Almeida el 11 de septiembre estremeció a la Patria

Almeida el 11 de septiembre estremeció a la Patria

Cuando el reloj marcó las 11:30 de la noche del 11 de septiembre del 2009, la Patria tembló de dolor. Un paro cardio-respiratorio separaba de la vida y la muerte al hombre sencillo, jovial, al artista y guerrero, a Juan Almeida Bosque.

Cuba sumida en Duelo Oficial salió a las calles a rendirle honores. A lo largo de las arterias principales cordones interminables de niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos perpetuaron el cariño, el respeto, el dolor y orgullo del hasta siempre Comandante.

A la distancia de 12 años, el recuerdo permanece fresco y la remembranza de su vasta vida aflora como los bugambiles en primavera, verano u otoño; esa que sería su flor favorita y que le acompaña desde entonces en el Mausoleo del Tercer Frente Oriental.

Almeida guerrillero del Tercer Frente OrientalEvocarlo en su carácter, fuerza, en sus dotes como líder y jefe guerrillero, en la lealtad a Fidel, se mezcla con el impresionante historial de hechos y acciones durante los 82 años de vida hasta el fatídico septiembre de 2009.

Saltan a la luz de sus memorias los días como asaltante al Cuartel Moncada, en el presidio y el exilio, como expedicionario del Granma, como jefe del III Frente Mario Muñoz Monroe, o jefe del Estado Mayor del triunfante Ejército Rebelde tras desaparecer físicamente Camilo Cienfuegos.

Almeida líder cubanoResurgen, luego de una década de su partida, su desempeño como fundador y jefe del Ejército Central, el cargo de viceministro y ministro por sustitución reglamentaria de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), como integrante del Comité Central y del Buró Político del PCC desde su constitución en 1965. Resurge su quehacer como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su fundación, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y vicepresidente del Consejo de Estado hasta el momento de su muerte.

Renacen las hazañas de Almeida en la Sierra Maestra y en el Santiago de Cuba que lo protegió como hijo sin ser oriental, sino habanero de nacimiento, renacen las historias en el llano cuando hablaba con todos, jaraneaba y se ocupaba de responder a las solicitudes hechas.

Almeida Bosque poeta

Danzan, hoy, más de 300 melodías hechas canción compuestas de manera autodidacta; acordes que llevan por nombre La Lupe, Dame un traguito, Este camino largo, Cualquier lugar es mi tierra, Elegía a José Martí, Déjala que baile sola, Qué le pasa a esa mujer, Mi amigo el capitán…

Una docena de libros son referentes en la historiografía cubana, escritos de su puño, letra y vivencia; ahí están de consulta obligatoria al adentrarse en el proceso revolucionario textos como Presidio, Exilio, Desembarco, La Sierra, Por las faldas del Turquino, Contra el agua y el viento, El General en Jefe Máximo Gómez , La Sierra Maestra y más allá….

Almeida recorre las calles de Santiago de Cuba en su último adiósA la distancia de aquel 11 de septiembre de 2009 cuando la Revolución y la Patria se estremecían con la noticia, Almeida vive en la música y la literatura, en las calles y montañas, en la idiosincrasia de la estirpe cubana que ni la muerte puede destruir.

Please follow and like us:
error0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial