Proletarios recuerdan natalicio de Lázaro Peña

Proletarios recuerdan natalicio de Lázaro Peña

La calle número 38 entre Monte y Tenerife en el barrio habanero de Los Sitios vio nacer un 29 de mayo de 1911 a uno de los hombres que marcaría la historia del movimiento obrero en Cuba, Lázaro Peña González.

Él, es uno de los representantes proletarios en Cuba con una destacada labor sindical en el siglo XX. Amante de la música, en especial del violín. Instrumento que no pudo estudiar por razones económicas pues su procedencia humilde y la ausencia de la figura paterna a los diez años causaron que Lázaro tuviera que apoyar a su madre en las finanzas del hogar.

Según cuentan, su pasión por la música lo llevó a consolidar una entrañable amistad con Ignacio Piñeiro, quien según relatos intercambiaba criterios acerca de la calidad de los sextetos de la época.

Carpintero, albañil, herrero fueron los oficios que ejerció Lázaro Peña, quien fuese además un eterno apasionado a la lectura lo que le permitió posteriormente presidir y dirigir asambleas y debates sindicales.

Militante del Partido Comunista, participante activo en la organización de los trabajadores para luchar contra la dictadura de Machado, miembro y dirigente de la Confederación Nacional Obrera, organización que posteriormente diera luz a la Central de Trabajadores de Cuba en 1939 y de la que fue su secretario general. Miembro del Comité ejecutivo de la Federación Sindical Mundial con sede en México.

Luego del triunfo revolucionario en enero de 1959 Lázaro Peña había logrado la unidad y el prestigio del movimiento obrero, lo cual le permitió ejercer como secretario general desde 1961 hasta 1966.

En este período tuvo una destacada labor sindical tanto nacional como internacional. Etapa de luz del movimiento obrero y que muchos sindicalistas rememoran con el mejor de los recuerdos.

A los 120 años del natalicio de Lázaro Peña, la clase obrera cubana lo recuerda como uno de los líderes imprescindible. Y como bien argumentara Fidel Castro en su sepelio (…) no venimos propiamente a enterrar a un muerto, venimos a depositar una semilla(….). Semilla que germina en cada sindicalista y representante obrero del proletariado cubano.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial