Heladeros de Contramaestre van por más*

Desde el 2009, el Estado cubano viene incrementando el desarrollo local en los territorios con diferentes programas económicos que les permitan autofinanciarse y generar ingresos de forma sostenible, con el principio de que posibiliten la sustitución de importaciones a partir de la autogestión económica y su financiamiento con el fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes del lugar.

Este proyecto persigue la integralidad y la utilización óptima de los recursos humanos, naturales y materiales, objetivo fundamental del trabajo que realizan los Órganos de Gobierno en los municipios.
Para su desarrollo se tienen en cuenta los recursos sociales, culturales, históricos, institucionales y paisajísticos, para transformar la economía local.
En los municipios de la provincia de Santiago de Cuba, se materializan inversiones de acuerdo con las necesidades y características de cada territorio que contribuya a la diversificación económica, además de aprovechar los recursos de cada sitio.

Fábrica de Helados de Contramestre
Con las iniciativas de desarrollo local se incrementan varios proyectos, ejemplo, la Fábrica de Helado del municipio de Contramaestre, inaugurada el 13 de agosto de 2013, para homenajear el natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro, la que va marcando pautas en el despegue económico de ese territorio.  
Rodolfo Cabrales Pérez, director del centro fabril, afirmó: «Cuando comenzamos la producción, teníamos un plan de 350 galones diarios y en la actualidad hacemos 600 y un poco más y cuando se adquieran nuevos equipos continuaremos aumentándola para continuar satisfaciendo la demanda.
El directivo, afirmó que hacen cinco y hasta ocho sabores los que gozan de la aceptación popular y agregó: «tenemos la responsabilidad de abastecer al municipio de Tercer Frente y en algunas ocasiones a Palma Soriano y a Santiago».
Con un equipamiento procedente de Argentina y con cinco años de explotación, ellos logran estabilidad en su producción, la que se alcanza con el esfuerzo de sus trabajadores y el movimiento del Forum y la Anir para que no se pare la industria, que ya requiere de un cambio de equipamiento debido a su obsolescencia y agregó: «Adquirimos una cámara fría que garantiza la calidad del helado para su distribución, consistencia.
«En el plan de inversiones del año, se prevé la sustitución de equipamiento, pero mientras se moderniza la fábrica, tratamos de mantener funcionando los que tenemos para mantener el nivel de producción alcanzado, que está en unos 156 mil 500 galones de helado al año, aunque siempre llegamos a entregar unos 160 y 170 mil».
Para ese colectivo laboral es un reto cumplir con la cantidad asignada, sin embargo con mucho esfuerzo, dedicación y unidad materializan sus planes productivos y para conseguirlo se trazan una serie de medidas que incluye, si es necesario, la extensión de la jornada laboral.
«Hay veces que nos hemos quedado con un solo equipo y no hemos tenido problemas en la entrega del producto, por el hombre el centro no se paraliza», sentenció Cabrales Pérez.
«¿Compromisos para este año? son muchos, el principal cumplir y sobrecumplir el plan de producción y ahorrar al máximo los portadores energéticos, tratar de tener menos gastos con terceros para que la remuneración salarial del colectivo obrero no se afecte.
Los heladeros de Contramaestre no se detienen y van por más, ellos están conscientes de que su aporte al desarrollo local es necesario para que el municipio siga avanzando y continúe mejorando la calidad de vida de los lugareños.
*Tomado del Diario Sierra Maestra en su versión digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *