La noche de los valientes de Contramaestre

A las 3 y 30 de la noche – madrugada de este domingo 21 de junio, la tranquilidad del poblado de Baire, municipio de Contramaestre en el Oriente de Cuba, se estremeció por un suceso inusual a causa de la llegada de los 2 valientes.

Una carga de altruismo, corazones henchidos y heroísmo se abrió paso entre la multitud de pobladores y posó su humanidad en el Parque Histórico de Baire, donde hace 125 años se dio el grito de independencia del 24 de Febrero.

Ocho fueron los médicos y paramédicos valientes de la provincia de Santiago de Cuba, que regresaron sanos a la patria que les vio nacer, y en correspondencia con su valentía fueron recibidos por las autoridades provinciales y municipales de Salud Pública, del Consejo de Defensa Municipal y de sus compañeros de labor.

Dentro de ellos, Osmar Andino Mojena e Ibrahín La Rosa Aguilera, dos contramaestrenses integrantes del Contingente Henry Reeve para atender damnificados de desastres.

Apenas un estrechón entre los brazos de la familia que les esperaba, y llegaron los reconocimientos por la tarea cumplida en Crema, Lombardia.

Las palabras del Doctor Jorge Luis Fraga Novella, Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Contramaestre a nombre del Consejo de Defensa Provincial de Santiago de Cuba, enriqueció la tranquilidad de la noche en Baire.

Amanecía ya durante el Día de los Padres cercano a las 5 de la madrugada.

Tras media hora de congratulaciones, una nueva motivación movilizó a los presidentes. En los barrios de la ciudad, el pueblo esperaba a los embajadores de la salud en Crema. Andino, en Baire. Ibrahín en el reparto Lumumba de Contramaestre. Allí se rompieron los protocolos sanitarios. Cubanas y cubanos fundieron lágrimas con abrazos, como para demostrar que esta estirpe de humanos, puede más que cualquier pandemia.

recibimiento-medicos-valientes-contramaestre
Recibimiento a los médicos en los barrios de Contramaestre

 

Angel del Toro Fonseca

Angel del Toro Fonseca

Jefe de la redacción digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *