Un libro cumplirá cuarenta años en Contramaestre

Nuestra ciudad celebrará el próximo 28 de agosto, el aniversario cuarenta de la publicación del libro «La fuerza del hombre», del escritor de esta ciudad, Orlando Concepción Pérez, importante figura de las letras en el oriente cubano.

«La fuerza del hombre» es el primer texto de narrativa publicado por un autor de Contramaestre desde su creación como municipio en 1976. En 128 cuartillas y dividido en dos partes «Unos golpes tan fuertes» y «Al final de la batalla», el autor incursiona en el ciclón Flora y la zafra de los Diez millones.

La colección a la que pertenece es Pluma en Ristre, conocida por los lectores cubanos de las décadas de 1970 y 1980. La encuadernación privilegia los azules y unas imágenes alegóricas al contenido temático del libro. El trabajo editorial tiene como mérito una cuidadosa corrección ortográfica y una redacción acertada.

La edición es de 5000 ejemplares y sus padres tutelares son Imeldo Álvarez y Onelio Jorge Cardozo, destacados narradores de la literatura cubana de esos años.

Según Basilia Papastamatíu, la mejor parte del libro es la segunda, porque tiene cuentos que lindan entre el sueño, la fantasía y la alucinación. La lectura cobra mayor intensidad a partir de Campo quemado, que salió publicado inicialmente en La Gaceta de Cuba, no. 84, julio de 1970.

En su aniversario cuarenta, «La fuerza del hombre», se mantiene entre los libros pioneros de la narrativa de Contramaestre, su autor Orlando Concepción ya no está físicamente entre nosotros, falleció el 1 de noviembre de 2010; pero dejó un legado valioso que comprende otros textos entre los que sobresalen: «Dos cuentos», Ediciones Caserón, Santiago de Cuba, 1987, «El horno de la ira», Ediciones UNEAC, Las Tunas-Bayamo, 2003, «El dinosaurio azul» , Ediciones Santiago, 2004 y «Velamen», Ediciones Santiago, 2007 y Ráfagas cortas, Ediciones Unión 2016.

Concepción Pérez se inscribe en la memoria local, entre los más fecundos creadores que ha dado Contramaestre a lo largo de su historia literaria. Nunca podrá escribirse sobre literatura por estos lares, sin darle un lugar destacado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *