Sí por Cuba desde Contramaestre

Orlando Concepción Pérez fue reportero de prensa en los tiempos de la República Neocolonial (1902-1958); conoció de primera mano las características de las elecciones que se hacían en Cuba. Falleció el 1 de noviembre de 2010 en su Contramaestre natal, uno de los municipios de la provincia Santiago de Cuba.

En el año 2010 le hicimos esta entrevista; sus respuestas conservan total vigencia en tiempos donde los cubanos decidiremos en las urnas, el 24 de febrero próximo, el país que queremos tener en términos constitucionales.

Los medios de prensa extranjeros consideran las elecciones en Cuba una farsa. ¿Comparte usted ese criterio?

 “Nací en 1932 bajo la tiranía de Gerardo Machado. Desde los 9 años contemplé el robo de urnas, el fraude electoral, cuando los ahora amantes de las elecciones a su manera callaban frente a la politiquería corrupta”.

“Nadie se ha acercado a mí para que vote. Lo hago por convicción; la mayoría del pueblo también. ¿Más democracia? Sí, siempre se puede más. No se me ocurre ahora cuál más, porque la que tenemos pone la dignidad plena del hombre en el centro de todas sus acciones”.

“Los cubanos no son mancos mentales; no se dejan engañar por esa prensa vendida al imperialismo yanqui. Pueden escribir y decir lo que quieran, ya no son los tiempos de las bayonetas y los guardias rurales. Ahora el pueblo manda”.

Otro argumento señala que los cubanos acuden a las urnas, obligados y no por convicción cívica. ¿Es cierto eso?

“Yo vi a un policía poner su bayoneta en el vientre de una mujer en 1940, yo tenía solamente 8 años, eso no se olvida, ella dijo en voz alta que no iba a votar por Batista”.

 “El voto en Cuba revolucionaria no es obligatorio. No hay sanciones penales por no votar. Quien diga que está sancionado por eso, es un mentiroso”.

“Como cubano, como ser activo, dada mis condiciones de historiador, narrador y martiano, acudo al colegio electoral, y bien temprano, por propia convicción, ejerzo un derecho en lo que considero el cumplimiento de un sencillo deber. Si aparece un obligado, me gustaría conocer su nombre y dirección, para descalificarlo como ser humano, lo que es igual a “mentiroso”.

¿Por qué Estados Unidos y la disidencia se empeñan en desacreditar cualquier elección en Cuba?

 “La opinión de los llamados disidentes que reciben una “mesada” cada mes de la embajada de Estados Unidos, en La Habana, carece de impacto en el pueblo de Cuba. Son quienes son. Hartos conocidos, sin importar sus nombres. El apoyo o no al proceso revolucionario es una opción. (…) Mientras no se cambie la ley electoral, es un derecho de todo el pueblo”.

“Sólo un cretino es capaz de negar el liderazgo que Fidel y Raúl Castro han ejercido sobre la mayoría de los cubanos. El cuento de que a ocho millones de electores unos cientos los obligan a votar, únicamente lo cree algún que otro aislado “manco mental”.

En medio del nuevo escenario electoral que vive Cuba, las valoraciones del escritor de Contramaestre, Orlando Concepción Pérez, nos convocan a ejercer un derecho ciudadano responsable. Sirva la memoria conservada en esta entrevista, de argumento sólido para dar el sí en el Referéndum constitucional del domingo 24 de febrero de 2019.

Arnoldo Fernandez Verdecia

Arnoldo Fernandez Verdecia

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *