Prevención y aislamiento, no vacaciones

Prevención y aislamiento, no vacaciones, es el concepto que manejan las autoridades del Ministerio de Educación de la República de Cuba, al indicar el receso de las actividades escolares en todo el país para proteger a los grupos poblacionales de niños, jóvenes y adolescentes de la incidencia de la COVID – 19.

Maricel Hechavarría Gé, Subdirectora Municipal de Educación en Contramaestre, explica cómo se ha procedido en este municipio del Oriente de Cuba al decretarse el cierre de los centros escolares:

Periodista: Cómo se ha organizado el sistema de educación municipal en Contramaestre, con vistas a enfrentar la pandemia de la COVID-19?

Maricel Hechavarría: Desde que recibimos las primeras indicaciones del Ministerio de Educación, a inicios del mes de marzo, sobre a prevención contra la COVID, se organizó un grupo temporal de trabajo integrado por los jefes de educaciones a todos los niveles. Se indicó colocar de inmediato los baños podálicos en todos los centros educacionales, comenzar a controlar y enviar al Médico de la Familia a todos los escolares con síntomas catarrales, para ser evaluados o remitido a instalaciones hospitalarias o ser controlados en sus hogares.

En todo momento se controló a cada niño enfermo y se evaluó con las familias el cumplimiento del tratamiento médico orientado.

Se cumplieron acciones de capacitación sobre como enfrentar la COVID -19, y se controló en los centros el cumplimiento de las medidas higiénicas.

P: Se han cumplimentado nuevas medidas en días recientes?

M: Si como no. Al estar en sintonía con las Mesas Redondas Informativas de la Televisión Cubana y nuestro Ministerio, pues las medidas particulares se han incrementado y perfeccionado. Comenzamos a examinar las aulas con hacinamiento hasta que llegó la determinación de cerrar los centros escolares, excepto los Círculos Infantiles.

A partir de ahora, los maestros y profesores orientaron tareas escolares, objetivos a desarrollar mientras están en casa, las que se complementan con las Tele clases orientadas, para que sean visualizadas en las casas por los estudiantes.

Posteriormente, al normalizarse la situación higiénica, se adoptarán procedimientos de control y evaluación para consolidar los objetivos educativos.

Por su parte, los profesores ejecutarán tareas de autopreparación, planificación de clases, rediseñar los procesos de enseñanza para recibir de nuevo a sus estudiantes.

P: La estancia de los niños en los hogares en medio de período escolar es algo sumamente complejo. Qué le pediría usted a los padres en esta coyuntura?

M: A los padres tenemos que pedirle en estos momentos su contribución y consagración a ese pequeño que pasa a una modalidad a distancia y con ayuda de las Tele clases. Esta etapa se ha diseñado para aislar y proteger a los estudiantes, no para invertirla en juegos colectivos, ni para que deambulen por las calles. Para utilizar con eficiencia los libros de texto que deben llevar a las casas, incluso para desarrollar algunas actividades de juegos mínimos, pero siempre dentro del hogar.

En los casos del nivel de preuniversitario, los estudiantes se prepararán con las tele clases para las pruebas de ingreso a la Universidad, tarea a la que deberán estar consagrados también los padres.

El niño no se debe sentir ni aburrido ni cansado, por lo que los padres deben crearle un sistema de vida en el hogar para articular su continuidad de estudios. En este caso, mamá, papá y abuelos se convierten en abuelos.

Toda la familia debe estar atenta a que e visualicen las tele clases en la etapa entre el 30 de marzo y el 17 de abril en el presente año.

Las medidas de prevención son pocas ante esta epidemia, por lo que deben limitarse las visitas a casa.

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *