Un joven de Contramaestre en la guerrilla del Che

Olo junto a su madre Orfelina Tamayo. Fot tomada de la Casa Memorial Orlando Pantoja, en Maffo.

Cuando en junio de 1997 el equipo de científicos cubanos y argentinos encontró los restos de Ché y seis de sus hombres en Bolivia, la noticia recorrió el mundo.

En una fosa común, debajo de la pista vieja del aeropuerto de Vallegrande, justo después de 30 años de ocurrido sus asesinatos, yacían siete hombres aguerridos cuyos legados resurgieron para las generaciones del mundo. Entre los tres cubanos hallados, uno de Contramaestre. Orlando Pantoja Tamayo.
Este año, cuando se cumplen más de 80 de su natalicio y 50 de su caída en combate, en su casa natal en Maffo, se inició la jornada Orlando Pantoja Tamayo con un acto político, en el cual participaron alumnos de la escuela Mariana Grajales Cuello, aficionados de la casa de la cultura de la localidad y representantes del Consejo Popular.
Humilde de cuna, pero valiente y responsable, Orlando, Olo, peleó en la sierra y el llano de contramaestre para ver la dictadura fuera de la isla. Luego, con la revolución en el poder, ocupó diversos cargos de trascendencia para el país, hazañas que se rememoraron en la peña del cañon Don Pepe, efectuada este dos de octubre en homenaje a su cumpleaños.
Marisol Quesada Ortega, técnica de la Casa Museo, destacó que la jornada incluye conversatorios como “Una vida ejemplar”, este día 4, a las 9 de la mañana, “Conociendo a Olo” el día 6 en la escuela de enseñanza especial Gregorio careaga de Maffo con un combatiente que lo conoció, Odelín Bello.
El día 7 se desarrollará el acto conmemorativo especial por su muerte en el parque de la demarcación y el cierre de la jornada será el día 8 con la exposición fotográfica Hombres que hicieron historia, una compilación de Olo junto al Che.
Luego de más de dos años de intensa búsqueda de los cuerpos del Che y de los guerrilleros que lo acompañaron a Ñancahuazú, el hallazgo de héroes como Orlando Pantoja Tamayo, en pleno Período Especial, significa un enorme compromiso de Contramaestre y sus hijos, con el legado de un hombre que no vaciló en defender sus ideales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *