El trabajador eléctrico también merece aplausos

Muchas veces cuando se va la energía eléctrica en Contramaestre, oriente de Cuba, no tenemos conciencia de detrás hay un trabajador eléctrico, un ser humano en condiciones de vulnerabilidad.

Esas personas que hoy también merecen un aplauso permanente en Cuba, trabajan durante las 24 horas del día, para asegurarnos un servicio, devenido conquista del pueblo cubano.

Hoy conversamos con un hombre que cambió la tiza y los libros, por el trabajo con la energía eléctrica, su nombre, Antonio Domínguez García, que nos narra en entrevista, cómo son las 24 horas de vida diarias de un trabajador eléctrico y la necesidad de valorarlos con más justicia.

Escuchar entrevista

Arnoldo Fernandez Verdecia

Arnoldo Fernandez Verdecia

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *