El regreso de Liudmila a las aulas

La joven Liudmila Fernández regresó a su profesión en las aulas como instructora de arte de la Brigada José Martí en la especialidad de Teatro, tras las medidas de incentivo salarial adoptadas por el país a mediados de 2019. Volvió, además, porque el amor por la creación artística le permite, más que encontrar el beneficio económico, sentir placer en su labor diaria.

Tras su retorno a las aulas para ser la profe, a la algarabía de los niños y a la diversidad de sus características, en el recién inaugurado Seminternado Ernesto Guevara de la Serna del municipio de Contramaestre, comenzó a pensar proyectos artísticos, inclusivos y de profundo compromiso social, que muy pronto superaron sus propias expectativas.

Creó el proyecto de espectáculo artístico “Una luz para crecer” donde integró a pequeños con actitudes y aptitudes; con esta consolidación recibe el apoyo de los docentes, la directora del centro educativo y de los padres.

Liudmila Fernández es consciente de que lo que no se valora hoy, en un futuro se lamenta; por eso cada día en la escuela junto a los que mañana pudieran ser artistas, es una nueva oportunidad para crear y fortalecer el arte y la cultura; una tarea que más que un esfuerzo es para ella una satisfacción que vale la pena.

Liliana Lorente Matamoros

Liliana Lorente Matamoros

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *