Radio Grito de Baire
Martí y la Revolución cubana, continuidad

Martí y la Revolución cubana, continuidad

Si bien el pensamiento político de José Martí aparece en práctica con el intento fallido de la Guerra chiquita, fue durante la preparación de la nueva etapa de la lucha por la independencia de Cuba cuando alcanzó su máximo esplendor.

Para darle continuidad a los ideales de Carlos Manuel de Céspedes, e impedir los desaciertos que condujeron al fracaso de la Guerra de los Diez años, José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano, alrededor del cual girarían todos aquellos compatriotas que participarían directamente o indirectamente en la nueva contienda.

Bajo las órdenes de Martí, ocurre el alzamiento del 24 de febrero de 1895 en varios puntos de la geografía cubana, independientemente de que su llegada a la Isla tuvo lugar el 11 de abril de ese mismo año, junto a Máximo Gómez.

Quedó trunca su vida el 19 de mayo 1895 en Dos Ríos, sin embargo no murió su pensamiento político, que pasó como en carrera de relevo a manos de las siguientes generaciones de cubanos dignos que continuaron sus ideales, como Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena y muchos otros de la primera mitad del siglo XX.

Para cerrar con broche de oro, el último tramo de la carrera, tomó el bastón o testigo nuestro invicto y eterno Comandante Fidel Castro, remató a todo tren y se alzó con la victoria. Cumplió lo que Martí prometió.

Nuestro Apóstol fue dado a conocer por Fidel como el único autor intelectual del Asalto al Cuartel Moncada, y las nuevas generaciones lo consideramos también, autor intelectual de la expedición del Yate Granma, de la Sierra Maestra, del triunfo del 1ro de enero de 1959, y de la existencia misma y continuidad de la Revolución Cubana, que desde Céspedes hasta nuestros días, ha sido una sola.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *