El famoso árbol donde descansó el cadáver de José Martí

El polvo muchas veces intentó tragarse el carro;  otras, la pericia de Michel Sánchez, el chófer, nos libró de canarreos, cunetas peligrosas y desfiladeros agresivos. Pasamos Remanganaguas, El Sitio de la Virgen de la Caridad, La Sociedad…A la vista, la escuela José Martí sobre una pequeña loma a la derecha.  A la izquierda, el “Obelisco” donde está el tronco del Jobo legendario, que diera sombra al cadáver de José Martí en la noche del 19 para el 20 de mayo de 1895.

En aquella tierra, el cuerpo ensangrentado del Apóstol,  descansó por varias horas; dicen los lugareños que su sangre abona el lugar. Tomamos en nuestras manos pequeñas porciones de tierra sagrada e imaginamos a la columna española bajo la lluvia, en aquellas horas luctuosas para la Cuba insurrecta. Leer más aquí: Sabio negro de Estados Unidos en el Jobo Martí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *