Ultimátum para la preservación de la humanidad

Un inevitable ultimátum para la preservación de la humanidad se expresa hoy desde Contramaestre, encarnando la alerta hecha pública por el líder cubano Fidel Castro Ruz durante la Conferencia Cumbre de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, el 12 de junio de 1992 en Río de Janeiro: “Una importante especie biológica está en peligro de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”.

Como respuesta al llamado del Comandante en Jefe, en Contramaestre, municipio ubicado en el centro de la parte oriental de Cuba, las autoridades gubernamentales acometen medidas para la protección del medio ambiente y estudian las afectaciones reales al drenaje de desechos líquidos a través de aguas residuales, a causa de una red de acueducto y alcantarillado que ha sido rebasada por el crecimiento poblacional.

Igualmente, se adoptan medidas desde el ordenamiento poblacional para evitar que se ubiquen letrinas cerca de las fuentes de abasto de agua y al mismo tiempo para garantizar que cada nueva vivienda que se edifica cuente con este tipo de servicios.

La protección de la atmósfera respirable en Contramaestre, es prioridad en el entorno municipal del medio ambiente, a partir de la vigilancia de los por cientos de partículas que se emiten a diario a la atmósfera, desde el molino de piedra de la zona de La Gloria y la industria azucarera del central América Libre.

La cuenca hidrográfica del río Contramaestre, perteneciente al complejo geográfico Cauto del Oriente de Cuba, es otra de las zonas que se ubica en el nivel de atención de las autoridades locales, toda vez que se precisa continuar eliminando las fuentes contaminantes que vierten desechos en ella, afectando la calidad del agua.

Medio ambiente
Medio ambiente erosionado

Las acciones locales encaminadas a respaldar este ultimátum por la preservación de la humanidad en Contramaestre, se expresan actualmente en: la ocupación del Centro Universitario Municipal en investigaciones aplicadas a grandes empresas del municipio, el encargo al sector educacional de la siembra de posturas de árboles maderables y frutales por los estudiantes y la reforestación de 112 hectáreas de terreno en las fajas hidrorreguladoras del municipio.

La aleta por la vida fue hecha por Fidel Castro hace 17 años en Río de Janeiro. La preocupación por la vida futura se hace más evidente en este pedacito de Cuba; en donde se trabaja intensamente para el aumento de la zona boscosa de Contramaestre, la rehabilitación de los sistemas de tratamiento de residuales en los centros educacionales internos y en el central América Libre, con el interés de legar a las futuras generaciones de ciudadanos un territorio ecológicamente preparado para perpetuar la vida humana.

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *