Jóvenes camino a una comunidad de criptomonedas

No en pocas ocasiones observamos grupos de jóvenes que pasan horas en la zona wifi o frente al celular y cuestionamos su papel en la sociedad. Y es que aunque pequeño, florece en Contramaestre la compraventa de criptomonedas.

Los inversores del mundo cripto hablan del tema con un conocimiento asombroso. Confían plenamente en este tipo de negocio virtual y aseguran que los riesgos a los que exponen sus finanzas existen de la misma forma en la vida cotidiana.

La mayoría son jóvenes profesionales, ingenieros, médicos, estudiantes, que confiaron sus ahorros de 15 CUC como mínimo en una billetera cripto donde aseguran un 20 porciento de ganancias. Así tienen otro ingreso a parte del que generan con sus empleos estatales.

En este territorio sur oriental de Cuba la pequeña comunidad que mantiene operaciones en criptomonedas se favoreció con la informatización de la sociedad, la más reciente modernización de las redes; así como la apertura de las targetas magnéticas en moneda libremente convertible (MLC) donde se depositan sus ganancias una vez cambiadas.

Durante los meses más difíciles de enfrentamiento a la pandemia del nuevo coronavirus, los jóvenes que disponen de monederos virtuales afirman que sus ingresos aumentaron justamente porque al no poder salir de casa incrementó el comercio por internet a nivel mundial.

En la Isla aunque ninguna norma legal protege o impide hacer este tipo de operaciones virtuales, varios conocedores del tema refieren que se estudia acerca de ello y su posible implementación.

Lo cierto es que muchos jóvenes conocedores que parecieran improductivos conectados al celular, aseguran que las criptomonedas abren soluciones ante el aumento de las sanciones económicas de los Estados Unidos hacia Cuba por el hecho de que no se pueden bloquear ni rastrear. Confían en que pueden impulsar la economía del país y se mantienen optimistas en su uso futuro teniendo en cuenta ejemplos de naciones como Venezuela que dispone del Petro como su propia criptomoneda.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *