Estado cubano beneficia a niño discapacitado

Maidelina Meirel Torres es madre de un niño con una discapacidad físico-motora. Esta limitación implica una modificación sustancial de su vida. La dura realidad la tuvo en cuenta el Estado cubano, que no deja desamparado a ningún necesitado.

El pequeño está diagnosticado con una patología de parálisis, microcefalia, extravismo y hemiparesia del lado izquierdo. El poblado de América,del municipio de Contramaestre, Cuba, es testigo de esta situación familiar.

El otorgamiento de una célula básica habitacional, es un beneficio de gran impacto social para Maidelina Meirel. Una casa de 25 metros cuadrados de superficie habitable y con cubierta de hormigón para la protección de su hijo es una bondad que esta madre agradece.

Habitar la confortable vivienda le permite exhibir un rostro diferente; la expresión de gratitud es fiel reflejo de cómo el Estado cubano protege a las madres con niños discapacitados.

Moraima Zulueta Gómez

Moraima Zulueta Gómez

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *