mismos como seres socialmente activos en medio de la pandemia por Covid-19.

Las experiencias que ellos han protagonizado en uno de los periodos más complejos para el país les ha dado la oportunidad de madurar humanamente, aportando allí donde más se necesitaba del empuje y el vigor de los pinos nuevos.

Van quedando atrás los duros meses de aislamiento social y poco a poco, sin exceso de confianza, se van incorporando a los estudios, van poblando nuevamente las aulas, las calles, los espacios de habitual encuentro.

Es una fuerza impresionante que legitima la convicción de no fallarle a la revolución y aportar en la construcción del socialismo. En los centros de aislamiento, hospitales y cuerpos de guardia está su testimonio.

En Contramaestre, donde la actividad productiva agropecuaria es el fuerte de la economía, se han virado para la tierra y allí se convirtieron en los principales animadores de memorables jornadas productivas.

En el trabajo social se han convertido en líderes de proyectos para apoyar a niños con enfermedades crónicas y personas y familias vulnerables. Se le ve creciendo como seres humanos haciendo más grande la obra socialista de la que son hijos.

A la cultura no les falta su talento y creatividad, llevando a barrios y comunidades la alegría y el buen gusto. Y cuando hizo falta el hombro de los jóvenes para juntos hacer una vacuna, no faltó la decisión y la identificación con aquella convicción guevariana de “Hasta la victoria siempre”.

Parlamento de Cuba reafirma socialismo y rechaza agresiones

La Habana, 27 oct (Prensa Latina) La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba reafirmó hoy la decisión de continuar la construcción del socialismo en la isla y rechazó las agresiones de Estados Unidos para impedirlo.

Así lo consigna una declaración del Parlamento aprobada por unanimidad por sus diputados, reunidos hoy de manera semipresencial en el Palacio de Convenciones y mediante videoconferencias instaladas en las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud.

Cuba avanza firme en sus convicciones y decidida a defender el estado de derecho socialista y popular, subraya.

Denuncia que el gobierno de Estados Unidos ejecuta una guerra no convencional contra la nación caribeña dirigida a subvertir el orden constitucional, ahogar la economía, provocar el caos e imponer un cambio de sistema.

Washington financia, alienta y tolera acciones terroristas desde su territorio, donde personas y grupos reciben apoyo de congresistas y otros funcionarios a fin de promover marchas ilegales, sabotajes y otros actos hostiles contra la isla antillana, afirman los diputados de la Isla.

El pronunciamiento refrenda la voluntad del gobierno cubano de, en ejercicio de la soberanía y la ley, defenderse ante tales agresiones.

También condena el bloqueo económico, comercial y financiero que por más de seis décadas aplica Washington. Lo considera acto de genocidio y violación flagrante y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano y de las normas internacionales.

La declaración condena que Estados Unidos reforzara el cerco anticubano en tiempos de pandemia, que, dice, utiliza como aliada de sus intentos por derrocar a la Revolución cubana.

La Asamblea Nacional del Poder Popular rechaza pronunciamientos del Congreso estadounidense y del Parlamento Europeo, que considera injerencistas y ofensivas.

Expresa además gratitud a la solidaridad internacional y de emigrados cubanos en diversas latitudes del planeta.

Reafirma en sus conclusiones el compromiso de perfeccionar el modelo de democracia socialista mediante el ejercicio del poder del pueblo y para el pueblo.

Piedras en el camino cubano

Los cubanos que agradecidos , defendemos las muchas conquistas de la Revolución Cubana, tenemos por estos días el difícil reto de enfrentar una realidad muy dura que va desde el ámbito económico hasta el político sin desechar el impacto que en lo social trasciende más allá de la búsqueda del sustento alimenticio para la familia.

Estos tiempos difíciles, aunque no son nuevos, vienen con un ingrediente altamente peligroso “La guerra mediática a través de las redes sociales” donde a diario se suceden llamados al desorden, la rebelión y hasta la incitación a manifestaciones violentas disfrazadas de pacíficas, cuando todos conocemos que los ideales mantenidos con dinero no fructifican en ninguna sociedad, esgrima el sistema social que sea.

La intensa lucha desatada va más allá de un simple llamado a la oposición a un régimen social que aunque no es perfecto demuestra con hechos la superioridad que posee y donde se garantiza un nivel de vida estable para todos aún cuando otros se empeñan en bloquear las principales vías de subsistencia, para luego culpar al Gobierno Cubano de las carencias, algo que cada día se hace más notorio en diferentes círculos de enemigos de la Revolución y su progreso social.

El camino de los cubanos

Intentos de desestabilizar el paso ascendente de la sociedad y la economía cubanas son desmantelados por la verdad a cada instante, lo que no quiere decir que es una batalla ganada ni mucho menos, pero nos demuestra el camino que debemos seguir en la lucha por mantener la igualdad social que hoy tanto esfuerzo nos roba.

No pretendo cerrar los ojos y el entendimiento y mucho menos dejar de reconocer que en lo interno también cometemos errores, muchos de ellos pecando de primerizos en muchos procesos a los que nos obligan a entrar en la búsqueda de soluciones prácticas y rápidas ante un bloqueo externo que cada vez se recrudece más.

Los cubanos hemos demostrado la capacidad de resistencia que poseemos ante las adversidades y aunque quieran opacar los logros con financiamientos millonarios a una contrarrevolución que no tiene ningún proyecto social respetable ni principios; los avances de Cuba son innegables, tómese solo la hazaña científica vivida en medio de la Pandemia , teniendo el orgullo de poseer nuestras propias vacunas anti Covid-19, donde en poco tiempo toda la población infantil estará vacunada , cuando otros países incluyendo aquellos que financian marchas o agresiones sociales se debaten en el caos incontrolable de la incapacidad para resolver sus problemas, aquellos que ven la paja en el ojo cubano y no ven la viga en el propio.

Cuba tiene el orgullo de crecerse ante las dificultades y duele la realidad que hoy se vive cuando los que nos asfixian con medidas antihumanas temen al levantamiento del bloqueo, solamente porque conocen lo que entonces sucedería, perderían la posibilidad de culparnos por sus atrocidades y el pueblo y la Revolución continuarían su desarrollo hacia la igualdad y el progreso económico y social.

Los contrarrevolucionarios no tendrán en Cuba ninguna tribuna (+Video)

«No se les va a permitir de nuevo lo del 11 de julio», sentencia convencido Manuel López Castilla, un campesino asociado a la cooperativa de créditos y servicios (CCS) Arístides Estévez, del municipio habanero de Playa, un hombre, como todos los cubanos que apuestan por la Revolución, de los genuinos, que son mayoría.

Esa marcha es idea de los de allá –señala indignado, con su dedo, al norte– y aquí lo ejecutan los lacayos, pero ninguno se convence del fracaso. «Yo no sé qué método les queda; dice Biden que por fin se acerca la democracia plena y pura de Cuba, no sé a qué democracia se refiere, ni con qué cuenta», cuestiona.

El campesinado cubano, reafirma López Castilla, no está de acuerdo con la manifestación que quieren imponernos para el 15 de noviembre, porque este sector siempre ha estado del lado de las causas justas, y nuestra historia es la evidencia.

Lo dice sin rodeos: «Siempre hemos creído en la unidad entre los campesinos y obreros, y jamás podrán quebrantarla, porque es nuestra columna vertebral. La misión primera de los campesinos, para mantener nuestra bandera y logros bien en alto, es seguir produciendo alimentos. Esa debe ser nuestra forma de resolver los problemas que hoy tenemos».

Su principal debilidad, refiere López Castilla acerca de quienes reclaman su «derecho a manifestarse», es que no conocen al pueblo cubano, porque hace años alcanzamos los conocimientos políticos, tenemos una ideología sólida, sabemos que nuestros problemas solo los podemos resolver nosotros; «y la juventud está de nuestro lado». Por eso –acude, para sus razones, a la voz del Comandante en Jefe– aquí no hay tribuna para los contrarrevolucionarios.

Y así lo cree también el presidente de la CCS, Yoel Barreto Rodríguez. Según su criterio, quienes han sido pagados para manchar la historia de la Revolución no tienen el respaldo del campesinado, «porque con el triunfo del 59 nuestro sector ganó derechos, prestigio y moral. Ahora lo que nos toca es cumplir con la Revolución, produciendo, brindándole el alimento al pueblo».

Reflexiona, sin miedo a equivocarse, que están apelando al supuesto derecho que da la Constitución a manifestarse, pero eso es cuando no limita el derecho común. «Si esa marcha fuera realmente para un beneficio social, o representara la voz de las comunidades, sería admisible, pero sabemos que no es así, porque están identificados los motivos y sus protagonistas. Por eso no podemos estar de acuerdo, ni hoy, ni nunca».

Para Pedro Valdés Pérez, otro asociado de la CCS Arístides Estévez, y su mayor productor de leche, las razones no cambian. También está convencido de que quienes se han formado con la Revolución se deben a ella.

«Somos la mayoría a favor de la obra revolucionaria. Estoy convencido de que nuestra juventud tiene la misma opinión. Conmigo trabajan 20 o 30 jóvenes, quienes comparten mis ideales, porque estamos todos formados bajo las alas de nuestra sociedad socialista, con sus defectos, pero imprescindible».

Quienes opinan así no son una minoría manipulada, son parte de los 168 asociados que aportan a una cooperativa creada por la Revolución para beneficiar a unos 135 centros de consumo social, entre ellos las escuelas del municipio de Playa; y se las han arreglado para llegar al 123 % de lo planificado en lo que va de año, a pesar del millón de dificultades que significa el bloqueo para la agricultura cubana, más la crisis provocada por la pandemia.

EN CENPALAB SE DEFIENDE EL SOCIALISMO

Para los trabajadores del Centro Nacional para la Producción de Animales de Laboratorio (Cenpalab), un nicho imprescindible para el desarrollo de la industria biotecnológica cubana desde su creación en la década de 1980, también resulta bochornoso la tan exigida marcha, que no será más que otra estrategia, sin beneficio para el pueblo.

Consideran insultante, además, que en favor de sus intereses, utilicen frases como «régimen» para referirse a un país, cuyo Gobierno socialista lucha cada día por el bienestar de su pueblo. Cenpalab es una muestra de primera mano, pues como institución imprescindible para la preclínica de los candidatos vacunales de la Isla contra la COVID-19, han presenciado y aprendido el acto de hacer mucho con poco.

De eso está consciente Miguel Ángel Esquivel Pérez, jefe del Departamento de Vigilancia Tecnológica, quien considera que este empeño es otro de los intentos imperialistas por subvertir el orden político de nuestro país, y forma parte de un plan de nuestros enemigos jurados, que aún no superan el hecho de que se haya construido una revolución socialista «delante de sus narices».

«Intentaron derrotarnos en Girón y lo siguen procurando en la actualidad, con el bloqueo económico y todas sus medidas, pero no han podido con nosotros. Quieren ignorar todos los años de historia y, por eso, no aprenden que Cuba no se rinde», expresa Esquivel Pérez.

Sobre esta última farsa, la que intenta arroparse en nuestra Constitución socialista, señala: «El pueblo de Cuba sabe que aquellos no buscan ninguna paz o libertad, sino que quieren aprovecharse de la situación crítica que atraviesa el mundo y, sobre todo, nuestro país, ante la COVID-19 y el injusto bloqueo».

Así lo considera, igualmente, Daniela Amaranta, una joven de 24 años, quien se desempeña como especialista en Contabilidad y Finanzas en el centro, y que ha visto cómo los trabajadores de Cenpalab apoyan al país desde muchas trincheras.

Mientras, a Andrea Armas Torres, otra de las jóvenes del centro y jefa del Grupo de Asistencia Técnica, le indignan las vías que han utilizado estos individuos para subvertir, a los jóvenes, sobre todo. «Nosotros, como militantes, trabajadores que hemos visto la acción revolucionaria y la vocación que el pueblo cubano ha mantenido por más de 60 años, siempre seguiremos los ideales de Fidel».

En Cuba, su pueblo, no seguirán el juego a quienes cobran por sembrar odio y ansían arriar las banderas de la soberanía, la independencia y la dignidad, que tantos sacrificios han costado.

SE REFUERZA LA MAQUINARIA DE DEMONIZACIÓN CONTRA CUBA

La maquinaria mediática del imperialismo estadounidense, en su guerra de tercera generación contra la Revolución Cubana, ha divulgado por sus medios de comunicación dominantes (los llamados mainstream), la peregrina idea de que el Gobierno cubano ha violado articulados de nuestra Constitución, al negar la autorización a una mal llamada marcha cívica nacional por el cambio. ¿Cuál cambio?

Como sucedió con los desórdenes de julio último, Washington ha dado una vez más la orden de ataque. No esconde el intento de imponer una matriz demonizadora de Cuba y desacreditar a sus autoridades. Se pretende legitimar la provocadora acción de los mercenarios «pacifistas» internos, ciegos de odio y revancha.

Por ejemplo, la imperial cadena británica BBC lo muestra desfachatadamente: «Apelando a la Constitución, un grupo de activistas había pedido al Gobierno de Cuba una inédita autorización para realizar una marcha por el cambio el próximo 15 de noviembre. Y apelando a la misma Constitución, el Gobierno cubano denegó el derecho a la protesta», pero nunca explica que ese tipo de estrategia desestabilizadora ha sido ensayada en otros países para incitar golpes de Estado, derrocar gobiernos y arruinar a pueblos enteros, como ha sucedido en la exYugoslavia, Ucrania, Venezuela, Bolivia, Libia, Siria o Nicaragua.

A su vez, la televisora CNN en español se hace eco de supuestas amenazas a activistas opositores cubanos, sin mencionar la capacitación recibida por estos grupúsculos en cursos auspiciados por la fundación derechista argentina Cadal, universidades estadounidenses y tanques pensantes como el Fondo Carnegie para la Paz Internacional (dirigido hasta hace poco por el actual director de la CIA, William J. Burns).

Tampoco dice que los convocantes a la manifestación de noviembre, han sido formados como líderes de opinión contrarrevolucionarios, por el tan cacareado Consejo para la Transición Democrática de Cuba, una plataforma que se articula en función del golpe anticonstitucional en nuestro país, y que ha reconocido abiertamente recibir financiamiento de la reaccionaria National Endowment for Democracy (NED).

Gustosamente se unen a estos designios imperialistas agencias tales como AFP y EFE, el periódico El Nuevo Herald, de Miami, que no se cansan de incitar desde sus páginas a un estallido social que justifique la tan anhelada intervención militar de la Casa Blanca.

Desvergonzadamente, el imperio se atrevió a solicitar a las autoridades cubanas respeto a los derechos fundamentales del pueblo cubano, a raíz de la respuesta que los organizadores de la protesta recibieron en horas tempranas de este martes. En una súbita pérdida de memoria, no dice nada de las 243 medidas heredadas de la era Trump, que recrudeció el bloqueo económico y tanto daño hacen a la familia cubana a ambos lados del estrecho de la Florida.

«Hacemos un llamado al gobierno de La Habana para que respeten las libertades y los derechos fundamentales del pueblo cubano», dijo, en intercambio con reporteros, Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, según reporta la tristemente célebre Voz de las Américas.

El programa televisivo Con Filo puso los puntos sobre las íes, al revelar los verdaderos objetivos de estas nuevas acciones, y divulgó nombres de los que dictan las órdenes desde la Florida: Orlando Gutiérrez Boronat, Jorge Luis García, seguidores de la fracasada brigada mercenaria 2506 y otros de estos ejemplares que solicitan, descaradamente, la intervención de los marines yanquis a Cuba.

Tomado de Granma

Cuba bajo guerra económica de Estados Unidos

La Habana, 17 ago (Prensa Latina) Cuba sufre una guerra económica desatada por Estados Unidos y recrudecida en plena pandemia de la Covid-19, denunció hoy la viceministra de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ana Teresita González.

En su cuenta en Twitter la funcionaria cubana calificó de genocida el bloqueo que por más de 60 años aplica Washington contra la isla caribeña.

La viceministra afirmó que esa política de cerrojo afecta todos los sectores de la vida económica y social de su país, incluidas las operaciones de comercio exterior y la inversión extranjera.

La víspera el Ministerio de Transporte de Cuba (Mitrans) refirió que el bloqueo estadounidense provocó que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) suspendiera a Cubana de Aviación del mecanismo de compensación de pagos BSP en España.

Según la información del Mitrans, el banco que realiza estas compensaciones manifestó su imposibilidad de continuar tales operaciones debido al bloqueo ejercido por Estados Unidos.

El gobierno de la isla ha denunciado que esa política hostil persigue asfixiar a su economía y a sus ciudadanos, al tiempo que contempla sanciones para quienes comercien o inviertan en la nación antillana.

 

Juan Fajardo: una gloria inmortal de Contramaestre

A Contramaestre le cabe toda la gloria, porque tu nombre es sustantivo; porque como semilla fértil te convertiste en un paradigma, cuyas raices de independencia, sembraste en el corazón de los cubanos.

Guayabal rememora tu estirpe revolucionaria, con reverencia infinita a un hombre de luz, de emancipación mambisa y rebelde; como el ícono que se despidió sin saber que sería el último mambí de su Cuba eterna.

Con el pie en el estribo y machete en mano para defender la Patria oprimida por la España de época, te empinaste desde temprana edad hacia la manigua como el más valiente de los guerreros. Pero contigo no pudieron. Cuando decidiste cambiar el arma blanca de combate por el fusil, también de guerra, por la intervención enemiga, fue imposible tu derrota.

Tu suerte apegada a los humildes, cristalizó tu destino de rebeldía y decoro; tu amor por los pobres de la tierra, y tu fe ilimitada por un mañana mejor. Con una dimensión hacia la inmortalidad, Juan Fajardo Vega, recorre calles, escuelas y colectivos laborales.

Su impronta trasciende en su Contramaestre natal como símbolo meritorio en el Olimpo cubano. A 140 años de tu nacimiento tu gloria se ensancha en tu terruño, porque tu lealtad a la causa revolucionaria habla del desprendimiento al servicio de la Patria, porque nunca aceptaste pensión alguna como veterano de la guerra por la independencia, porque te convertiste en bandera de combate ante los peligros de la nación.

 

 

Santiago no puede fallarle a Cuba

Es inadmisible que, siendo la producción de alimentos un asunto de seguridad nacional (en Cuba), en esta provincia hayan más de 5 000 hectáreas vacías en la Agricultura. Los municipios con más tierras sin cultivar son Contramaestre, San Luis, Palma, Mella, Songo-La Maya y Santiago.

Ningún territorio ha cumplido las hectáreas de caña comprometidas para la producción de guarapo y raspadura. Tampoco hay una respuesta efectiva en la siembra de cultivos exóticos.

Cuando se trata de producir comida, todas las opciones -por pequeñas que parezcan- son importantes. Una de las vías para incrementar las ofertas de alimentos es ampliar el cultivo de frutas exóticas y la elaboración de dulces, jugos y otros comestibles tradicionales, como los cucuruchos de coco, el guarapo, la raspadura, los caramelos, las barras de mango, de guayaba, de coco y maní.

Sin embargo, aunque su fabricación no requiere grandes inversiones, en la mayoría de los municipios no los hacen porque se subvalora la utilidad de estos productos. Y algo parecido ocurre con la siembra de higo, manzana, flor de Jamaica, acerola, ajonjolí, maní y ñame.

Impulsar producción de alimentos en Santiago de Cuba

Es lamentable la falta de iniciativas y la inercia que a veces corroe a quienes deben impulsar la producción de alimentos. En un país bloqueado y sometido a una guerra ideológica, hay que tener voluntad de avanzar, laboriosidad e imaginación para concebir soluciones. Hay que trabajar duro.

Pensar y actuar con creatividad, como nos exige Díaz-Canel, implica diversificar las producciones y aprovechar los recursos que tenemos, especialmente en esos renglones que parecen menores.

La palabra empeñada es clave porque en esta va la vergüenza revolucionaria del cuadro. ¿Cómo es posible, entonces, que todos los días me digan que se cumple la entrega de carne de res para personas con dietas médicas y para niños, y a fin de mes San Luis, Songo-La Maya y Contramaestre informen que no cumplen? ¿Por qué hay que admitirles a Santiago, Songo-La Maya, Guamá, Mella, Palma y Contramaestre atrasos en la siembra de yuca, boniato, malanga y plátano?

(Tomado del Sierra Maestra)

A Cuba se le sobra la dignidad

A los cubanos la dignidad nos ha salvado siempre. Desde los tiempos de la manigua redentora hasta los días del presente de resistencia y transformación nos distingue ese escudo protector e invencible.

La dignidad para Cuba jamás se ha perdido; por el contrario, se forja, se cultiva. Con ese concepto irrenunciable Céspedes se alzó en La Demajagua por la libertad de una raza sedienta de justicia; Martí incitó al Reinicio de la Guerra por la independencia; Maceo empuño su machete por el decoro de los hombres y Fidel nos regaló el triunfo definitivo.

Por dignidad se refunde el decoro, el respeto a los símbolos sagrados de la Nación y a los hijos de la Patria. Tras esa cualidad que atraviesa el pensamiento, el pueblo cubano defiende sus raíces y conquistas. Por dignidad la Revolución con sus artistas crean canciones y poesías; plasman sobre un óleo la pintura dedicada a sus héroes, al tiempo que innumerables cuartillas se escriben para regalarle el libro a la más grande Isla caribeña.

Por dignidad Cuba prepara sus deportistas y no compra atletas por el mundo para obtener títulos olímpicos como lo exhibimos hoy en Tokio 2020, gracias al empeño de hombres y mujeres que escogieron el deporte sujeto a determinadas normas y principios.

Por dignidad los científicos cubanos se han crecido para combatir un virus que pone en riesgo la humanidad del planeta. Cinco candidatos vacunales es el trofeo de la esperanza que la Ciencia cubana coloca en el pedestal de la Patria.

Por esa dignidad aprendida desde la niñez se ha podido enfrentar durante décadas el norte revuelto y brutal, sin ponernos de rodillas, para no padecer de nostalgias coloniales injerencistas, que pretender disolver nuestra independencia y soberanía.

Como en aquel maleconazo el 5 de agosto de 1994, donde se expresó la indignación sin tregua por la maldad del imperio, con Fidel al frente, hoy el legado dignamente está presente para aniquilar el caos alentado por el obsesivo gigante de siete leguas. Porque a los cubanos, la dignidad se nos sobra.