Juan Almeida, un apasionado de las letras

Un mulato serio, pero afable. Vestía de verde olivo pero no presumía de sus grados. Era el Comandante Juan José Almeida Bosque un hombre sencillo, de pueblo, un enamorado de la vida. El rebelde firme que no aceptó rendirse jamás, el artista y escritor de obras imperecederas como La Lupe y Dame un traguito.

El revolucionario que este 17 de febrero cumpliera 92 años supo quedarse en la memoria de los cubanos no solo por sus hazañas militares y políticas. Almeida dejó plasmado para siempre las memorias de lo acontecido tras el paso del ciclón Flora en Cuba en su libro Contra el agua y el viento, premio Casa de las Américas.

Igualmente de sus vivencias personales e investigación se conocen detalles de lo ocurrido en la Crisis de Octubre y el ataque mercenario por Playa Girón.

De las interioridades del Presidio Modelo, el Exilio en México y el Desembarco del Granma, escribió una trilogía.

En 1989 Juan Almeida escribe Sierra Maestra y Por las faldas del Turquino donde resalta la importancia de la lucha en esta parte de la Isla. Libros de obligada consulta para comprender las razones de la contienda bélica y la creación del Tercer Frente guerrillero que él comandó.

Aquel que también fuera albañil y limpiabotas no se limitó en el mundo de las letras. Incursionó también en la poesía y tuvo en la revista Bohemia un espacio para divulgar sus poemas.

De sus creaciones musicales, de carácter empírico, sobresalen más de 300 piezas interpretadas por hombres y mujeres de Cuba y el mundo. Con un éxito rotundo, abordan temáticas históricas y personales desde diversos géneros.

A la tenacidad de Juan Almeida Bosque y su acompañamiento a todos los procesos culturales del país le agradece Santiago de Cuba. Sobre todo, el canal Tele Rebelde en 1968 y los Estudios Siboney de la EGREM.

Ninguna de sus responsabilidades en diferentes etapas de la Revolución, menguó la sensibilidad artística y la pasión por el arte que profesó el Héroe de la República de Cuba. Ni estas a su vez restaron disciplina o valentía a sus tareas como Diputado a la Asamblea Nacional o vicepresidente del Consejo de Estado.

Es la historia del hombre, guerrillero, político, artista, padre, amigo, hermano que fue Juan José Almeida Bosque, la que lleva a la inmortalidad esa imagen suya que inspira, en estos tiempos, a no rendirse jamás.

 

 

 

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *