Quien ama a Cuba, no le da golpe blando

Quien ama a Cuba, no le da golpe blando

El impacto de la pandemia con sus respectivas secuelas sanitarias y económicas, y el persistente bloqueo imperial, constituyen escenarios mediáticos para intentar un golpe blando contra Cuba, cuyas pretensiones enemigas quedaron en letra muerta.

Esa frustración de histeria y rencor de anticubanos que no aman a su Patria, para los revolucionarios de la Isla, es difícil hallarle una interpretación tangible.

Pese las circunstancias es de buen cubano amar la tierra que te vio nacer, la que con más de 60 años de Revolución ha querido permanentemente sus hijos sin distinción de género y raza.

No es digno de un cubano alimentar odio contra su propio hermano, exigiendo intervención para frustrar la obra común, para truncar sueños de maestros en escuelas, tras el propósito de formar integralmente al hombre de hoy y del mañana.

No es de patriota atacar el terruño donde se fraguan proyectos de glorias y se ensanchan caminos en defensa del progreso colectivo. No es de humano maldecir a tus semejantes que muchas veces jugaron en el barrio y hasta fueron juntos a las aulas, tras un conocimiento común; de vociferar una deslealtad para con agradecidos que cuidan y velan por los tuyos sin importarles itinerarios o destinos.

No se justifica ver profesionales formados en Cuba, como olvidaron sus raíces, atacando verbalmente al pueblo que tanta libertad y derechos les dio, como tampoco se justifica ver esos insultos contra quienes escogimos el camino desafiando carencias y necesidades por la maldad del imperio que los alienta.

Indignan los episodios diversos, pero mientras la furia y el odio los corroe, aquí está Cuba resistiendo por hacer más suya la obra por el pueblo y para el pueblo.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial