Un comienzo diferente para María Carla

Un comienzo diferente para María Carla

Este 6 de septiembre, María Carla no podrá asistir a su escuela como es tradición en el calendario nacional.

Esta vez el uniforme y la mochila escolar, aún esperan por la arrancada, como también aguarda Martí en cada plaza para recibir a sus niños, que son la esperanza del mundo.

María Carla, niña del poblado de Maffo, con sueños por cumplir, conoce de un virus en forma de corona, como el causante de la parada lectiva, porque Cuba salva vida.

Conoce también la infante de 6 años de edad, que tanto ella como sus semejantes, se someterán a una vacunación para proteger a pioneros de esta letal pandemia.

Mientras tanto, resguardada en casa, espera un poco inquieta el próximo 6 de septiembre para comenzar a nutrirse de saberes a través de teleclases que le enseñarán a leer, a escribir, a contar; a ver la vida con matices diferentes.

Esperanzada que el infortunio es transitorio, María Carla hace saber a sus padres que espera por el día y la hora exacta para asistir a su escuela, tras una cartilla de aprendizaje y un mundo lleno de colores y fantasías.

Aun cuando no sabe la fecha para la bienvenida del período docente-educativo, su uniforme, calzado, mochila y útiles escolares, están casi listos para regresar a su aula donde también se velará por la protección infantil colectiva.

Aunque María Carla Rodriguez Fernández comprende que esta vez faltarán los abrazos y besos, porque los tiempos actuales lo precisan, sí sabe que no habrá barreras para reír, cantar, declamar una poesía; simplemente ser feliz.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial