Reconocen derechos de la mujer rural cubana

Deris Yipsi Suárez del Toro es una joven del sector cooperativo en Contramaestre. Ella creía que como mujer opinar críticamente en reuniones, exigir el cumplimiento de contratos u otras cuestiones de trabajo era normal en todo el mundo.

Por el proyecto Enlace Cooperativo, insertado en la Cooperativa de Créditos y Servicios Romárico Cordero a la que pertenece, tuvo la oportunidad de intercambiar con mujeres campesinas de la República Dominicana y apreció notablemente los derechos y garantías que disfrutan las cubanas.

“Fuimos muy bien recibidas, apunta. Sostuvimos un grato intercambio donde pudimos visualizar las realidades de ambos países. Sí debemos destacar, que las realidades políticas y sociales no son parecidas a las nuestras. Las mujeres jóvenes cubanas tenemos que dar gracias a la Revolución por los derechos que hoy tenemos”.

Como parte de la visita compartieron con la organización CONAMU (Consejo Nacional de Mujeres). En ella se potencia el trabajo de la mujer campesina y propicia capacitaciones a productoras. Sin embargo, “vimos que en muchos casos esas mujeres no son propietarias de tierras, existen los desalojos, no tienen un mercado seguro para sus producciones porque el libre comercio que existe impide a los pequeños agricultores vender con más facilidad”.

Durante la estancia en este país caribeño se acercaron también a las fiscalías de los distritos. Allí le impactó las historias de violencia que sumen a las mujeres dominicanas.

“Ante ese panorama recordé que ando libre en mi barrio a cualquier hora y no tengo miedo. Las cubanas además tenemos varias organizaciones que nos protegen como campesinas, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Hasta el año 2018 según cifras oficiales, más de 20 mil mujeres rurales en Cuba poseen la propiedad de sus tierras y tienen las mismas oportunidades y posibilidades que los hombres en cuanto a salario, cargos, capacitación e incluso mayor opción de acceder a las tierras.

“Yo soy una joven, mujer, madre y campesina. Me siento feliz de ser cubana, siento que a veces nos quejamos demasiado, pero al conocer que países hermanos aún luchan por cuestiones que ya hemos logrado me doy cuenta que no podemos perder lo que tenemos.

Aunque Deris Yipsi sigue siendo de las que aboga por perfeccionar el grado de satisfacción de las mujeres que trabajan la tierra, ahora es otra de las voces que exhorta a preservar conquistas femeninas que en Cuba parecen normales, pero que costaron sangre y no se disfrutan en todas parte del mundo.

 

 

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *