Archivo de la etiqueta: escuela

Contramaestre conoce la talla del mártir Rodolfo Rodríguez Benítez.

Contramaestre, territorio que supera los 106 mil habitantes en el oriente de Cuba, mantiene verdadero apego a su historia y la Revolución Cubana: se enorgullece este 23 de noviembre al rendir especial tributo a uno de sus hijos mártires, ¨Rodolfo Rodríguez Benítez¨, en el Aniversario 63 de su caída en combate contra las fuerzas del dictador Fulgencio Batista.

                                                          Homenaje a Rodolfo Rodríguez Benítez frente a su residencia en Contramaestre.

Rodríguez Benítez fue un joven, que en plena adolescencia, comprendió que frente los males que padecía Cuba antes de 1959, el camino expedito era la lucha armada en acompañamiento a Fidel Castro. De ahí que supo madurar en el campo de batalla, convencido de que ¨cuando se lucha siempre por una causa justa se alcanza la victoria¨, sentenció Rodolfo, en una de sus misivas a querida madre Artemia.

                                                 Jóvenes reclutas rinden homenaje al inolvidable revolucionario Rodolfo Rodríguez Benítez.

La jornada congregó en calle 11 entre 2 y 4 del céntrico reparto ¨Rodolfo Rodríguez¨ -lugar donde residió el revolucionario- a familiares, vecinos y una representación de este pueblo: pioneros de la Secundaria Básica Urbana y trabajadores de la fábrica de confecciones textiles, ambos colectivos identificados con el nombre del combatiente. Además, alumnos de la escuela William Soler y miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, todos comprometidos con el legado de Rodolfo para que continúe palpitando una Patria Libre e Independiente.

                                                           Estudiantes de la Escuela Politénica William Soler en homenaje al mártir.

                                                 Estudiantes de la Secundaria Básica Rodolfo Rodríguez honran al mártir de su centro escolar.      

                                                 Estudiantes de la Secundaria Básica Rodolfo Rodríguez honran al mártir de su centro escolar.

  Escuche audio*

Cuba vive y renace en sus escuelas (+ Video)

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, deseó este lunes un feliz reinicio del curso escolar 2020–2021, en el acto provincial de La Habana, efectuado en la escuela primaria Pedro Domingo Murillo, de Ciudad Libertad.

Desde este 15 de noviembre, con la incorporación de los niños de preescolar a quinto grado, los más de 1,7 millones de alumnos de la educación general ya están en las aulas.

Manuel Marrero Cruz, miembro del Buró Político y primer ministro, y Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, compartieron también la alegría de la jornada.

En Cuba, para tranquilidad de la familia, los niños vuelven a las aulas vacunados contra una enfermedad que ha cegado muchas vidas en el mundo.

En reconocimiento a la extraordinaria participación y consagración como centros de aislamiento, en la ceremonia fueron reconocidos con el Sello Valientes por la vida –instituido por única ocasión por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte– la escuela especial Abel Santamaría, el círculo infantil Hanna Alkadaffi y la residencia de profesores Varona.

También fueron galardonadas Rufina Lara Argudín y Nelsa Tumbarel Regeifero, educadoras que participaron en la Campaña de Alfabetización, próxima a cumplir su aniversario 60. Ambas maestras recibieron sus distinciones de manos de Manuel Marrero Cruz y de Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana.

Claudia Ocaña Meneses, pionera de 6to. grado, expresó su felicidad por el regreso a la escuela y le agradeció a todos aquellos que lo hicieron posible.

Honrada de ser cubana, reconoció «a los científicos, por seguir la idea visionaria de Fidel de desarrollar la ciencia a escala social; al Estado, al Partido… Somos un pueblo de Patria o Muerte».

Las escuelas se visten de gala

Al igual que Claudia, solo en la capital, desde este lunes asisten a las aulas más de 20 100 niños de grado preescolar, más de 104 000 de 1ro. a 5to. grados de la educación primaria, y 6 075 de la educación especial. A las más de 1 200 instituciones educativas del territorio volvieron las sonrisas de los niños y la entrega ilimitada de los maestros, los que comienzan y aquellos que han entregado toda la vida a la profesión.

En ellos, como dijera en las palabras centrales Yoania Falcón Suárez, directora provincial de Educación, está el compromiso de elevar la calidad del proceso docente-educativo, como fieles seguidores de las ideas y del ejemplo de Martí y de Fidel.

También se encontraban presentes Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Comité Provincial del Partido en La Habana, y como invitado especial asistió Manuel (Manu) Pineda, diputado del Parlamento europeo.

(Tomado de Granma)

Cuba no olvida a sus hijos dignos

Seis de octubre de 1976. Cuba se vistió de luto. Un pájaro plateado caía gravemente herido en las profundidades del Mar Caribe por la maldad y odio del enemigo.

Fue el crimen de Barbados, el que dejó un profundo dolor al pueblo cubano. Setenta y tres personas a bordo en vuelo de un avión de cubana, se despidieron sin ver sus familias, sin ver realizado quizás sus más anhelados sueños.

Una carga explosiva apagó la sonrisa de hombres y mujeres comprometidos con el mañana, de cincuenta y siete cubanos, once guyaneses y cinco coreanos, de quienes en plena flor de sus vidas no pudieron ver más brillar el sol.

Cuba aún llora la ausencia de los integrantes del equipo juvenil de esgrima de la Isla, de esos jóvenes que compitieron exitosamente en el IV Campeonato Centroamericano y del Caribe, quienes regresaban con el oro colgado en sus pechos.

Sin embargo, manos asesinas apagaron la felicidad porque a los reaccionarios le molesta el brillo de la Patria.

A 45 años sin nuestros jóvenes esgrimistas, la Plaza de la Revolución no borra aquellas lágrimas, al saberse continuadora de esos rostros tristes.

A 45 años, Cuba rechaza el odio de una maquinaria imperialista, cuyas manos heredadas de la ignominia, son las mismas de los gringos organizadores de aquel sabotaje.

Hoy el llanto se traduce en acciones por un mundo mejor, más justo; por patentizar que estamos dispuestos a combatir, de ser mejores soldados en cada trinchera de la nación.

Frente a esta pandemia, continuar trabajando con productividad; hacer de la escuela la mejor virtud; que los niños pinten felices el mejor dibujo de estos tiempos y que artistas y periodistas se inspiren en su mejor creación, junto a familiares de los mártires de Barbados, es el mejor tributo de la Isla, la que no olvida a sus hijos dignos.

Un comienzo diferente para María Carla

Este 6 de septiembre, María Carla no podrá asistir a su escuela como es tradición en el calendario nacional.

Esta vez el uniforme y la mochila escolar, aún esperan por la arrancada, como también aguarda Martí en cada plaza para recibir a sus niños, que son la esperanza del mundo.

María Carla, niña del poblado de Maffo, con sueños por cumplir, conoce de un virus en forma de corona, como el causante de la parada lectiva, porque Cuba salva vida.

Conoce también la infante de 6 años de edad, que tanto ella como sus semejantes, se someterán a una vacunación para proteger a pioneros de esta letal pandemia.

Mientras tanto, resguardada en casa, espera un poco inquieta el próximo 6 de septiembre para comenzar a nutrirse de saberes a través de teleclases que le enseñarán a leer, a escribir, a contar; a ver la vida con matices diferentes.

Esperanzada que el infortunio es transitorio, María Carla hace saber a sus padres que espera por el día y la hora exacta para asistir a su escuela, tras una cartilla de aprendizaje y un mundo lleno de colores y fantasías.

Aun cuando no sabe la fecha para la bienvenida del período docente-educativo, su uniforme, calzado, mochila y útiles escolares, están casi listos para regresar a su aula donde también se velará por la protección infantil colectiva.

Aunque María Carla Rodriguez Fernández comprende que esta vez faltarán los abrazos y besos, porque los tiempos actuales lo precisan, sí sabe que no habrá barreras para reír, cantar, declamar una poesía; simplemente ser feliz.

Garantizan atención a pacientes positivos al Covid-19 en centro Pepito Tey de Contramaestre

La escuela Pepito Tey es uno de los centros de Contramaestre que se adaptaron ante la emergencia sanitaria por la Covid-19 para aislar a enfermos del virus.
El rebrote de la pandemia en este territorio santiaguero exigió de esta decisión para evitar reducir el traslado de pacientes hacia hospitales de la cabecera provincial.
Con el cumplimiento de los protocolos pautados por el Ministerio de Salud Pública allí se trabaja con rigor clínico, incluso contando con atención especializada de terapia intensiva.

 

 

 

Cultivar alimentos, prioridad en estos tiempos

Plantas medicinales, hortalizas, plátano, limón, coco, fruta bomba, melón y otros alimentos cultiva desde 1991, detrás de su apartamento en el reparto 30 de Diciembre Joaquin Fonseca Beatón, profesor de educación física, en la Escuela Secundaria Básica Pepito Tey en Contramaetre.

Este profesional además apoya como mensajero las acciones que se realizan en su comunidad contra la Covid-19.

Escuchar audio

 

 

 

 

Samay Rachel, ingeniosa y creativa en tiempos de Covid-19

Samay Rachel Acosta Montero, niña del municipio de Contramaestre, quizás nunca imaginó que tan solo con 12 años, su vida estuviera marcada por insospechados talentos que ocupan no sólo el estudio, sino su tiempo libre en familia.

Y es precisamente esta infante residente en el distrito de Maffo, quien a través de sus manos e imaginación ha buscado nuevas formas para explorar y despertar sus habilidades en función de una creatividad artística.

Cuando apenas Samay Rachel podía sostener entre sus dedos un lápiz o una crayola, la inclinación por el dibujo era una realidad, dejando plasmar en hojas de papel determinados esbozos de proyectos visuales que permitían caracterizar los rasgos y elementos esenciales de su obra futura.

Pero la pequeña, que estudia en la Escuela secundaria básica “Pepito Tey” del territorio, no sólo se limitó a plasmar ideas gráficas para demostrar sus dotes creativas, pues su interés por las manualidades es otra de las pasiones que denotan inteligencia y destreza por determinadas actividades, heredadas de generación en generación.

Samay Rachel y su respuesta a la Covid-19

Ansiedad, aburrimiento y estrés, son alteraciones psicológicas propias de la Covid-19 que afecta el universo infantil protegido en casa. Sin embargo para Samay Rachel estas posibles reacciones no constituyen obstáculos. ¿Por qué?

Frente a la pandemia en sus inicios, la niña contramaestrense, hizo del desafío epidemiológico buenas prácticas dirigidas a la protección de la salud humana.

Con ayuda de su mamá, experimentada pedagoga en idioma inglés y con conocimientos en la costura, aparecen los recortes de tela, tijera, hilo y máquina de coser para que su hija aportara los primeros nasobucos destinados a proteger a sus vecinos, y particularmente, la vida de su hermano, estudiante de Medicina y en pesquisa médica en ese momento.

El rebrote del nuevo coronavirus en la actualidad y por consiguiente la paralización del proceso docente-educativo, le facilita a Samay Rachel perfeccionar en su máxima expresión la atracción por el dibujo, al crear sus propias muñecas de papel y cartón, bautizadas como “Cuquitas” e incursionando además en sus propios diseños llenos de coloridos, representativos de un contexto cultural y social, identitario de la región tropical.

Las ideas asociativas y conceptuales que ofrece el arte de las manualidades le ha permitido también ilustrar la utilidad del trabajo como una de las mejores virtudes, al confeccionar con recortes de cartón y otros materiales un huerto intensivo referencial del distrito de Maffo, donde la producción de alimentos ajustada a la Agricultura urbana se va abriendo paso.

Construyendo su futuro en saberes diversos está Samay Rachel Acosta Montero, a quien la vida dotó de una inteligencia natural y promisoria, al aportar valiosas obras creativas que salen de sus manos e imaginación.

Niños con discapacidad en Contramaestre gozan de derechos a la vida

Contramaestre, dic 10.- Contramaestre tiene argumentos suficientes para defender y practicar los derechos humanos, pues la Revolución cubana del Primero de Enero, surgida con el principio martiano ¨Con todos y para el bien de todos¨, avala una serie de razones para respaldar el modelo social cubano.

La escuela de enseñanza especial Gregorio Careaga  Medina ubicada en el distrito de Maffo del municipio de Contramaestre exhibe hechos más que suficientes para demostrar las garantías de derechos, al brindar una educación con carácter inclusivo en beneficio de  más de 40 niños.

Derechos para los pequeños

Varios profesionales del sector de la Educación se sienten orgullosos de poder trabajar con pequeños que presentan necesidades especiales en el aprendizaje, y con su labor los ayudan a crecer como hombres y mujeres útiles en la sociedad.

Cuba mantiene hoy el compromiso con la construcción de una sociedad más justa basada en el respeto a los derechos humanos, pese al bloqueo de los Estados Unidos contra la isla, considerado el primer obstáculo para su desarrollo.

Enrique Nuñez Lora, Máster en Ciencias Pedagógicas, uno de los profesores de la enseñanza especial en la referida escuela se refiere a los derechos humanos en Cuba.

Derechos humanos y su distorsión norteamericana

El 10 de diciembre de 1948, concluida la II Guerra Mundial, se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, la ONU escogió ese día para señalarlo en el calendario de celebraciones.

Si hacemos una investigación medianamente responsable de la realidad posterior al parto de la fecha, sale a relucir, de manera inmediata, que el país potencia, Estados Unidos, se apropió de esas dos palabras –derechos y humanos– y las convirtió en instrumentos políticos, lo mismo para imponer sanciones que para lanzar agresiones militares, y así ha sido hasta hoy.

Sin embargo, no es nada difícil desnudar tal concepción, pues el estandarte tejido en estos 72 años no ha sido otra cosa que una fachada llena de lentejuelas baratas, colgadas con alfileres que se quiebran con el más mínimo empuje de la verdad.

Derecho humanos ahora mismo en EE.UU.

Confieso que no conozco si aquella Declaración Universal de 1948 puede justificar lo que ocurre hoy mismo en el poderoso imperio del Norte. ¿En qué párrafo podría encontrarse que cuando Donald Trump creó jaulas y centros de detención para menores inmigrantes en la frontera con México, estaba defendiendo un derecho humano? ¿Dónde poner las cifras de afronorteamericanos asesinados por la policía de ese país sin que sus actores sean castigados? ¿Cómo entender que en EE. UU. mueren alrededor de 11 000 personas anualmente por armas de fuego?

Según cifras del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), en 2016 se usaron armas en un 73,3 % de los asesinatos, en un 47 % de los robos y en un 31,8 % de las agresiones graves. En ese país son muy comunes los tiroteos en lugares públicos como universidades, cines, plazas, hospitales…, debido, entre otras cosas, a la facilidad del acceso a los armamentos.

¿Quién garantiza entonces los derechos humanos, o mejor dicho, la vida de los niños que mueren en una escuela por el uso autorizado de un arma de fuego en manos de cualquier persona, incluso de menores? ¿Quién debe ejercer el control –y no lo hace– de la adquisición de un arma y el uso de ella? ¿Qué interpretación dar al concepto derechos humanos, cuando la víspera, precisamente de este 10 de diciembre, Estados Unidos tenía casi 15 millones de contagios por la COVID-19, y registra más de 280 000 fallecidos, según la OMS?

Y hay que relacionar el tema con los derechos humanos, por cuanto una gran responsabilidad –o mejor dicho, irresponsabilidad– por la falta de control de la pandemia y por haber ignorado su gravedad, la tiene el Presidente de ese país.

La violación de los derechos humanos por parte de Estados Unidos no solo ha tenido como escenario su territorio. Ha ido más allá de sus fronteras.

Cuando en 2001 invadieron Afganistán, lo hacían sabiendo que ese país asiático ocupaba uno de los primeros lugares entre los más pobres del planeta. Años después, aún hay contingentes militares del Pentágono en esa nación, mientras la cifra de civiles muertos por ataques aéreos liderados por EE. UU. aumenta casi un 330 % entre 2016 y 2019, según un estudio elaborado por el Proyecto de Costos de Guerra de la Universidad de Brown, publicado el pasado lunes.

Además, la agresión ha dejado un saldo de casi 5 000 soldados muertos, de los cuales 3 356 son estadounidenses, así como decenas de miles de civiles asesinados y más de 50 536 heridos desde que la ONU empezara a recopilar datos estadísticos sobre el asunto.

Cuando Estados Unidos invadió Irak bajo la sombrilla de una burda mentira sobre armas de destrucción masiva que nunca existieron, lo hizo, según el entonces inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, para hacer respetar los derechos humanos en esa nación.

En estos 17 años han sido más de 600 000 los muertos, la mayoría de ellos civiles, víctimas de las bombas, cohetes, y el uso del uranio empobrecido, de acuerdo con la revista británica The Lancet.

Ha sucedido otro tanto en Libia y en Siria, donde todavía hoy, además de matar civiles y luego decir que son «daños colaterales», se roban públicamente el petróleo y entorpecen la lucha antiterrorista que emprenden las fuerzas locales.

Otra guerra que encabeza Estados Unidos, tan cruel como la militar, es el uso de las sanciones económicas, financieras y comerciales contra países cuyos gobiernos no se alinean a la política imperial y optan por defender su independencia y soberanía.

Así pasa con Cuba, por más de 60 años bloqueada, la Venezuela bolivariana y la Nicaragua sandinista. También usan sanciones contra la República Islámica de Irán, Corea del Norte, Siria y la empobrecida Yemén, entre otros países.

Han agregado a esta vergonzosa lista, las sanciones contra Rusia y China, en lo que constituye un desafío al equilibrio y a la paz mundial.

Ese es Estados Unidos, el país cuyo gobierno alega ser el modelo de garantía de los derechos humanos. ¿Cómo puede permitirse que se presente como el abanderado de su defensa? Sobran los ejemplos de semejante absurdo e hipocresía.

(Tomado de Granma)

Inicia el curso escolar 2020-2021 en Contramaestre

Cumpliendo con la debida protección y distanciamiento físico, inició en Contramaestre el curso escolar 2020-2021. En el semi-internado Orlando Pantoja Tamayo, se efectuó el sencillo acto con un grupo de cada grado en representación de los estudiantes, factores de la comunidad y padres del consejo de escuela.

En la apertura la directora de la institución Elizabeth Pérez Vega, ofreció precisiones sobre la culminación del anterior año lectivo y los retos para el actual, se reconoció también el trabajo de los docentes con mejores resultados, así como a los alumnos ganadores de concursos nacionales.