Juan Fajardo: una gloria inmortal de Contramaestre

Juan Fajardo: una gloria inmortal de Contramaestre

A Contramaestre le cabe toda la gloria, porque tu nombre es sustantivo; porque como semilla fértil te convertiste en un paradigma, cuyas raices de independencia, sembraste en el corazón de los cubanos.

Guayabal rememora tu estirpe revolucionaria, con reverencia infinita a un hombre de luz, de emancipación mambisa y rebelde; como el ícono que se despidió sin saber que sería el último mambí de su Cuba eterna.

Con el pie en el estribo y machete en mano para defender la Patria oprimida por la España de época, te empinaste desde temprana edad hacia la manigua como el más valiente de los guerreros. Pero contigo no pudieron. Cuando decidiste cambiar el arma blanca de combate por el fusil, también de guerra, por la intervención enemiga, fue imposible tu derrota.

Tu suerte apegada a los humildes, cristalizó tu destino de rebeldía y decoro; tu amor por los pobres de la tierra, y tu fe ilimitada por un mañana mejor. Con una dimensión hacia la inmortalidad, Juan Fajardo Vega, recorre calles, escuelas y colectivos laborales.

Su impronta trasciende en su Contramaestre natal como símbolo meritorio en el Olimpo cubano. A 140 años de tu nacimiento tu gloria se ensancha en tu terruño, porque tu lealtad a la causa revolucionaria habla del desprendimiento al servicio de la Patria, porque nunca aceptaste pensión alguna como veterano de la guerra por la independencia, porque te convertiste en bandera de combate ante los peligros de la nación.

 

 

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial