Donde se defiende la sonrisa de los niños

Donde se defiende la sonrisa de los niños

Samanda Camila y Andy Manuel son dos niños de Contramaestre llenos de encantos, de sonrisas incomparables que se conducen felices por el sendero de la vida.

Estas semillas preciosas bajo el manto de sus padres se refugian de una pandemia, resguardados en casa, disfrutando del bien que le regala la sociedad cubana.

Aun cuando sus pétalos son débiles, los bisoños no yacen en la oscuridad; no conocen de una Isla con armas, de intervención; por el contrario, conocen de un José Martí que amó a los niños y de un Fidel que los idolatró.

Para Samanda y Andy no hay ruegos, ni súplicas porque son niños felices que disfrutan del brillo de la luna y del sol, de ver volar una paloma, de amar una simple flor, a la tierra, el mar, a sus maestros, a la vida.

Ambos infantes, inspiración de poetas y pintores, exhiben en su comunidad el rostro de la alegría multiplicada en el almanaque que le aporta saberes con esa sonrisa encantadora, sin develar sufrimiento alguno.

Preñados de inocencia a la luz de las doctrinas del Maestro, estos pequeños disfrutan de sus derechos y del candor infantil que aviva la felicidad en corazones que colorean la sonrisa presente y futura.

Samanda Camila y Andy Manuel son dos hermanos muy cercanos que aman a su Revolución, agradecidos de una Cuba Socialista, donde prevalece la paz y la armonía para hacer más hermosa y tierna la obra conquistada.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial