A Cuba se le sobra la dignidad

A Cuba se le sobra la dignidad

A los cubanos la dignidad nos ha salvado siempre. Desde los tiempos de la manigua redentora hasta los días del presente de resistencia y transformación nos distingue ese escudo protector e invencible.

La dignidad para Cuba jamás se ha perdido; por el contrario, se forja, se cultiva. Con ese concepto irrenunciable Céspedes se alzó en La Demajagua por la libertad de una raza sedienta de justicia; Martí incitó al Reinicio de la Guerra por la independencia; Maceo empuño su machete por el decoro de los hombres y Fidel nos regaló el triunfo definitivo.

Por dignidad se refunde el decoro, el respeto a los símbolos sagrados de la Nación y a los hijos de la Patria. Tras esa cualidad que atraviesa el pensamiento, el pueblo cubano defiende sus raíces y conquistas. Por dignidad la Revolución con sus artistas crean canciones y poesías; plasman sobre un óleo la pintura dedicada a sus héroes, al tiempo que innumerables cuartillas se escriben para regalarle el libro a la más grande Isla caribeña.

Por dignidad Cuba prepara sus deportistas y no compra atletas por el mundo para obtener títulos olímpicos como lo exhibimos hoy en Tokio 2020, gracias al empeño de hombres y mujeres que escogieron el deporte sujeto a determinadas normas y principios.

Por dignidad los científicos cubanos se han crecido para combatir un virus que pone en riesgo la humanidad del planeta. Cinco candidatos vacunales es el trofeo de la esperanza que la Ciencia cubana coloca en el pedestal de la Patria.

Por esa dignidad aprendida desde la niñez se ha podido enfrentar durante décadas el norte revuelto y brutal, sin ponernos de rodillas, para no padecer de nostalgias coloniales injerencistas, que pretender disolver nuestra independencia y soberanía.

Como en aquel maleconazo el 5 de agosto de 1994, donde se expresó la indignación sin tregua por la maldad del imperio, con Fidel al frente, hoy el legado dignamente está presente para aniquilar el caos alentado por el obsesivo gigante de siete leguas. Porque a los cubanos, la dignidad se nos sobra.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial