Radio Grito de Baire
La Mejorana, con la unidad condicionó la Guerra de 1895

La Mejorana, con la unidad condicionó la Guerra de 1895

La finca La Mejorana, territorio que hoy pertenece al municipio San Luis, en la provincia Santiago de Cuba, fue escenario de un crucial encuentro entre tres líderes de la Guerra de 1895, José Martí, Antonio Maceo y Máximo Gómez, quienes sostuvieron una enigmática reunión, en la cual, a pesar de las contradicciones, prevaleció la unidad para definir el rumbo de las acciones de la guerra.

Los intercambios de opiniones entre aquellos hombres tuvieron lugar el 5 de mayo en la casa de Germán Álvarez, administrador de la colonia cañera del ingenio La Mejorana.

Fue el último intercambio decisivo en el que intervinieron Maceo y Martí para discutir asuntos de las operaciones independentistas, y constituyó el hecho más trascendental de la Revolución de 1895 tras la llegada a las costas orientales de las expediciones que trajeron las primeras oleadas de jefes mambises.

El mando militar sin injerencia civil era el criterio de Maceo, mientras, Martí aspiraba a un equilibrio con el «Ejército, y un gobierno que representara al país con toda su dignidad», criterio apoyado por Gómez, y Maceo, a pesar de las desavenencias por la convocatoria de una Asamblea de Delegados para formar gobierno.

Para analizar los acontecimientos de aquel 5 de mayo de 1895 faltan pruebas históricas exactas de la trascendental conversación entre Gómez, el General en Jefe, Maceo, el Teniente, y Martí, el Delegado del Partido Revolucionario Cubano, alma de la Revolución.

Sin embargo, los desacuerdos del momento, incluso de las rencillas acumulados a lo largo de los años, no impidieron que la causa común y necesaria hiciera converger a los tres dirigentes mambises en la idea que solamente con la unidad absoluta era posible lograr la independencia.

Hoy el pueblo cubano, heredero de todos los principios revolucionarios forjados en la lucha iniciada por Carlos Manuel de Céspedes en 1868, continuada por los protagonistas de La Mejorana en Guerra del 1895, y concluida con éxito, por Fidel Castro en 1959, continúan firme y decidido a preservar la Revolución Cubana, ante los embates del enemigo en todos los órdenes.

Con la unidad como escudo de nuestra soberanía e independencia, nos permite ratificar que “no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas, siguiendo el concepto de Revolución dado por Fidel Castro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *