Patria, el periódico de José Martí

Un 14 de marzo de 1892 el líder cubano José Martí creó el Periódico Patria. Medio de prensa plana al servicio del Partido Revolucionario Cubano que tenía frecuencia semanal y un costo de 5 centavos. Un siglo después, en 1992, la Revolución de Fidel Castro decidió instituir el Día de la Prensa Cubana en homenaje a aquella fecha paradigmática del periodismo en Cuba.

En nuestro artículo analizamos los diferentes momentos que llevan a José Martí a crear un partido diferente a los tradicionales de la época. Sería un periódico propio, para hacer campaña independentista, para unir y explicar el proceso de la nueva etapa de lucha.

 Martí sueña un partido en 1882

José Martí advierte tempranamente a Máximo Gómez desde Nueva York, en carta del 20 de julio de 1882, sobre la necesidad de un partido de la Revolución. Una organización capaz de atraer a indecisos, simuladores, anexionistas y aquellos sin fe en la independencia de Cuba.

Martí le pregunta a Gómez: “¿Cómo evitar que se vayan tras ellos todos los aficionados a una libertad cómoda, que creen que con esa solución salvan a la par su fortuna y su conciencia?”

El centro lo pone en las ideas y fundamentos de la nueva etapa de lucha, donde deben juntarse los “hilos que andan sueltos”, para que el país “vea surgir como un grupo compacto, cuerdo;  y activo a la par que pensador, a todos aquellos hombres en cuya virtud tienen fe todavía”.

Ese partido que comunicaba Martí a Máximo Gómez debía ser, según sus palabras: “elocuente, erguido, moderado, profundo, (…), que inspire por la cohesión y modestia de sus hombres, y la sensatez de sus proyectos, una confianza suficiente para acallar el anhelo del país (…)”

Entre esos proyectos estaba un periódico que aún no tenía nombre, uno capaz de comunicar cuáles eran los “líderes naturales e ingenuos” que debían liderar la Revolución. Un medio al servicio de las formas y fines para lograr la independencia de Cuba.

Un partido con propósitos respetables

La idea de un partido para conseguir la independencia de Cuba, Martí la retoma en carta a Juan Ruz, fechada en Nueva York, el 20 de octubre de 1887. Estaba plenamente convencido de la necesidad de un instrumento político de amplio alcance y con sólidas bases populares, donde la comunicación social fuera unos de sus pilares claves.

Había vivido personalmente el fracaso de la Guerra Chiquita, el Plan Gómez Maceo; conocía  los intentos aislados de Ramón Leocadio Bonachea, del propio Antonio Maceo. Estaba convencido que el partido debía tener autoridad, y “con los tamaños necesarios, y favorecidos por la hora, servir a la Patria con la dignidad que merece”.

En la manera de servir tendría un rol esencial, un periódico que explicaría las ideas y formas prácticas que unían el amor a la causa. Un medio que atrajera a los perezosos, indecisos, a los que no tenían argumentos, a los humildes, a toda persona de bien, con fe en la independencia de Cuba.

El periódico aún no tenía nombre, pero Martí está convencido de algo, debía ser un órgano  para explicar con claridad los empeños de la nueva etapa de lucha. Un medio con una finalidad precisa: demostrar que el partido de la Revolución era un “cuerpo junto con propósitos respetables en vez de temibles (…)”

  El periódico del partido

El 16 de diciembre de 1887 José Martí escribió a Máximo Gómez, a nombre de todos los cubanos de la emigración. Le propuso se colocara al frente del ramo de la guerra, pues nadie como él, podía hacerlo con la dignidad que el pueblo quería.

Así le dice: “La revolución surge, y nosotros podemos organizarla con nuestra honradez y prudencia, o ahogarla en sangre inútil con nuestra torpeza y ambiciones”.

En la misiva, Martí señala que debía impedirse que “con la propaganda de las ideas anexionistas se debilite la fuerza que vaya adquiriendo la solución revolucionaria”.

Esa propaganda necesitaba de un periódico para combatirla a pensamiento, con ideas argumentadas, proyectos prácticos. Una publicación donde pudiera verse el espíritu revolucionario y los cubanos tuvieran fe máxima en ella.

La idea del periódico madura completamente en el modo de pensar martiano. Por eso cierra la carta a Gómez con estas palabras: “Séanos dado, (…) fundar”. Todo estaba listo para la creación del periódico de la Revolución.

 Patria: el periódico de la Revolución

El sábado 14 de marzo de 1892, José Martí hizo público el primer número del periódico que ya tenía un nombre: Patria. Fiel al compromiso madurado desde 1882, dejaba claro el propósito fundamental del órgano de la Revolución: “que a la hora del peligro, vele por la libertad, contribuya a que las fuerzas independentistas sean invencibles por la unión, y evite que el enemigo nos vuelva a vencer por nuestro desorden”.

Patria salía como semanario en una edición de cuatro páginas. Al precio de cinco centavos, era distribuido por correo y fue financiado por el propio Martí, los tabaqueros de Tampa, Cayo Hueso e intelectuales y amigos de Nueva York.

El Maestro escribía casi todos los artículos, reseñas, semblanzas de los primeros números. Formaron parte de su consejo editorial, el escritor Gonzalo de Quesada, el puertorriqueño Sotero Figueroa, tipógrafo y escritor y también los intelectuales cubanos: Benjamín J. Guerra, Francisco de Paula Coronado y Rafael Serra.

Entre 1892-1895 Martí lo dirige con aguda inteligencia. No deja de comunicar el deber de Cuba en América, el papel de su independencia en el equilibrio del mundo y la necesidad de informar la guerra americana que los cubanos libraran por el bien de la humanidad en la historia moderna.

Cuando se produce el estallido independentista en Cuba, días después, Martí asume la condición de corresponsal de Patria desde Cuba. Orienta la política editorial del diario, hace recomendaciones y logra que todos los sábados llegue a sus lectores.

Al morir el Apóstol, Patria se mantuvo por tres años más. Su última publicación está fechada el sábado 31 de diciembre de 1898.

El periódico de Martí queda como paradigma de lo que debe ser una publicación revolucionaria y a partir de 1992 se toma la fecha de su primer número como Día de la Prensa Cubana.

Arnoldo Fernandez Verdecia

Arnoldo Fernandez Verdecia

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *