María Antonia, una leyenda de la ganadería

María Antonia Pujols Bravo es una leyenda de la ganadería, que vivió durante muchos años en el poblado de Romana VII, en el municipio de Contramaestre.

En su finca «El Alcázar» desarrolló con éxito la cría de diversas especies de animales, cruzamientos genéticos, aves de corral y plantas exhóticas. Con tales actividades logró que su finca se distinguiera como una de las mejores de Cuba y Latinoamérica.

A esta mujer también la une la historia con el líder eterno Fidel Castro. Con él compartió infancia, amistad, pensamiento revolucionario y en varias ocasiones recibió en su hogar.

Con poco más de 90 años, en el mes de julio de 2018 el pueblo de Contramaestre se unió al dolor de sus familiares, cerca de 60 trabajadores y gran cantidad de amigos que la despidieron físicamente en la Galería de Arte René Portocarrero del municipio.

ganadero
Jaime Fonseca, importante ganadero de Contramaestre

La guía de «El Alcázar», disciplinada y exigente mujer. Con una extraordinaria rectitud en el carácter, maestra para muchos ganaderos del país dejaba una impronta en la ganadería válida para continuar y preservar.

Uno de sus más avezados alumnos en Contramaestre, que aún siente su partida física, es Jaime Fonseca Rojas, un ganadero que en  su finca «La Gloria» intenta materializar los conocimientos que de María Antonia aprendió. Así cuenta sus experiencias al lado de esta legendaria mujer.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *