Regalo de Cuba para sus hijos

Quizás todavía algunos piensen fuera de Cuba que el principio de que la Revolución no deja abandonado a nadie es una consigna vacía.

Pero si quienes piensan así hubieran tenido la vivencia de este reportero, su pensamiento de hoy sería otro.

A la nueva vivienda del matrimonio conformado por Víctor Sergio Mora y Niurka Ramírez, en los confines del Reparto Nápoles,  Contramaestre, provincia de Santiago de Cuba, llegué acompañado por un equipo de los máximos dirigentes de los Comités de Defensa de Revolución de este territorio en la noche del 17 de Diciembre.

La oscuridad de algunas calles y los terrenos húmedos no fueron obstáculo para llegar a una pequeña pero moderna construcción denominada hoy en Cuba célula Básica, construida para el matrimonio de referencia por los vecinos de su barrio.

reconocimiento-a-familia-de- contramaestre
Familia de Contramaestre recibe pegatina de vivienda construida por sus vecinos

Víctor y Niurka, ya tienen casa nueva. Gracias a su esfuerzo personal, al estado cubano que les otorgó por su enfermedad un subsidio de casi 100 mil pesos para que pudieran descansar en una vivienda con modernos servicios sanitarios, habitación, marquetería de última generación y cubierta sólida. Su agradecimiento no se hizo esperar.

Similar a la historia de Víctor y Niurka, se suceden a decenas en mi Contramaestre por estos días. También decenas de millones de pesos se utilizan para subsidiar a los más necesitados y que no cuentan con viviendas confortables. Entonces es una verdad rotunda. En Cuba, la Revolución no abandona a ninguno de sus hijos.

familia-de-contramaestre
Familia de Contramaestre recibe el apoyo de sus vecinos

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *