Una vida entre raíles y trenes

Una vida entre raíles y trenes

El ferrocarril es parte indisoluble de Contramaestre. Muchas son las historias que atesoran sus raíles, vagones y cada pieza que lo conforma; mitos y realidades se esconden en sus más de 100 años de existencia, en los que tienen protagonismo sus trabajadores, entre ellos, Rafael Ángel Tabares Figueredo, el de más experiencia en la estación del municipio de Contramaestre.

Cuarenta y seis años escuchando, Rafael, el característico sonido del tren, el ir y venir de pasajeros, nadie como él para hablar de los inicios en el Día del Trabajador ferroviario.

Son los ferroviarios, personas a las que muchas veces sorprende el día realizando su labor. Unos trabajan en la reparación de líneas, bajo el intenso sol, otros conducen largos trenes con la responsabilidad de cientos de vidas o costosas cargas; están los que velan por la seguridad del viaje, ferromozas, mecánicos, encargados de cada turno en la estación.

Todos los que de una manera u otra son parte de este sector, reciban la gratitud de aquellos que muchas veces solo a través de trenes pueden trasladarse, y de todo el pueblo, ese por el que se exigen trabajar cada día con mayor calidad.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial