Sustitución de importaciones, una prioridad en Cuba

La sustitución de importaciones para los agricultores es una prioridad desde hace varios años en Cuba. No emplear altas sumas de moneda libremente convertibles en materias primas y alimentos adquiridos en el mercado internacional al tiempo que posibilita explotar más la tierra con ese fin.

El 2017 fue el año en el que la Agricultura de Contramaestre recibió la buena noticia de que en este municipio de la región oriental de Cuba, se montaría una planta de beneficio de granos por los altos volúmenes de maíz y frijol que para ese entonces se producían.

Un año después, en el mes de enero se inició el movimiento de tierra de lo que sería la planta de beneficio de granos más grande del país y única de su tipo en la provincia de Santiago de Cuba.

Comenzando el 2018 ya se contaba en con financiamiento para esta decisiva obra industrial que beneficiaría a los productores de maíz y frijol de 24 estructuras de base de la agricultura en Contramaestre”, afirmó Antonio Almenares Atencio, director del referido centro de beneficio.

La planta que se monta en Contramaestre tiene un valor de más de 6 millones y medio de pesos y su inversionista principal es la empresa agroindustrial de Palma Soriano, se suman además tres empresas constructoras y dos centros de proyectos”, agregó Almenares Atencio.

El objetivo de esta colosal industria agrícola para el beneficio está bien sustentado. Contramaestre y su agricultura se ubican como el municipio mayor productor de maíz de Cuba y donde se cosechan tambien volúmenes considerables de frijol.

planta de granos en Contramaestre
Montaje de un área de la planta de granos.

El oriente de Cuba se industrializa

Contramaestre es el municipio escogido para el montaje de la planta de beneficio de granos de la provincia de Santiago de Cuba, pero es un hecho la mirada para industrializar los territorios del oriente de esta isla caribeña.

Las provincias Las Tunas, Granma y Holguín también tienen planta de beneficios de granos respectivamente.

Este tipo de industria posibilita que el maíz alcance los niveles de secasión establecidos para la elaboración del pienso animal y el frijol logre no sobrepasar el 15 por ciento de humedad para ser conservado con destino a la alimentación.

Cada año Cuba invierte sumas millonarias de sus finanzas para importar a la isla miles de toneladas de ambos productos con esos mismos fines. Una vez implementada las políticas de entrega de tierras ya se aprecian resultados en la explotación consecuente por personas naturales y jurídicas y el establecimiento de la sustitución de importaciones como una necesidad económica para el país.

se fortalece la industria en Contramaestre
Disímiles obras se alzan allí para hacer de Contramestre, otra vez, el granero de Oriente.

A las puertas otra industria de Contramaestre

Con la ejecución y montaje de la planta de beneficio de granos en Contramaestre muchos han sido los obstáculos que ha tenido que sortear la agricultura en este territorio agrícola.

Hoy a tres meses de su fecha de terminación, la industria se erige majestuosa. Tres brigadas constructoras de Santiago de Cuba y una de la industria azucarera tienen como meta culminar en abril del 2020.

Varios objetos de obras civiles están concluidos; otros como el almacén de los granos se le dan los últimos toques para su entrega y el montaje de los silos recibe un impulso mayor para entregar la planta en la fecha pactada.

A partir de ahí Contramaestre contará con la cuarta industria agrícola, tres de las cuales destinan sus producciones a la exportación.

A pesar del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos a la mayor de la Antillas, Cuba se desarrolla desde la punta de Maisí al cabo de San Antonio, haciendo de la sustitución de importaciones una prioridad para el país.

Meycis Rodríguez González

Meycis Rodríguez González

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *