Radio Grito de Baire
Celia, árbol de profundas raíces

Celia, árbol de profundas raíces

Hoy tu calificación de nombre aflorado trasciende de pétalo en pétalo, pues la historia de la cual fuiste partícipe, retrocede 41 años para recordar tu deceso, Celia.

Desde las indómitas montañas, tu estela marca el camino recorrido, de mujer heroica, de guerrillera sin límites, de guía espiritual.

Tu huella trasciende también como mujer que empuñó un fusil en acciones patrióticas; como una de las creadoras del pelotón femenino Mariana Grajales que abrió caminos; como belleza e inspiración; como árbol de profundas raíces y sombra protectora.
Y oigo en los combates de la clandestinidad tu nombre de guerra. Norma. Norma del 26, de Frank, Norma de Fidel; Norma de un pueblo oprimido que luchó hasta vencer.

Celia, tu nombre de menuda mujer, de llana sonrisa y nobleza intachable, vive en el silbido de los árboles, en el cantar del tocororo, en la flor de la mariposa, en el penacho de la palma real y hasta en la sencillez de obreros, campesinos y trabajadoras de fábricas, escuelas y hospitales.

La historia revela que eres amor infinito, dulzura sin par, música de encanto, humanismo sin límites.

Y me dice más. Que tu sangre generosa, martiana desde la niñez rechazó la ostentación y la opulencia.

Tu nombre viene del Guacanayabo, de allá, desde el Manzanillo, Celia Sánchez Manduley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *