Una cubana condena al terrorismo (I)

Gladys Panuncia Fonseca es una cubana que condena el terrorismo desde lo más íntimo de su ser. Desde los duros momentos del 6 de octubre de 1976 en que sus compañeros del deporte fueron asesinados en Barbados por un atentado terrorista, ha condenado al imperialismo y sus barbaries.

Conoció de la esgrima en la ciudad de Contramaestre, a 890 kilómetros de La Habana, para competir en la categoría 13 – 14 años.

Panuncia Fonseca confiesa que llegó al lugar inicial de entrenamiento, como quien va a un área deportiva cualquiera; allí coexistían pesistas, yudocas y otros atletas, pero ella no sentía atracción por ninguna disciplina.

Todo cambió cuando comenzó a entrenar esgrima. De ese momento recuerda a Ochoa, el entrenador principal de la disciplina y de cómo estuvo ubicada entre las cuatro seleccionadas para la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE), donde permaneció por espacio de 3 años con excelentes resultados. Sin darse cuenta, Panuncia había iniciado una exitosa carrera en la esgrima.

Ya en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) se convierte en campeona nacional de Esgrima y pasa a integrar la cantera para el equipo nacional de ese deporte, en la modalidad de florete.

En ese momento cumbre de su vida deportiva, la esgrimista de Contramaestre Gladys Panuncia Fonseca recibió el cruel impacto del asesinato de sus compañeros en el atentado al avión de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976 en Barbados. Mediante Radio grito de Baire condena el terrorismo vil.

Sheila Gutierrez Licea

Sheila Gutierrez Licea

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *