Proyectan seguridad alimentaria en Contramaestre

De los proyectos para la seguridad alimentaria no se escapan ni los más recónditos lugares de Cuba. En Contramaestre, grandes extensiones de tierra fértil esperan por los brazos y la inteligencia de los agricultores,  que se empeñan todos los días en las labores de siembra y cosecha.

En estos empeños de la seguridad alimentaria, transitan con optimismo agricultores de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Gabriel Lamoth Caballero de la localidad de Bungo 7, dentro de la zona citrícola de Contramaestre.

contramaestre-maquinaria-seguridad-alimentaria
Máquina para moler plantas proteicas con destino a la alimentación animal

Precisamente, tomando como sede la añeja construcción de una inmensa y sólida instalación de un centro educacional que ya no se utiliza para estos fines, jóvenes agricultores se han empeñado en fomentar la cría de animales para la producción de carne con destino al consumo humano.

Es así que han florecido  en las instalaciones de la otrora edificación conocida como Bungo 7, un conjunto de locales acondicionados para la cría para cerdos, otros tantos para la colocación de modernas jaulas para la cría de conejos y otros espacios que albergarán a pollos de engorde, gallinas y pavos.

seguridad-alimentaria-jaulas-para-conejos
Jaulas para la crianza de conejos con destino al consumo humano

El proyecto, denominado Polígono Agroindustrial, está respaldado por la existencia de extensiones de tierra suficientes para la siembra de pastos, forrajes y plantas proteicas que complementen la alimentación que recibirán los animales.

En este caso, se proyecta iniciar muy pronto la cría de unos 500 cerdos que deberán alcanzar el peso de 90 kilogramos en cinco meses, para ser destinados a la comercialización. Igualmente, se proyecta la crianza de unas 3 mil aves de corral, que tendrán como destino la industria alimentaria.

seguridad-alimentaria-yuca-molida
Yuca molida para la alimentación animal

Está demostrado que en Cuba, donde hay buenos agricultores no hay fantasmas que asusten.

Y en Contramaestre, la gente que labra la tierra y se dedica a la crianza de ganado mayor y menor, no cree en cuentos de camino, de que los enemigos de la nación van a asfixiar a este pueblo o a rendirlo por hambre.

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *