El Grito de Baire es un símbolo nacional

Baire es de esos pueblos esenciales de la historia de Cuba, allí la gente siente y vive la Historia como una pasión, un desborde de amor, cada pedazo de tierra, techo, calle, banco, vinculado al pasado es celosamente cuidado.

El 24 de febrero de 1895 José Martí lo llamó en el Manifiesto de Montecristi, Grito de Baire, en reconocimiento a la tradición que estaba surgiendo allí; de manera que la guerra de amor del Partido Revolucionario Cubano, creación heroica y ejemplar del Maestro, es la que hizo de Baire un símbolo mayor.

En la manigua redentora, si uno revisa la literatura de campaña escrita por los protagonistas, era normal celebrar cada 24 de febrero, el Grito de Baire.

La prensa construida por el mambisado, más de 50 periódicos promotores del acontecer revolucionario, así lo acuñó. Incluso diarios de España y Estados Unidos también reconocieron y compartieron ese simbolismo.

En los años de República desde 1902, hasta la década de 1960, venían a Baire las principales autoridades del país; allí se hacían paradas martianas de alcance nacional. Había desfile de caballería mambisa. El Movimiento de Veteranos y Patriotas tenía al Grito de Baire como una de sus fechas emblemáticas.

Cuba republicana, en todo su tejido espiritual, hizo de este Grito uno de sus símbolos fundadores.

Fidel Castro, el hombre que mejor interpretó el legado político de José Martí, en su Historia me absolverá, texto medular de la conciencia patria llamó al 24 de febrero, nuestro Grito de Baire; de manera que tenía claro algo, incluso así lo mantiene hasta su madurez plena, era parte de una tradición, como el 10 de Octubre.

Así que los símbolos vinculados a tradiciones que surgen y se consolidan en la conciencia nacional deben cuidarse porque son los que iluminan el sendero al futuro. Este 24 de febrero Cuba celebra el aniversario 125 del Grito de Baire; honor a los cubanos que creen en eso y se aferran a una tradición que nadie debe quitarle, ni negarle, independientemente del resto de los alzamientos que se produjeron en toda la Isla.

Arnoldo Fernandez Verdecia

Arnoldo Fernandez Verdecia

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *