Camilo, una sonrisa eterna

Camilo, una sonrisa eterna

La barriada habanera de Lawton vio nacer y correr en sus calles al inquieto niño que al pasar de los años se convertiría en el Comandante guerrillero de mayor carisma ante su pueblo, dueño de una amplia y contagiosa sonrisa y poseedor de una valentía y lealtad extraordinarias; Camilo Cienfuegos Gorriarán.

El héroe del sombrero alón, simboliza al hombre de pueblo que se agiganta con sus acciones.

Nuestro Camilo procede de una cuna humilde y desde pequeño conoció las penurias que la dura vida le imponía, paradógicamente en un país en el que una minoría dominante, rozaba los estándares de vida más altos del desarrollo, panorama que ayudó en la formación de su carácter y progreso revolucionario.

El Señor de la vanguardia, como también se le conoce, en su juventud mantuvo una participación activa en las luchas estudiantiles que proliferaban en los años 40 del pasado siglo en Cuba. Años más tarde, perseguido por la dictadura y convertido en emigrante, en México se une al grupo comandado por Fidel Castro y que en 1956 desembarcó en las costas del Oriente cubano a bordo del Yate Granma, acción inicial para su formación como guerrillero y luego Jefe revolucionario, ascendido por su arrojo y valentía al grado de Comandante.

La victoria de Yaguajay figura entre sus más osadas hazañas militares y ésta le valió uno de sus seudónimos más conocido, El Héroe de Yaguajay. Camilo entró junto al Che y Fidel a la Habana en en el año 1959, tras el triunfo revolucionario el 1ro de enero

El Comandante Camilo Cienfuegos, crecía a la par del amor que de los cubanos recibía, se adentraba en el pueblo, cargaba a los niños, jaraneaba con todos, reía amplio y de sus acciones emanaban confianza y fidelidad. Su lealtad con el líder Fidel Castro y su expresada convicción de mantenerse siempre a su lado, lo convirtieron en un revolucionario indispensable.

Sin miedo y destilando firmeza toma prisionero al traidor Hubert Matos en el Camaguey, a su regreso a la Habana, con el sabor del deber cumplido desaparece en el mar y se adentra profundo en el corazón de los cubanos, para revivir cada 28 de octubre convertido en flores que surcan los ríos hasta el mar.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial