Santiago Almaguer, un cimarrón de la décima

La musa Erato visita a Santiago Almaguer sin importar lugar ni hora. Ella lo asecha y logra que sus manos dibujen con palabras lo que ocurre a su alrededor, momentos, hechos, sentimientos e incluso lo que pareciera irrelevante convertido en décima.

Su alma de poeta cede voluntariosa ante el llamado de inspiración. Así cada día hace 80 años en el papel plasma lo que la traviesa musilla le susurra.

Sus décimas aun sin escuela han hecho de Santiago Almaguer un reconocido improvisador y decimista en Contramaestre. Su talento por naturaleza y devoción al género literario es admirable cuando escuchas su historia.

Adyanis Castillo Licea

Adyanis Castillo Licea

Webmaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *