La voz del líder José Antonio Echeverría

La voz de José Antonio Echeverría se encarga, año tras año, de revivir la historia del 13 de marzo de 1957; con la alocución dando a conocer al pueblo de Cuba que miembros del Directorio Revolucionario habían puesto fin a la dictadura de Fulgencio Batista.

Así se evoca el acontecimiento histórico en el que, de forma simultánea, jóvenes revolucionarios atacaron el Palacio Presidencial y tomaron Radio Reloj. Pero quizás usted nunca haya cuestionado cómo es que se conoce de esa alocución si en aquel entonces Radio Reloj no grababa su programación diaria.

Fue en los primeros días de marzo de 1963 que se descubre una grabación distorsionada en la que se podía escuchar el reporte de Radio Reloj sobre el ataque a Palacio y las que parecían ser las palabras de José Antonio.

La cinta la llevaron ante Faure Chomón, quien era Ministro de Comunicaciones en aquellos años, y otros combatientes revolucionarios. Mientras la escuchaban, uno de los integrantes del Directorio Revolucionario al notar que la voz de José Antonio Echeverría se oía muy rápido y deformada, le puso un dedo para reducir la velocidad.

Cuentan que algunos de los presentes no pudieron resistir la emoción, y todos reconocieron la voz del líder estudiantil caído el mismo día de la acción cuando hablaba al pueblo palabras comprometidas que no logró terminar: “Pueblo de Cuba, en estos momentos acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el dictador Fulgencio Batista. En su propia madriguera del Palacio Presidencial, el pueblo de Cuba ha ido a ajustarle cuentas. Y somos nosotros, el Directorio Revolucionario, los que en nombre de la Revolución Cubana hemos dado el tiro de gracia a este régimen de oprobio. Cubanos que me escuchan: acaba de ser eliminado…”

Un esmerado trabajo de técnicos de la radio permitió que la grabación se escuchara desde 1963 tal como se transmite cada año, sin embargo, quién la grabó sigue siendo una incógnita.

A 63 años de la toma de Radio Reloj y el asalto al Palacio Presidencial, el histórico llamado al combate sigue emocionando a las nuevas generaciones y hace revivir las audaces acciones del 13 de marzo de 1957. También vuelve al recuerdo del estudiantado aquel joven de solo 24 años que ofrendó su vida en la lucha contra el régimen batistiano que oprimía a los cubanos.

Entonces su ejemplo inspira a sus contemporáneos a defender esta Cuba que otros compañeros suyos conquistaron y que él no pudo disfrutar, pero que es sin dudas, la que él había soñado.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *