Orlando Pantoja: De humilde guerrillero a héroe de la patria

El día 2 de octubre de 1933  nació Orlando Pantoja Tamayo (Olo) en Maffo,  entonces barrio del término municipal de Jiguaní. Como recordación al mártir inicia   hoy la jornada que lleva su nombre y celebra el aniversario 84 de su natalicio;  la misma se extiende hasta el 8 de octubre, fecha  en que se conmemoran 50 años de su muerte en combate. Había cumplido 33 años de edad.

Intercambiar con quienes vivieron junto a  Olo es volver en la memoria a sus años de vida. Isela Pantoja Tamayo (Chela), combatiente guerrillera del Tercer Frente Oriental y hermana de Olo, nos comenta orgullosa:
“Olo nació en la casa con comadrona, aquí no había Hospital. Era un joven extraordinario, Olo tenía una visión: él conoció a Fidel en una reunión en Bayamo y cuando le preguntaron quién era, dijo: ¡El hombre que va a salvar a Cuba!. Olo fue un hombre de suerte porque siempre estuvo con el Che, los enterraron juntos en Bolivia y está a la izquierda del Che en Santa Clara. Yo estoy muy orgullosa de èl”. (Escuchar  en el siguiente audio, testimonio de Chela)

Desde Maffo y Contramaestre,  Olo trabajaba activamente en la dirección de propaganda y sabotaje del Movimiento 26 de Julio (M-26-7). En octubre de 1957, se incorpora al campamento de La Plata bajo las órdenes del Comandante Guevara. Por el estricto cumplimiento del deber, el Che Guevara le otorga los grados de capitán.
Desde el mismo triunfo de la Revolución,  Olo se desempeña en Las Villas como Jefe del Regimiento Leoncio Vidal. En 1963 pasó a ser jefe del Departamento de Vigilancia de Puertos, Aeropuertos y Costas. En octubre del mismo año participó en la fundación de las Tropas Guardafronteras, de las cuales se le considera su primer jefe.
En diciembre de 1966, por solicitud propia, se une a la guerrilla del Che Guevara en Bolivia. Se destacó siempre, hasta su muerte en combate aquella tarde del 8 de octubre de 1967, en que pasó de humilde guerrillero a héroe de la Patria. Al día siguiente, asesinaron al Che en la escuelita de La Higuera.
En una esquina de Maffo se encuentra, convertida en museo, la casa donde Olo nació hace 83 años. Ella atesora objetos y la memoria del mártir, del “hijo ilustre de Contramaestre” como lo designó el Comandante Fidel Castro cuando inauguró el Hospital que lleva su nombre. El inmueble recibe a foráneos y lugareños interesados en la historia local.
En este octubre llegarán nuevamente jornadas de recordaciones para Orlando Pantoja, un hombre que encarna la ética, la moral y las fuertes convicciones revolucionarias de los cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *