Sin prisas pero sin pausas, la fórmula del éxito

Una reunión de trabajo entre integrantes de los Consejos de Defensa Provincial y Municipal ayer en Contramaestre, sirvió para ilustrar una vez más la trascendencia práctica del concepto “Sin prisas pero sin pausas”, expresado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, desde años atrás.

Presidida por el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Santiago de Cuba, Lázaro Expósito Canto, el territorio de Contramaestre fue objeto de evaluación del cuadro higiénico epidemiológico, las acciones contra el mosquito Aedes Aegyipti, el cumplimiento de los principales planes económicos y de servicios, la producción de alimentos en la agricultura, el Programa Materno Infantil, la construcción de viviendas y las inversiones.

No obstante recibir un reconocimiento por la constancia y los positivos resultados en la batalla contra el nuevo coronavirus, otras tareas y compromisos que no pueden dejarse para después fueron criticadas en sus resultados, y objeto de recomendaciones para enrumbar por buen camino.

Sin prisas para evitar la improvisación y las chapucerías, pero sin pausas para dar cumplimiento cada vez más rápido a las insatisfacciones del pueblo, deben marchar las tareas de la construcción de viviendas, de células básicas y la erradicación de pisos de tierra en Contramaestre, que presentan atrasos.

Un asunto en el que debe primer la sensibilidad y el accionar práctico, para no dejarlo en un segundo plano, resulta la atención a las madres solas con niños o con familias numerosas que no cuentan con viviendas confortables y en algunos casos viven en condiciones precarias.

La dirección del Partido y el Gobierno en la provincia de Santiago de Cuba, indicó revertir la negativa situación de que solo se ha construido una célula básica que recibe materiales subsidiados por el estado cubano, de un plan de 69 aprobadas para el presente año.

También se indicaron acciones para evitar las justificaciones y borrar la pírrica cifra de solo unos 500 pisos de tierra eliminados hasta la fecha, de un plan 2 mil 500 para el presente.

Detrás de ese lunar feo que el gobierno central se ha empeñado en borrar de la realidad cubana, a través de un Programa Integral Nacional de Construcción de Viviendas, existen personas necesitadas de mejores condiciones de vida.

Durante el intercambio entre las estructuras de Consejos de Defensa Municipal y Provincial, se recomendó examinar minuto a minuto y con mayor rigor por parte de las autoridades gubernamentales de Contramaestre, las negativas consecuencias de los impagos a los productores porcinos y de ganado menor, que se estiran por cerca de 7 meses ya.

La consecuencia negativa de los impagos, es la disminución de la presencia de proteína animal en los mercados locales y en las industrias procesadoras de alimentos. Hasta la fecha, parte de las deudas por este concepto desde las empresas provinciales, alcanzan los 12 millones de pesos solo en el caso de los porcinos.

Tiene que lograrse mejor integración entre las entidades y factores del municipio para involucrar a quienes tienen capacidades constructivas, de producción de alimentos, de prestaciones de servicios y de soluciones a trámites de la vivienda, para que las tareas que recibieron las justas críticas en los ordenes de la construcción y la producción y comercialización de alimentos, muestren mejores resultados en los meses sucesivos.

Las capacidades del estado cubano, de la misma forma que el mundo actual sumido en la inmovilidad por una pandemia sin precedentes, se ven menguadas y dependen en mucho de las inteligencias y esfuerzos de los territorios, para sostener estables los niveles y calidad de vida del pueblo.

La prioridad en las tareas, la dosis de sensibilidad elevada ante los problemas que atañen a las personas, el examen riguroso de las causas de los incumplimientos y de los planes, la negativa a aceptar las improvisaciones y el delito, la comunicación cada vez más amplia con el pueblo y los trabajadores y la marcha unida en torno a los propósitos más importantes de Contramaestre, son algunas de las fórmulas para sostener el paso que hace falta hoy más que nunca.

Sin prisas, pero sin pausas continúa siendo la fórmula para el éxito del Socialismo en Cuba.

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *