Jóvenes santiagueros en Campamento de verano

Unas cinco jornadas en la ciudad de los tinajones, Camagüey, vivieron 100 jóvenes destacados de Santiago de Cuba. Mientras que igual número de camagueyanos visitaron la más heroica de Cuba, como parte del Campamento Nacional de Verano Vívelo 2019.

En la tierra de El Mayor, depositaron una ofrenda floral en la plaza que lleva el nombre del patriota Ignacio Agramonte y le rindieron tributo. También llegaron hasta la maqueta de la ciudad donde conocieron aspectos de sus personajes, lugares y acontecimientos históricos en voz de Yahily Hernández Porto, corresponsal del periódico juvenil Juventud Rebelde.

jóvenes ofrenda
Jóvenes depositan ofrenda en Monumento de El mayor.

Como parte del amplio cronograma de actividades del Campamento, ahora en su cuarta edición, visitaron el parque de diversiones, cenaron en restaurantes de calidad y disfrutaron de discotecas nocturnas.

Una de las novedades para los santiagueros fue la de acampar a orillas de la playa Santa Lucía. Allí recorrieron centros comerciales, compartieron con los profesionales de la Empresa de Marinas y Naúticas, Marlin SA. Los mismos regalaron a los jóvenes los recorridos en Katamarán, bicicletas acuáticas y se bañaron en las aguas limpias y cálidas de esa costa.

playa
Intercambio con profesionales de la Empresa de Marinas y Naúticas, Marlin SA.

Otras andanzas de los jóvenes en campamento de verano

Otra de las paradas fue en la salina «El Real» de Camagüey. Allí se les explicó el proceso de obtención de cinco tipos de sal que en esa empresa se producen; encargada además de producir el cloruro de sodio que reciben por la canasta básica varias provincias cubanas.

Para conocer el accionar de la tropa de guardacostas llegaron hasta Punto Ganado donde se encuentra un puesto de mando en el cual laboran 13 jóvenes. Ellos velan porque no ocurran salidas ilegales del país, pesca ilegal, entrada de drogas y otros hechos.

puesto de mando
Diálogo con tropa de guardacostas.

Como actividad de despedida prendieron una fogata y compartieron con el grupo Golpe a Golpe auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz de la provincia central, los cuales ofrecieron audiovisuales y actividades culturales.

La experiencia vivida en Camagüey, como en cada edición de los campamentos de verano, son una oportunidad para estrechar amistades, compartir, visitar lugares recreativos y culturales, recorrer sitios de interés históricos y productivos.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *