La forja del revolucionario Fidel Castro

La forja del revolucionario Fidel Castro

Era septiembre del 1945 cuando un joven de 19 años, llamado Fidel Castro, ingresa en las carreras de Derecho y de Ciencias Sociales y Derecho Diplomático en la Universidad de La Habana, donde inmediatamente se incorporó a las luchas políticas estudiantiles con destacada labor revolucionaria en varias organizaciones progresistas y anti-imperialistas, por la que fue golpeado y encarcelado más de una vez.

Desde muy temprano, Fidel mostró su vocación internacionalista, al incorporarse al contingente expedicionario que se organizó y entrenó en Cuba para luchar en la República Dominicana contra el dictador Rafael Leónidas Trujillo, acción frenada por la marina cubana. Para entonces, el joven estudiante fue ascendido de jefe de pelotón a jefe de compañía.

Ya en el Partido del Pueblo Cubano, conocido también como el Partido Ortodoxo, liderado por Eduardo Chibás, participó activamente en las campañas políticas para desenmascarar la corrupción del gobierno de Carlos Prío.

Después de su participación en la expedición contra Trujillo, viajó en 1948 a Venezuela, Panamá y Colombia como dirigente estudiantil, con el objetivo de organizar un Congreso Latinoamericano de Estudiantes, que debía efectuarse en ese último país.

En Bogotá se unió a una rebelión por el asesinato del líder colombiano Jorge Eliécer Gaitán, en la cual estuvo a punto de perder la vida.

En marzo de 1949, ante la ofensa de marines norteamericanos al monumento del Héroe Nacional de Cuba, José Martí en La Habana, Fidel lideró una protesta frente a la misión diplomática de Estados Unidos.

Al ocurrir el golpe de Estado de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952, fue de los primeros en denunciar el carácter reaccionario e ilegítimo del régimen de facto y llamar a su derrocamiento.

El 26 de julio de 1953 comandó el asalto al cuartel Moncada en Santiago de Cuba y al cuartel de Bayamo, en una acción concebida como detonante de la lucha armada contra el régimen de Batista.

Al fracasar, varios asaltantes caen prisioneros, entre ellos Fidel. Aun en prisión mantiene su papel de líder, y se consolida cuando en el juicio, en acto de defensa da a conocer el alegato La historia me absolverá , que constituyó la esencia de de la futura Revolución cubana.

Luego de la amnistía en mayo de 1955, el líder revolucionario fundó el Movimiento de 26 de Julio, y luego con un grupo de compatriotas marchó a México, desde donde salió el 25 de noviembre de 1956 en el Yate Granma con 82 expedicionarios. Desembarcó, e inició la lucha que derrocaría a la tiranía de Fulgencio Batista el 1ro de enero de 1959.

Así surgió y maduró el pensamiento revolucionario de Fidel Castro, quien, dada su estatura política en Cuba y en el mundo escribiera gloriosas páginas que recogen, por un lado, la hazaña de mantener a un pueblo fiel a sus principios revolucionarios y sin doblegarse ante los embates del imperialismo norteamericano por más de 60 años; y por el otro, la más alta manifestación de solidaridad con la humanidad.

 

Please follow and like us:
error0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial