Archivo de la categoría: Efemérides

Pueblo de Contramaestre recuerda Batalla de Maffo

El aniversario 63 de la histórica Batalla de Maffo, liderada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fue recordado por el pueblo de Contramaestre, municipio al sur del oriente cubano en la unidad de beneficio de café, otrora BANFAIC (Banco de Fomento Agrícola e Industrial) de esta localidad.

Al acto asistieron Combatientes de la Revolución Cubana, protagonistas en la batalla que inició el 10 de diciembre y culminó el día 30 junto a internacionalistas, jóvenes, trabajadores, federadas, campesinos y dirigentes del Partido y el Gobierno a este nivel. En la tarja que recuerda la efeméride en el poblado de Maffo, fue depositada una ofrenda floral a nombre del pueblo de Contramaestre a los héroes y mártires que cayeron en este sagrado lugar de la Patria en defensa de la libertad, la independencia y la soberanía que hoy disfrutamos cubanas y cubanos.

Durante la conmemoración, se reconocieron a los sindicatos que durante el 2021 mantuvieron un trabajo destacado en lo económico y social a pesar de ser un año muy difícil por el impacto de la Covid-19 y el recrudecimiento del cruel del bloqueo imperialista de Estados Unido a la isla. El estimulo correspondió a la Administración Pública, Comercio Gastronomía y los Servicios,Construcción, Salud Pública, Educación, la Ciencia y el Deporte, Industria Alimentaria y la Pesca. En otro momento varias federadas, cederistas y campesinos de este municipio fueron estimulados por la máxima dirección del Partido y el Gobierno de Contramaestre por su apoyo y entrega al pueblo.

Momentos culturales con aficionados del territorio que declamaron y danzaron y un cierre magistral de la banda municipal de música integrada por jóvenes matizaron esta conmemoración. Yimisleydis Rosales Fernández, miembro del Buró Ejecutivo del Comité del Partido en el municipio de Contramaestre en las conclusiones recordó que en la Batalla de Maffo las fuerzas enemigas del Ejército de Batista se habían atrincherado en las naves del BANFAIC convertidas en una verdadera fortaleza, pero el heroísmo de las tropas rebeldes con Fidel al frente dieron un duro golpe hasta lograr la victoria.

A 63 años de ese triunfo en Maffo los contramaestrenses reafirman su apoyo irrestricto a la Revolución cubana, al socialismo, a la independencia y la PAZ.

Himno de Bayamo: identidad y cubanía

Día hermoso aquel 20 de octubre de 1868 en que las tropas de Carlos Manuel de Céspedes, al tomar la ciudad de Bayamo, entonan por primera vez La Bayamesa, que luego se convirtió en Himno Nacional.

Cultura y nación se fundían en un abrazo para transformarse en un concepto inseparable a lo largo de la historia de Cuba, un concepto que habla de música y poesía, de arte y rebeldía unidos en el fragor del combate.

Es el Himno de Bayamo el canto patriótico de la nación, símbolo sagrado del Grito de Independencia. Su letra y notas es el fruto de la memoria acumulada por las manos negras que hicieron el azúcar blanco, junto a las manos blancas que hicieron el tabaco negro, al decir de Fernando Ortiz; de los constructores que edificaron pueblos y ciudades.

Es el Himno de Bayamo, el canto de paz cuya impronta educa a pensar, a beber de la sabia del poeta, de los intelectuales y artistas. Es la evocación perfecta a las gestas mambisas, quienes nos enseñaron a sobrevivir; es el virtuosismo imperecedero de arraigo a la soberanía nacional, el socialismo y el progreso social.

Es el Himno de todos los cubanos el que enaltece la unidad del pueblo; la conservación de su idiosincrasia y lucha contra corrientes foráneas; es la voz de los revolucionarios que aman y sueñan por un futuro mejor.

Es nuestro Himno Nacional el que eterniza la identidad; construye su nación y cultura, e inspira la batalla de ideas, al combate; el hacer y el fundar; a crear lo grande y lo pequeño en la tarea diaria; el que continúa llamando a los cubanos para mantener la independencia.

Es el Himno de Cuba un canto de libertad, una evocación del sentir común; esencia de las raíces cubanas. Es la determinación del pueblo de empuñar la bandera cubana junto al grito de ¡Viva Cuba Libre!

Almeida el 11 de septiembre estremeció a la Patria

Cuando el reloj marcó las 11:30 de la noche del 11 de septiembre del 2009, la Patria tembló de dolor. Un paro cardio-respiratorio separaba de la vida y la muerte al hombre sencillo, jovial, al artista y guerrero, a Juan Almeida Bosque.

Cuba sumida en Duelo Oficial salió a las calles a rendirle honores. A lo largo de las arterias principales cordones interminables de niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos perpetuaron el cariño, el respeto, el dolor y orgullo del hasta siempre Comandante.

A la distancia de 12 años, el recuerdo permanece fresco y la remembranza de su vasta vida aflora como los bugambiles en primavera, verano u otoño; esa que sería su flor favorita y que le acompaña desde entonces en el Mausoleo del Tercer Frente Oriental.

Evocarlo en su carácter, fuerza, en sus dotes como líder y jefe guerrillero, en la lealtad a Fidel, se mezcla con el impresionante historial de hechos y acciones durante los 82 años de vida hasta el fatídico septiembre de 2009.

Saltan a la luz de sus memorias los días como asaltante al Cuartel Moncada, en el presidio y el exilio, como expedicionario del Granma, como jefe del III Frente Mario Muñoz Monroe, o jefe del Estado Mayor del triunfante Ejército Rebelde tras desaparecer físicamente Camilo Cienfuegos.

Resurgen, luego de una década de su partida, su desempeño como fundador y jefe del Ejército Central, el cargo de viceministro y ministro por sustitución reglamentaria de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), como integrante del Comité Central y del Buró Político del PCC desde su constitución en 1965. Resurge su quehacer como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su fundación, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y vicepresidente del Consejo de Estado hasta el momento de su muerte.

Renacen las hazañas de Almeida en la Sierra Maestra y en el Santiago de Cuba que lo protegió como hijo sin ser oriental, sino habanero de nacimiento, renacen las historias en el llano cuando hablaba con todos, jaraneaba y se ocupaba de responder a las solicitudes hechas.

Danzan, hoy, más de 300 melodías hechas canción compuestas de manera autodidacta; acordes que llevan por nombre La Lupe, Dame un traguito, Este camino largo, Cualquier lugar es mi tierra, Elegía a José Martí, Déjala que baile sola, Qué le pasa a esa mujer, Mi amigo el capitán…

Una docena de libros son referentes en la historiografía cubana, escritos de su puño, letra y vivencia; ahí están de consulta obligatoria al adentrarse en el proceso revolucionario textos como Presidio, Exilio, Desembarco, La Sierra, Por las faldas del Turquino, Contra el agua y el viento, El General en Jefe Máximo Gómez , La Sierra Maestra y más allá….

A la distancia de aquel 11 de septiembre de 2009 cuando la Revolución y la Patria se estremecían con la noticia, Almeida vive en la música y la literatura, en las calles y montañas, en la idiosincrasia de la estirpe cubana que ni la muerte puede destruir.

Periodismo: una profesión para emerger las letras

¿ Cómo describir el camino de quienes escogimos el periodismo como profesión, de quienes elegimos la senda, los trillos que te llevan tierra adentro?

Tras los hechos siempre vamos para hacer emerger las letras; desde la evocación construimos los diversos géneros periodísticos, aunque se defiende la teoría que son tiempos de híbridos.

Se trabaja a sabiendas que para aprehender el exterior, es preciso tener un alma sensible y transparente, donde prevalezca la síntesis o palabra exacta para el texto oportuno.

La mente siempre debe estar alerta, ágil, inconfundible para que la verdad se abra paso y las razones convenzan. El arte del periodismo debe quedar impregnado en la piel para que las ideas siempre brillen y la dignidad nunca muera.

Hoy cuando las tendencias neofacistas asoman en la era de la Internet, el legado de Julius Fucik y su estremecedor reportaje: “Al pie de la horca”, avivan la senda.

Si para el encumbrado escritor y periodista su despedida no era un juego, sino la vida donde no había espectadores; él reconocía también que una nueva etapa comenzaba; de ahí que su frase previsora: “El talón se levanta. Hombre: os he amado. ¡ Estad alerta!

Y como en los tiempos actuales los títeres se mueven por detrás del telón para manipular las marionetas, le corresponde a la prensa cubana pelear por nuestro destino, siendo más creativos en la difusión de nuestras verdades.

Nos corresponde también aprender a emplear más y mejor las posibilidades de las tecnologías para inundar de realidades los infinitos espacios de la plataforma virtual donde reina la mentira.

Nos corresponde al gremio de la prensa cubana, mantener los reclamos de justicia, amor, de apego a la verdad, a la ética, al honor y al decoro.

Los hombres y mujeres identificados con el periodismo, seguimos haciendo Revolución recordando a Martí, fundador del periódico “Patria” cuando expresó: “El periodista debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público. La prensa debe ser coqueta para seducir, catedrático para explicar, filósofo para mejorar, pilluelo para penetrar, guerrero para combatir.

Mujeres de heroicas historias

Como semilla fértil, mujer, surgiste para hacer Revolución en Revolución; como flor tropical escalaste peldaños para convertirte en gigante y ser rayo de luz y alma de inspiración.

Desde que Cuba abrió los ojos frente a la esclavitud, tú mujer cubana, desafiaste el peligro para estremecer la historia que hoy te premia con laureles. De raíces bien sembradas surgieron épicas rosas.

Mariana Grajales, empina sus hijos para que cumplan con la Patria; María Cabrales se va con Antonio Maceo a la manigua redentora. Melba y Haydée, las gloriosas heroínas del Moncada, se emanciparon como valiosas guerreras. Surge otra flor legendaria entrenada en la victoria. Vilma, de cuya semilla viene la fémina cubana para repartir educación, salvar vidas, labrar el campo, edificar fábricas y defender la Revolución.

Celia se inscribe también en la proeza de la Patria, en el empuje de una guerrillera que infundió la fuerza y el sentido de la vida. Decir mujer en Cuba es hablar de las hacedoras cotidianas; de las de saberes y oficios diversos. Maestras, doctoras, enfermeras, laboratoristas, artistas, constructoras, milicianas, las que hacen radio o combaten la actual pandemia.

Sin la presencia de esa federada que crea y consolida, la vida es un minuto largo, sin sol, sin lluvia, sin estrellas. Con la mujer cubana comienza a latir el corazón de heroicas historias.

Radio Cubana, a la distancia de nueve décadas de fundada

“Los años quedan atrapados en tu vida misma”. Porque a la distancia de nueve décadas de montada la primera planta de radio en Cuba, aquel agosto de 1922, son innumerables las historias de aprendizaje, tropiezos, retos y amor al servicio de los conocimientos, la cultura, la recreación y de la Patria. Años y vidas arropados entre protagonistas y oyentes, entre estudios y cabinas de transmisión o grabación, entre la magia y la pasión que engendras.

Cuba fue una de las pioneras en América Latina en desarrollar la radio y la televisión. Un martes 22 de agosto en La Habana, las primeras ondas sonoras de la estación 2-LC del músico y combatiente en la guerra de independencia Luis Casas Romero iniciaron las transmisiones a la hora del cañonazo de las 9:00 de la noche, con espacios musicales, el estado del tiempo y el servicio de la hora.

Viajando a los orígenes y evolución la historia cuenta que en diciembre de 1923 en la Isla ya existían 31 estaciones de radio, a finales de los años 30, un total de 80; Radio Rebelde desde la Sierra Maestra el 24 de febrero de 1958 emprendió una nueva etapa en la misión de este medio de prensa; El Instituto Cubano de Radiodifusión (ICR), se creó en 1962 y hoy existen 100 casas matriz a lo largo de toda la Isla.

Grito de Baire, emisora de Contramaestre, con 31 años de fundada de esos 99 que cumple la Radio Cubana lustra sus pasos por el éter con cada emisión. De lunes a domingo, desde las siete de la mañana y hasta las siete de la tarde por los 103.9 Mega Hertz de Frecuencia Modulada (FM) y en tiempo real en internet, genera contenidos en 31 programas de corte informativo, de variedades y musicales para niños, adolescentes y jóvenes, para la mujer y la familia, el campesino….

“Sonidos para ver” en los que se empeñan 51 radialistas hoy con las mismas razones: informar, educar y entretener pero en un contexto social cambiante.
La palabra, la música, el silencio y los efectos de sonido se articulan en la Radio Cubana hace 99 años este 22 de agosto, para seguir siendo la compañera fiel, cómplice y útil. Eres la mirada del contramaestrense en un espejo.

Escuchar audio

A Cuba se le sobra la dignidad

A los cubanos la dignidad nos ha salvado siempre. Desde los tiempos de la manigua redentora hasta los días del presente de resistencia y transformación nos distingue ese escudo protector e invencible.

La dignidad para Cuba jamás se ha perdido; por el contrario, se forja, se cultiva. Con ese concepto irrenunciable Céspedes se alzó en La Demajagua por la libertad de una raza sedienta de justicia; Martí incitó al Reinicio de la Guerra por la independencia; Maceo empuño su machete por el decoro de los hombres y Fidel nos regaló el triunfo definitivo.

Por dignidad se refunde el decoro, el respeto a los símbolos sagrados de la Nación y a los hijos de la Patria. Tras esa cualidad que atraviesa el pensamiento, el pueblo cubano defiende sus raíces y conquistas. Por dignidad la Revolución con sus artistas crean canciones y poesías; plasman sobre un óleo la pintura dedicada a sus héroes, al tiempo que innumerables cuartillas se escriben para regalarle el libro a la más grande Isla caribeña.

Por dignidad Cuba prepara sus deportistas y no compra atletas por el mundo para obtener títulos olímpicos como lo exhibimos hoy en Tokio 2020, gracias al empeño de hombres y mujeres que escogieron el deporte sujeto a determinadas normas y principios.

Por dignidad los científicos cubanos se han crecido para combatir un virus que pone en riesgo la humanidad del planeta. Cinco candidatos vacunales es el trofeo de la esperanza que la Ciencia cubana coloca en el pedestal de la Patria.

Por esa dignidad aprendida desde la niñez se ha podido enfrentar durante décadas el norte revuelto y brutal, sin ponernos de rodillas, para no padecer de nostalgias coloniales injerencistas, que pretender disolver nuestra independencia y soberanía.

Como en aquel maleconazo el 5 de agosto de 1994, donde se expresó la indignación sin tregua por la maldad del imperio, con Fidel al frente, hoy el legado dignamente está presente para aniquilar el caos alentado por el obsesivo gigante de siete leguas. Porque a los cubanos, la dignidad se nos sobra.

Frank País: Nuestros mártires en pie, en cada hora de peligro (+Video)

Si para Fidel fue «el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes», y Raúl lo definió «valiente hasta la temeridad y (…) del tipo de hombres que penetran honda y definitivamente en el corazón del pueblo», el cariño con que Cuba recuerda a Frank País, lo convirtió en «el inolvidable».

Apenas tenía 18 años aquel 26 de julio de 1953, cuando, despertado por el tiroteo del asalto al Moncada, supo que su camino también sería luchar contra la tiranía de Batista. En ese afán, razón de su existencia, entró a la inmortalidad apenas cuatro años después, luego de caer asesinado en las calles santiagueras, el martes 30 de julio, hace justo 64 almanaques.

Páginas de profunda entrega, de alto sentido de la responsabilidad y de indiscutible liderazgo, serían el alzamiento del 30 de noviembre de 1956, que en apoyo al desembarco del Granma estrenó en Santiago de Cuba el uniforme verde olivo, y la organización del envío de armas y hombres al naciente Ejército Rebelde.

La prisión no melló su resolución: «el día que quede un solo cubano que crea en esta revolución, ese cubano seré yo», dijo, a pesar de la feroz persecución del régimen, responsable de su muerte.

Dicen que los disparos del crimen cobarde provocaron en cada rincón de la ciudad un trágico presentimiento, que luego fue agudo dolor, más terrible en el pecho de sus compañeros y compañeras de lucha, de su novia, de la madre que, para controlar la sangre generosa, taponeó, una por una, las 36 perforaciones en el cuerpo del hijo amado.

La muchedumbre que acompañó, en medio de consignas revolucionarias su sepelio y el del compañero caído junto a él, Raúl Pujol, mostró que Frank País quedaba vivo en la memoria de los honrados de su pueblo.

Símbolo de lo mejor de su generación, la fecha de su muerte marca el Día de los Mártires de la Revolución, al frente de ellos Frank, aún en pie, impetuoso y movilizador, en cada hora de peligro de la patria.

Tomado de Granma

Moncada por siempre

Eran jóvenes prestos a asaltar el porvenir, a escribir con sangre la historia en el Moncada, esa que hoy los reverencia y acoge en el espacio sagrado de los Héroes.

Eran buenos hijos, quienes hace 68 años con corajes de acero en sus pechos decidieron inmortalizar una noche para traer la aurora, para renovar los cimientos de una Cuba urgida de transformación. Era el Moncada la Revolución misma.

Una generación diferente que leyó las doctrinas del Maestro para cargar sobre su lozanía los fusiles y soltar amarras, revertir ultrajes y bendecir con el beso de la libertad la frente de la Patria marchita.

¡Cómo no entender el arranque de aquellos corazones que treparon lomeríos de la Sierra Maestra para cabalgar sin miedo hasta el enero victorioso! Eran guerreros con aires de renovada mejoría y con justificadas razones para hacer más sublime la mañana de la Santa Ana, inscrita en la memoria de la Patria.

Aquel 26 de julio, lamentablemente no devino en triunfo de las armas, pero sí en una victoria moral que arropó la dignidad de Cuba para avivar la llama que encendió la verdadera y definitiva independencia.

¡Como no defender el Moncada! ¡Cómo no agradecer su legado! Gracias a ese inigualable 26 de Julio, se escriben décimas y canciones de lealtad a la historia; el campesino produce y cosecha y el joven avanza con proyecto de renovación.

Gracias al Día de la Rebeldía Nacional, la visión del pionero que mira con orgullo se ensancha cada vez más; el constructor edifica escuelas, hospitales, fábricas; el artista sigue cautivado en su creación; mientras que el educador se afianza por evitar que mueran las raíces históricas e identitarias.

A la distancia de 68 años, Santiago de Cuba renace su Moncada. Sus hombres y mujeres frente a los nuevos tiempos, agradecen la gloria de aquel asalto estremecedor que hoy florece con nuevos amaneceres, tras la continuidad del progreso social, la independencia y la soberanía con una esencia de valores auténticos de un pueblo en Revolución.

Luz y felicidad para un Héroe: Ramón Labañino

Me levantan a las tres de la mañana, me encadenan los pies, la cintura, me ponen esposas. Una cadena va de los pies a la cintura, me ponen unas esposas y encima de eso, una caja negra. No puedes mover las manos para nada, te cortas la piel (…).

Así describiría años más tarde Ramón Labañino Salazar, uno de los Cinco Héroes su traslado hacia una de las cárceles más brutales de Estados Unidos donde tendría que cumplir una cadena perpetua, más 18 años.

Un Héroe del silencio que este 9 de junio cumple 58 años de edad. Un cubano que desde las entrañas del monstruo pudo evitar y tronchar diversos actos terroristas que perjudicarían la vida económica y bienestar de la Isla caribeña. Hombre que estuvo cerca de peligrosos terroristas como Orlando Bosch o de personajes como los de la Fundación Nacional Cubano.

Ramón Labañino disfruta de la libertad desde el 17 de diciembre del 2014 como parte de un acuerdo humanitario alcanzado entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba. Hoy nuestro pueblo le da muestras de cariño, respeto y admiración por su inigualable labor.

Un Héroe de carne y hueso, sí, de esos que asombran por su valor y cualidades como la humildad. Él, al igual que Gerardo, René, Fernando y Antonio, Cuba le agradece porque como dijo nuestro querido Comandante en Jefe !Volverán! Y regresaron con la actitud y valor de los Maceos.