José Martí, escudo moral e intelectual de Cuba

No importa la identidad de los profanadores del símbolo, indigna el acto espurio con que trataron de escamotear el alcance del Héroe, El Maestro, El Apóstol, el Mesías, el Santo Milagroso; el hombre que está en todas partes y viene desde cualquier lugar.

Indigna porque desde una mediocridad mercenaria, quisieron manipular el culto a la estatua de José Martí regando sangre de cerdo sobre ella, que una maquinaria mediática extranjera se encargó de convertir en supuesta inconformidad de los cubanos con el programa martiano de la Revolución.

Pero que mal salió el guión. No calcularon la respuesta de un pueblo que tiene en Martí, su escudo moral contra todos los coloniajes que se nos pretendan imponer. Es el guía de la nacionalidad, el artífice de la Nación, el hombre que legó la fórmula del mejoramiento humano y la utilidad de la virtud como esencias de los seres humanos.

Por esas razones el pueblo de Contramaestre, en diferentes tribunas, ha expresado la paternidad de José Martí como creador intelectual de la Revolución Cubana, su político insignia, el mentor del mayor de los martianos de esta isla: Fidel Castro.

Martí es el símbolo que encarna mejor que ningún otro, el llamado al combate con las armas limpias y libres de la conciencia, siempre convencidos de que el honor y la dignidad de la Patria son los principios más elevados del Ser Cubano.

Hombres y mujeres virtuosos de Contramaestre lo tienen muy claro; asumen la estrella que ilumina y mata como semilla de victoria ante todos los imperialismos del mundo.

Arnoldo Fernandez Verdecia

Arnoldo Fernandez Verdecia

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *