Tercer Frente: manto de rebeldía

Tercer Frente: manto de rebeldía

La majestuosidad de tus cordilleras acompañadas de tus cristalinos riachuelos aviva el encanto de tu naturaleza, Tercer Frente.

La serranía imprime la humildad de tus habitantes. Gente común desempolva a diario la huella de tu historia preñada de cimarrones, haitianos emigrados y mambises rebeldes, bajo el manto de tus cafetos que atesora el pasado.

Un líder inmortal, fundador del Tercer Frente Guerrillero se yergue desde tu altura para admirar tu grandeza, cuya ruta itineraria marcada en el Granma, el Moncada, se cristalizo en la Comandancia de La Lata para calmar el dolor de los oprimidos, garantizar la vida saludable a tus hijos y repartir la luz de la enseñanza.

La Lupe, las doctrinas revolucionarias, soñados proyectos hechos realidad, signaron tu progreso materializado en Plan Turquino, donde hospitales, escuelas, comercios y otros servicios agradecen las bondades de un Ejército de hombres intrépidos, que escalaron la Sierra Maestra, situándose en la cima redentora.

Tus rebeldes trascienden hoy en el Tercer Frente. Ellos visten uniformes rojo y blanco en las escuelas, batas blancas que se adentran en tus lomeríos y machetes que se alzan en manos campesinas traducen el sudor de su frente en el sostén de tu principal renglón económico: la agricultura.

Las palmeras de la serranía donde descansa el legendario combatiente reverdecen sus penachos en complicidad con el trinar del tocororo y la fragancia de la mariposa, que regalan junto con el sol de Oriente cada amanecer el tributo al guerrero de talla mayor: Juan Almeida Bosque

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial