Romárico Cordero líder campesino de todos los tiempos

Romárico Cordero líder campesino de todos los tiempos

Contramaestre es uno de los territorios del oriente de Cuba que le ha dado a la Patria en distintas etapas de la historia grandes figuras. Romárico Javier Cordero Garcés o Romárico Cordero como todos lo conocieron fue uno de esos hombres que marcó pautas por su incesante apoyo al sector campesino.

Romárico nació un día como hoy 11 de agosto pero del año 1899 en la finca Payares, provincia Granma, proveniente de una familia española y acomodada.

Este hombre no fue solamente afortunado en sus cualidades como líder campesino, vecino, amigo, sino también en el amor. Carmen Fernández Pavón y Rosa Hernández Maidique conquistaron el corazón de este valeroso hombre que se radicó en Contramaestre.

Del primer matrimonio nacerían sus tres primeros hijos y del segundo seis. Descendientes que heredaron de su padre valores como el coraje, el amor a la patria, al prójimo y el humanismo.

La Venta de Casanova fue la localidad escogida por el líder campesino Romárico Cordero para vivir e iniciar la lucha por los derechos de los campesinos. Sitio donde fue defendido y salvado en varias ocasiones por los propios agricultores de la localidad rural.

En ese lugar decidió luchar contra los gobiernos títeres de la República Neocolonial y por cuestiones del destino decide instaurarse en la Finca Ventas de Casanova, feudo ganadero que el dictadir Gerardo Machado había conformado usurpando numerosas fincas.

Fue en ese territorio donde organizó la Asociación Campesina de La Venta de Casanova, que condujo a diversos enfrentamientos con los antiguos mayorales machadistas quienes, apoyados por la guardia rural y confabulado con el rico terrateniente Federico Fernández, influyente político y dueño del central América, trataron por todos los medios de despojar a los campesinos de las tierras ocupadas revolucionariamente.

Romárico y el triunfo de la Revolución cubana

Comenzaba así una larga batalla en defensa del campesinado trabajador, la cual culminó cuando triunfó la Revolución Cubana y en cuyo proceso la labor de Romárico sería otra en el sector agrícola.

Luego del triunfo revolucionario cerca del rio Contramaestre vivió Romárico Cordero los últimos momentos de su vida. Su finca El Refugio fue el lugar escogido para la lucha por este hombre que hizo tanto por el campesinado del territorio oriental.

Cien años vivió Romárico Cordero, un líder que hizo la honradez, la justicia, el humanismo y el amor a la Patria formaron parte de su extensa lucha por los derechos de los campesinos y obreros.

El hombre que disfrutaba en su jardín de la flor mariposa y las rosas decía adiós tranquilamente el 18 de agosto de 1969 en su querido Contramaestre. Un mártir que se recuerda hoy a los 122 años de su natalicio.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial